Insisten en reclasificación de tarifa de energía eléctrica para Tamaulipas

La nota se ha leído 1559 veces

Ramón Mendoza

Los recibos de luz se incrementan hasta en un 35 por ciento con la entrada en vigencia de las tarifas de verano, lo que obliga a comerciantes de algunos giros en Ciudad Victoria también a aumentar el precio en sus productos, afectando con ello a los consumidores, reconoció el regidor Raúl Alberto Trejo Garza.

Y es que como se sabe, los comercios tienen una tarifa con una clasificación más elevada que la aplicada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los hogares, por lo que el costo es más alto durante la temporada de calor. Estiman los industriales y empresarios locales que sólo este año, se han registrado alzas en la energía eléctrica hasta en un 35% por lo cual, está arruinando la economía del sector de la transformación.

Raúl Alberto Trejo Garza, regidor presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Turismo del Cabildo de Victoria.
(Foto Mendoza).

Por ello se revisan alternativas de solución ya que esta problemática, no sólo afecta a Tamaulipas y/o a Ciudad Victoria, sino es una situación que afecta a los industriales y sector productivo de todo el país.

Trejo Garza presidente de la comisión de desarrollo económico y turismo del cabildo de Victoria índico que es necesario que la comisión ejecutiva de la Comisión Reguladora de Energía aclare cómo se aplican las tarifas a pequeños industriales y comerciantes citadinos.

Menciono que de marzo a junio las empresas pequeñas y medianas han resentido un incremento de alrededor del 35 por ciento en el costo de la energía eléctrica, después de un “periodo de gracia” de dos meses (enero y febrero) en que la tarifa que les aplican se mantuvo sin cambios.

Agregó que se basa en los incrementos en la zona noreste del país en la categoría o tarifa pequeña demanda baja tensión (PDBT), en la que se puede clasificar a todo aquel comercio que no tiene subestación, excluyendo la residencial.

“Analizando esta estadística, podemos ver que enero se mantuvo estática la tarifa PDBT y febrero incluso tuvo un decremento, pero a partir de marzo el incremento fue mensual, hasta acumular al inicio del mes de julio un alza de más del 35 por ciento”, apuntó. Y es que como se sabe, los comercios tienen una tarifa con una clasificación más elevada que la aplicada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los hogares, por lo que el costo es más alto durante la temporada de calor. Esta situación afecta más a los comercios dedicados a la venta de alimentos, como son los restaurantes, dado que para mantener en buen estado sus productos utilizan varios refrigeradores, los que generan mayor gasto de electricidad.

“El incremento que se da entre el subsidio de la tarifa de invierno a verano más un aumento que hubo es de 30 por ciento, y eso viene a impactar los costos de operación de los negocios; dependiendo del giro es la afectación que tienen. Unos más que otros”, señaló el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico en el Cabildo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here