Tranza Polevnsky la cuarta simulación en Tamaulipas

0
3866

Es la misma Yeidckol que, hace dos años, en la fiesta  de Diego Fernandez  de Cevallos, estuvo  chocando vasos de whisky con Raul Salinas  de Gortari.

Ahí­ estuvo compartiendo, con la mismí­sima mafia del poder. Entonces..no nos  extrañemos de que  acabe de vender en millones de  dólares el futuro de Tamaulipas.

Hay versiones muy fuertes..y se dice que hasta documentadas, de que la dirigente  nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky ya le puso precio, y cobro por adelantado, la derrota polí­tico-electoral del obradorismo en nuestro estado.

Esperemos que no  sea así­. Serí­a muy triste que por culpa de  la dirigente nacional morenista, Tamaulipas viese truncados sus sueños de justicia, de democracia y de paz social.

En una cafeterí­a  de la gran manzana,  al estilo de Little Italy, y sus negociaciones oscuras,  un destacado miembro del clan cabecista, habrí­a  sellado el pacto, con esta dama que por cierto, se sabe que acaba de estrenar un departamento en Central Park de Nueva York.

Para quienes  se extrañen  de que Yeidckol pueda negociar el futuro de Tamaulipas, déjeme decirle que, como senadora, votó en contra de aumentarle los impuestos a las trasnacionales cancerí­genas. Todo porque, su hija  Shirley Almaguer Camacho, era Gerente  de Comunicación Externa, en la British Américan Tobacco.

El  10 de junio  de 2017, en el gimnasio de la UAT, se firmó  un acuerdo que hoy resulta trascendente, para efectos de clarificar  lo que  actualmente está ocurriendo hacia el interior  de MORENA  en Tamaulipas. “Ese dí­a se firmó el Acuerdo Polí­tico y de  Unidad, por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México”.

El primero y el segundo párrafo del citado acuerdo, definen de manera clara y contundente, el espí­ritu de lo que en el futuro serí­a MORENA:

“El  20 de noviembre  de 2016, en el  Congreso celebrado en la ciudad  de  México,  los delegados del Movimiento  de Regeneración Nacional, (MORENA),  aprobamos la convocatoria abierta a mujeres y hombres, pobres  y ricos, a pobladores  del campo y de la ciudad, religiosos o libre pensadores, para luchar juntos, y lograr  por la ví­a pacifica y legal, un cambio de régimen, y hacer de la honestidad, una forma de vida y de gobierno”.

“Llamamos a todos  los mexicanos  a incorporarse, a la gran tarea  de transformación nacional, no solo  a simpatizantes y a ciudadanos  independientes, SINO  TAMBIí‰N A LOS MILITANTES  DE OTROS PARTIDOS”.

El acuerdo lo firmo nada menos que, el entonces  Presidente de MORENA, y hoy  Presidente de la república, Andrés Manuel  López  Obrador. Lo firmó también, la  Secretaria General Yeidckol Polenvsky, y la Presidenta  del Consejo Nacional, Bertha Luján Uranga.

El  espí­ritu incluyente  de MORENA  y su condición de partido  abierto a  grandes sectores de la sociedad  mexicana,  fue la puerta  que motivó  el voto masivo  de más  de 30 millones  de  mexicanos  a favor de AMLO. Pero no solo de Andrés  Manuel, sino también  de  candidatos  a la diputación  federal y a la senadurí­a, que sin tener mucho trabajo, fueron  favorecidos por el efecto Obrador.

Esto parece que ya se les olvidó a algunos legisladores morenistas, que llegaron, bajo la  sombra  de AMLO, y ahora desconocen  el origen de esa coyuntura polí­tica.

Hoy, en la selección de  las candidaturas  a diputados  locales  en Tamaulipas, está mí­stica incluyente  de  MORENA ha sido echada por la borda, y con ello, se está poniendo en riesgo, la gran posibilidad  histórica de que  por primera vez, Tamaulipas  cuente con un Congreso de de pensamiento democrático,  que  represente un contrapeso real  al  gobierno panista en turno.

La lista  de 63 precandidatos  a las  22 diputaciones locales, aprobada  por el CEN morenista, presidido  por la señora Yeidckol Polevnsky, de acuerdo a la información que  le proporcionó  su representante  Renato Molina, no cumple ni  siquiera con el treinta  por ciento del porcentaje  de candidaturas externas.

Pero ese no es el punto más  relevante, sino que,  todo parece indicar que, a la hora de las decisiones, no se respeto  realmente a los liderazgos naturales que aspiraban a una diputación local.

En el caso de los distritos XIV  y XV  de  Victoria, por ejemplo,  se privilegió a la burocracia morenista, y no a las  bases  ciudadanas, lo cual podrí­a  ser de graves consecuencias, para efecto de las urnas, el dos de junio. En este sentido, la MORENA  de este 2019 en Tamaulipas, estarí­a cayendo en prácticas  similares  a  las del  decadente  PRI  de Yalheel.

Pero no solo  aquí­ en la capital, sino también en el resto de los distritos. En ciudad  Madero, la  senadora  Guadalupe Covarrubias  encabezó  los actos de sabotaje contra la democracia MORENA, y  su brazo derecho, la regidora Martina Martinez,  también  se orinó fuera de la  olla, haciendo declaraciones, sin consultar, y violentando el Código Municipal.

En el caso de  Covarrubias, ya se le olvido que, ella llegó por el efecto  Obrador, y ahora le da las contras al Presidente, subordinándose a los intereses  de Yeidckol  Polevnsky, la dirigente  nacional de MORENA que acaba de estrenar departamento en Central Park Nueva York.

Héctor  Garza , el Guasón se reunió con la Polevnsky en ese acogedor nidito de la conspiración polí­tica. Se sabe que, previamente, ambos, el Guasón  y Yeidckol  estuvieron  platicando en un Starbucks, con un alto personaje del gobierno tamaulipeco. Trascendió que, los boletos del Guasón, fueron costeados  por sus aliados, panistas.

La trama tamaulipeca, por  retener el Congreso local, actualmente en manos del PAN, está a todo lo  que da. Y el actual power azul, no  está escatimando miles  de dólares, para  impedir por la ví­a de los billetazos, toda posibilidad de  un cambio en el estado.

Aquí­ lo que se está  viendo es que, la señora  Yeidckol, en  su desmedida ambición por  treparse, ya desde ahora  en el tobogán, de la aun lejana  candidatura presidencial del 2022, está aliándose con los gobiernos panistas, tal y como  en su momento  lo hizo el  entonces  Secretario  de Gobernación  Miguel  Angel Osorio  Chong.

Es más que obvia la traición de Polevnsky a su jefe  polí­tico, el Presidente de la República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here