Crece obesidad en menores de localidades pobres

La nota se ha leído 1052 veces

CIUDAD DE MÉXICO.- La prevalencia de obesidad aumentó en los niños en edad escolar y en los adolescentes que viven en localidades con menos de 100 mil habitantes, donde se encuentra el 80 por ciento de la población más pobre del País, reporta la Encuesta Nacional de Salud (Ensanut 100k).

En 2012, la prevalencia de obesidad fue de 12.4 por ciento en los menores de 5 a 11 años de edad, y en 2018 subió a 15.3 por ciento.

En el caso de los adolescentes de 12 a 19 años, la prevalencia de obesidad pasó de 10.5 por ciento en 2012 a 14.2 por ciento en 2018, de acuerdo con el estudio elaborado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), que se presenta este viernes.

En los adultos también creció la obesidad, al registrar una prevalencia de 31 por ciento en 2012 y de 33.6 por ciento en 2018.

El patrón de aumento de obesidad más alto en las mujeres que en los hombres se mantuvo en esos seis años.

La Ensanut 100K reporta una disminución de la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad entre los niños menores de 5 años, ya que pasó de 9.5 por ciento en 2012 a 6 por ciento en 2018.

Expone que la prevalencia de obesidad es mayor entre los niños, adolescentes y adultos que no son beneficiarios de algún programa de ayuda alimentaria que entre quienes sí reciben ese apoyo.

Sin embargo, expone, los programas de ayuda alimentaria son insuficientes, pues sólo apoyan a cuatro de cada 10 hogares carentes de acceso a la alimentación.

“La obesidad es más frecuente en las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad por la coexistencia de factores como desempleo, alta disponibilidad de alimentos con bajo contenido nutricional, bajo nivel de seguridad alimentaria y menor acceso a servicios de salud”, señala la publicación.

La Ensanut 100k se aplicó en población que vive en localidades de menos de 100 mil habitantes en México, donde existe menor desarrollo e infraestructura y se encuentra el 80 por ciento de la población más pobre del País, de acuerdo con datos del Inegi, y entre beneficiarios del programa Prospera, que se aplicó en el sexenio del ex Presidente Enrique Peña Nieto.

En el estudio se explica que la transición nutricional que ha experimentado el País en las últimas décadas muestra el desplazamiento en el consumo de alimentos saludables por alimentos más densos en energía, azúcares y grasas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here