La marca y el candidato

La nota se ha leído 1651 veces

Ya llevamos  buen trecho de las campañas políticas. Buena parte de los, digamos expertos y analistas, siguen en la misma coyuntura: que las campañas políticas no prender y unos justifican el escenario por ser una elección intermedia; los que participan no pueden hacer promesas de puentes, plazas, de pavimentación de calles, menos que van a solucionar el problema del agua. Por eso, la actual diputada Teresa Aguilar recomendó a sus correligionarios partidistas que no ofrezcan lo que no pueden cumplir.

Hay, eso sí, un choque de trenes: no sé si entre boots, o realmente seguidores, pero en todas las líneas se observa una intolerancia recalcitrante, puesto que –por un lado-, se ve marcada una guerra sucia y por el otro una total descalificación entre unos y otros tan simple porque nadie puede hacer un comentario u opinión cuando ya tiene un alud de descalificaciones, incluso algunos con groserías… solo vale, pues, una opinión y las otras no.

ACUSACIONES Y COMPLICIDADES.

Una tras otra, las acusaciones vertidas en contra del PAN, y de sus candidatos, han sido desmanteladas por el órgano electoral al desestimarlas. No ven, pues órganos como el IETAM o el TRIELTAM, lo que ven partidos y candidatos opositores al partido en el poder… no hay, dicen, actos adelantados de campaña. Claro, lo que sucede es que, uno y otro órgano, debieran establecer que es, vaya pues, un elemento de prueba tal. Porque lo que llevan, los partidos de oposición, tan simple como que no los convencen…o, a lo mejor, no lo quieren ver como un elemento de prueba.

Claro, hay que ver, que hay de denuncias a denuncias. Por ejemplo Jorge Luis Preciado Rodríguez, diputado del PAN, ya puso ante la FEPADE una denuncia en contra de MORENA en Tamaulipas, acusando que el alcalde de Matamoros, como funcionarios del gobierno federal, están entregando tarjetas de beneficios en plena, digamos, veda electoral. Por eso, hace días, cuando Nora Hilda de los Reyes, hizo una denuncia se le hizo notar si era denuncia mediática o ante las autoridades correspondientes, con evidencia de hechos.

¿MARCA O EL CANDIDATO?

Hace ya buen tiempo, cuando iniciaba el declive del PRI como partido gobernante, uno que otro de sus candidatos medio ocultaban la marca; y es que, de un tiempo acá, la premisa es que el ciudadano vota por el candidato. Por eso, recuerdo como Lupe Díaz Jr, desde los 90´s autor de Desde la Capital, hacía notar el fenómeno del voto razonado: todo de acuerdo, vaya pues, al candidato. Se votaba por el candidato a alcalde de un partido; al diputado de otro y al senador de otro. Prevalecía el candidato: ¿Qué vale más, Morena como marca o AMLO?

La elección en Tamaulipas, de los diputados locales, sirve para determinar –al conocer el voto electoral-, si prevaleció la marca o el candidato. Y es que entrampado en sus intereses, de morenistas puros, el partido de AMLO en la entidad prefirió en la mayor parte de los distritos ir con quienes enarbolaron la bandera de ser “fundadores” de la marca en la entidad. Y, efectivamente, la marca aparece arriba en las encuestas, pero los candidatos están en la lona: el 2 de junio, al contar los votos, veremos cómo será la decisión del ciudadano: si la marca o el candidato.

RECURSOS: PODEMOS INVITAR A ALGUIEN MÁS.

¿Qué ganara el 2 de junio? ¿La marca o los recursos? En principio se apunta: los candidatos del PRI no cuentan, salvo 2 ó 3. Los candidatos del PAN basan su presunto triunfo en los recursos de que disponen; en tanto que los de MORENA únicamente en la marca; porque está confirmado, en los hechos e incluso en los debates, que no traen nada en el morral. Claro, al PAN, le echan en cara los recursos y triquiñuelas que usa para, digamos, llenar los eventos de sus candidatos.

Este sábado habrá un evento de los candidatos del PAN. Me llamo un amigo, que trabaja en gobierno, y me dice: cerca de tu casa habrá este sábado un almuerzo con los candidatos del PAN. ¿Vamos?, me pregunta y agrega: podemos invitar a otros más. ¿Tienes cuota?, le pregunto y  solo se ríe, pero es evidente, pues lo conozco y, no tengo evidencias de otros tiempos, de que comulgue con el partido de Francisco Javier García Cabez de Vaca.

¿MORENA O AMLO?

Más de un candidato de MORENA  a la diputación federal ha dejado bien claro que, su apuesta para el triunfo, no es su capacidad ni capital político, que deja todo a que el ciudadano vote por MORENA, que les alcance, vaya pues, la popularidad de AMLO. Y esa es la cuestión: ¿se votó por AMLO o por MORENA en la elección presidencial? Yo creo que por AMLO. Esperemos, pues, la decisión del 2 de julio: ¿ganaran los recursos del PAN o la marca de MORENA?

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here