El arribo de nuevos gobernadores

0
1109

Ya son cinco los Gobernadores que tomaron protesta por estos días, luego de haber ganado las elecciones del pasado seis de junio. Serán quince en total y hasta ahora, cada uno de los que ya protestaron dieron un giro personal a la asunción a los cargos, fue así que, la Gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, traslado a Ciudad Juárez la actividad ya que, desde su perspectiva será de la mano de los ciudadanos de aquella fronteriza ciudad como se hagan las cosas para atender sus necesidades.

Ella es de extracción panista y sucede en el cargo a Javier Corral Jurado uno de los mandatarios polémicos y que casi logró aquello que es imposible, separar los impuestos para enviar a la Federación una parte reducida de los miles de millones que producen las empresas de esa entidad fronteriza, sin embargo, al final de su mandato, de ser un hombre frontal contra la federación, hasta llegó a decirse que estaba apalabrado gente de la nueva izquierda para acciones políticas futuras.

También rindió protesta ya el exsecretario de Seguridad Pública del país, Alfonso Durazo Montaño, quien tuvo una mirada desafiante y retadora, para decir a quienes creían que no llegaría a ese cargo, porque sus adversarios lograron una gran votación en las urnas el pasado mes de junio, sin embargo, el resultado no les favoreció porque hubo coacción con formas tipo seguridad pública de esas que se usan para que las personas o jalan o jalan.

Con la frase del político tabasqueño, por el bien de todos, primero los pobres, la Gobernadora de Tlaxcala Lorena Cuéllar Cisneros, entró a la administración de esa entidad, en un evento al que asistió el otro tabasqueño en el poder, Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación y la responsable política de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum Prado y desde luego Mario Delgado Carrillo, el dirigente de regeneración nacional.

Recién, el Gobernador de Baja California Sur, profesor Víctor Castro Cosío abanderado por los Partido Regeneración Nacional y del Trabajo, sustituye a Carlos Mendoza Davis, quien colaboró en todo para que la transición fuera tersa en medio de las afectaciones generadas por el Huracán Olaf un fenómeno natural que tomó una dirección inusual y que corrió de sur a norte con algunas desviaciones, no en sentido recto, como acaba de suceder con el Huracán Nicolás, que pasó a lo largo del Golfo de México, en paralelo al litoral del Golfo de México, para tocar tierra en el estado de Texas, a la altura de Corpus Christi.

La posibilidad de que el abanderado de regeneración ganara al de la coalición PRI, PAN y PRD, Francisco Pelayo, pero, se impuso con seis por ciento de los votos y ya está en el cargo, con la entidad lista para que desde el Palacio Nacional se dicten algunas formas de colaboración que tendrá con el presidente Andrés López Obrador.

Otro que ya está en funciones es el gobernador de Zacatecas, quien acaba de llegar y lo hizo con toda la fuerza que le dan el respaldo de su hermano el Senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta del Congreso de la Unión y líderes del lópezobradorismo, que les ha dado mucho más de aquello que esperaron de otro partidos políticos, comenzaron con el PRI en el cual militaron y en el que solo les alcanzo para posiciones legislativas tanto locales como federales.

Esto que sucede en las entidades que tuvieron elección de gobernador el pasado seis de julio, será aquello que veremos exactamente dentro de un año, porque otros cinco estados, entre ellos Tamaulipas tienen elecciones en el 2022 y septiembre será el mes de la transición hacia cualquier dirección.

En especial la que trae el PAN que tiene el control político de la entidad y quiere mantenerla a pesar de la presunta fuerza que ha tomado con el sexenio y con los personajes que se encuentran listos para ello, como es el caso del ingeniero César Verástegui Ostos, secretario General de Gobierno, quien ya tiene el respaldo de los grupos para buscar la candidatura.

Los otros

El alcalde de Matamoros, allá en la frontera de Tamaulipas, Mario Alberto López Hernández quien es considerado como prospecto a la candidatura de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional, a la gubernatura de la entidad rindió su último informe de Gobierno municipal, porque a lo mejor no llega al primer informe de su segundo trienio, ya que ganó la reelección el pasado seis de junio.

Son dos los alcaldes que estarán en la jugada para la sucesión gubernamental del 2022, él y su homólogo de Madero, Adrián Oseguera Kernión, en un escenario en el cual, éste último muy metido en el mundo de las relaciones políticas y administrativas con la dirigencia del PMRN que maneja el Diputado Mario Delgado Carrillo y quien ha visto en el edil un colaborador de excepción para asuntos partidarios.

El escenario para el Informe Municipal fue el Teatro Reforma un inmueble que de manera tradicional es usado para ese tipo de eventos y al cual asisten los ciudadanos con entusiasmo, aunque también el referido Informe estuvo en las redes sociales y en los medios de comunicación tradicionales como radio y televisión.

El equipo de trabajo del alcalde López Hernández esperaba tener mucho trabajo y codearse con personajes del mundo de la política estatal y nacional ya que, sus relaciones con la dirigencia del Partido Movimiento de Regeneración Nacional y con funcionarios cercanos al presidente de la República, Don Andrés López Obrador quienes lo hacen fuerte para que su administración saque los compromisos básicos que permitan a los matamorenses percibir en forma positiva su trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here