La participación electoral.

0
3739

Cierto es que, la elección de Diputados para renovar el Congreso de Tamaulipas, no es de gran atractivo como consecuencia de la mala percepción que los ciudadanos tienen de las personas que desempeñan ese tipo de cargos de elección y, por tanto, esperar una participación en las urnas menor al 50 por ciento, suena lógico en todos los sentidos.

Es más, hasta la apreciación de la presidenta del Instituto Electoral de Tamaulipas, Mtra Marí­a de los íngeles Quintero Renterí­a, puede encajar bien, al considerar que la participación en las urnas podrí­a llegar apenas al 40 por ciento, es decir, que acudirán a votar un millón 67 mil 200 personas del listado nominal.

De acuerdo con la versión validada por el Consejo General del INE, los tamaulipecos que pueden acudir a las urnas son dos millones 665 mil uno.

Las campañas de los más de 150 candidatos y los siete parido, tendrí­an que ser exitosí­simas para garantizar que la participación en las urnas fuera superior al 60 por ciento y, a juzgar por la realidad del trabajo proselitista realizado hasta ahora por los candidatos, se antoja difí­cil que ello suceda, por tanto, las predicciones para un 40 por ciento, suenan acertadas.

En la entidad, las elecciones del año pasado fueron muy concurridas y a la hora de los números, resulta que la participación fue del 60 por ciento, alta para Tamaulipas y por tanto un desafí­o en serio para la elección legislativa de este año, comenzando con el hecho de que, los candidatos tendrí­an que ser de buenos para arriba a efecto de lograr un porcentaje cercano.

Las autoridades electorales saben que sí­ hay interés por las votaciones del dos de junio, pero, no se quieren meter en camisa de once varas, para afirmar que serán participativas, en el entendido de que, además del proselitismo de candidatos y partidos, los responsables de los órganos electorales, trabajan todos los dí­as en promocionar las elecciones, incluso, el IETAM tiene spots en televisión y radio para invitar a los ciudadanos con credencial de elector vigente, para que acudan a las urnas.

Los otros

El Colegio de Notarios de Tamaulipas tiene nuevo Consejo Directivo ya que, a mediados del mes pasado tuvieron Asamblea General, en la que, se definió que el nuevo presidente es el abogado Alfonso Salinas Flores Notario número 135 de la ciudad de Reynosa.

Para cumplir con la Ley del Notariado de la entidad, los directivos del Colegio comunicaron a la Dirección de Asuntos Notariales en la que despacha Jorge Bazán Zamudio, de la nueva conformación del Colegio, quien la hizo publicar en el Periódico Oficial del Estado, para los efectos legales.

Por cierto, el Colegio tiene que designar también por escrito la relación de Notarí­as que estarán abiertas el dos de junio, dí­a de la elección en la que, los ciudadanos determinarán con su voto a los nuevos Diputados que integrarán el Poder Legislativo.

En la directiva respaldan a Salinas Flores como secretaria, la Notaria Emma Alicia Treviño Serna, tesorero el abogado César Amí­lcar López González y como vicepresidenta la notaria victorense Mercedes patricia Delgado Lerma.

Respecto a las Comisiones, en la de organización está la Notario Guillermina Reynoso Ochoa, en la Académica y Certificación Notarial el abogado Porfirio Pacheco San Román, en la de Eventos Especiales, Marí­a del Carmen Tejera Ramí­rez y Perla Linda Hidalgo de Castro y en la de Comunicación Social Diego Villanueva Morales.

En la Comisión Fiscal Guillermo Garcí­a Adame y Raúl Enrique Padilla Garcí­a, en la de Estudios y Proyectos legislativos, los abogados Enrique Pumarejo Medellí­n y Arnoldo González Herrera, en la Editorial la abogada Olga Lidia Alaní­s González, en la de Mediación y Arbitraje Héctor Luis Madrigal Martí­nez, en la de Financiamiento Rubén Solí­s Villalobos y en la de Instituto Registral y catastral la abogada victorense Marí­a del Carmen Quintero ílvarez.

La comisión de Honor y Justicia la integran los abogados Guillermo Peña Sam, Rigoberto Garcí­a Garcí­a y Luciano Ramí­rez Garcí­a, en tanto que, la de Jurisdicción Voluntaria, Javier Joaquí­n Aguilar Contras y Marí­a Elena Garza Cuéllar, la de Relaciones Públicas e Institucionales Zoila Alejandra Cárdenas Leija y Benilde Elizabeth Molina Leija, en la de Evaluación y Asuntos Notariales Jorge Valeriano Meza Chapa y Juan Luis Rodrí­guez Salinas.

La Comisión de Derechos humano la preside el Notario Luis Bolí­var Hernández Rivera y el enlace con el Colegio Nacional Mexicano de Notarios es el licenciado Eusebio Sanmiguel Salinas.

La abogada Rosario Garza Hinojosa, empresaria del ramo restaurantero de esta capital, dejó de trabajar en la Dirección de Defensorí­a de Oficio, a la que llegó desde el primer dí­a de la actual administración, ahora despachará en la Coordinación estatal del Registro Civil, por tanto, se mantiene en la misma área de la Secretaria General de Gobierno.

Este miércoles, la agenda Legislativa marcaba para las nueve y media e la mañana reuniones de Comisiones, de entre las cuales, todo mundo tení­a puesta la mirada en la que se encarga de ver los asuntos relacionados con la Justicia y que tiene a su cargo la Diputada por Victoria, Teresa Aguilar Gutiérrez, porque deberí­a de concretar el dictamen para designar el nuevo titular de la Fiscalí­a Especial de Delitos Electorales, en virtud de que, quien despachaba allí­, renunció hace casi dos semanas.

La agenda de los Diputados consideraba para las once de la mañana la sesión pública ordinaria convocada por la mesa directiva del Congreso que tiene a su cargo la Diputada marí­a del Carmen Tuñón Cossí­o y con quien colaboran como secretarias las Diputadas Brenda Cárdenas Thomae y Mónica González Garcí­a.

Incluso, se generó una información en el sentido de que, podrí­a llegar el dí­a de las votaciones y no tener designado al Fiscal de Delitos Electorales, cosa que, por un principio de derecho no deberí­a ni pensarse, porque está estipulado en la Legislación para los procesos electorales, incluso, denota irresponsabilidad de los Diputados locales, el hecho de que no haya la sustitución inmediata del Fiscal Electoral, tras la renuncia de quien fue designado con anterioridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here