Cómo hacer huevos de Pascua en casa, una receta sencilla

La nota se ha leído 3331 veces

MÉXICO.— Los huevos de Pascua se han vuelto una tradición del Domingo de Resurrección.

Y aunque forman parte de las celebraciones anglosajonas relacionadas con la Semana Santa, cada vez son más las familias que optan por tenerlos como parte importante en su celebración de Domingo.

Los huevos como mensaje de resurrección

Según cuenta la leyenda, un conejo quedó atrapado en el sepulcro de Jesús, y observó cómo la gente lloraba su muerte, lo que afectó al animal, quién también entristeció por la muerte de Cristo.

Este animalito se mantuvo cerca del cuerpo de Jesús y comprendió que debía ser una persona muy importante y querida por todos.

Por eso cuando el conejo presenció la resurrección de Jesús, comenzó a repartir huevos dorados entre la población; al no poder hablar, no encontró mejor manera de dar a conocer la noticia que de este modo.

Un símbolo de resurección

En los primeros años del cristianismo, consideraron al huevo como un símbolo de la resurrección de Jesús.

Por ello que en la Edad Media comenzaron a volverse parte de las tradiciones de Pascua.

En ese entonces se pintaban de colores los huevos de gallina o de pato, y se les consideraban objetos muy preciados.

Haz tus propios huevos de pascua sabor chocolate

Durante esta cuarentena, preparar huevos de pascua de chocolate es un es una actividad entretenida que puedes hacer en familia.

Ahora te decimos cómo hacerlos de manera rápida y sencilla.

Ingredientes:

– 500 g de chocolate con leche
– Moldes de huevo de pascua.
– Chocolate blanco (opcional).
– Confites de chocolate (opcional).
– Confites frutales (opcional).

Instrucciones:

1. Corta el chocolate con leche en trozos medianos y derrite 375 gramos a baño María.

Mezcla constantemente para atemperar el chocolate. Añade el resto del chocolate y mézclalo hasta que se derrita e incopore.

2. Tiene que quedar liso y sin grumos.

3. Una vez esté listo, debes verter en el molde con la ayuda de un pincel.

4. Una vez puesta la primera capa, refrigera durante 10 minutos.

5. Saca y añade con el pincel, otra capa de chocolate. Regresa al refrigerador por otros 10 minutos más.

6. Repite el proceso por tercera vez pero, en esta ocasión, déjalo en el refrigerador por un mínimo de 30 minutos.

7. Pasado el tiempo, desmolda y empareja las rebabas con un cuchillo.

Pinta los bordes con chocolate fundido para evitar que se vean o noten.

Coloca confites dentro y/o alguna sorpresa si lo deseas. Une ambas mitades.

8. Refrigera durante 10 minutos para que los huevos sequen completamente.

Deja un comentario