¿La era de Osorio Chong ha llegado a su fin?

0
3968

Mucho ojo, porque  las nuevas elecciones locales que se avecinan en Tamaulipas, ya no contarán, como ocurrió en el 2016, con  la protección y  la complicidad  de la Secretarí­a de Gobernación, para favorecer a uno de los partidos contendientes.

Paradójicamente, no fue el PRI, sino  Acción Nacional, el que arroparon  desde  Bucareli.

Desde la fracción priista del senado de la república, Miguel Angel Osorio Chong , buscó hace dí­as, revivir sus momentos estelares del poder, cuando apuñaló al PRI, y le entregó más de diez gubernaturas al PAN.

En un desafí­o a  la lógica, los gobernadores azules fueron los que, lo obedecieron en su consigna, pero no los gobernadores priistas, que desairaron el boicot, propuesto por Osorio, desde la cámara alta.

De entrada, el plan de  Osorio, para  sabotear  el nacimiento de la Guardia Nacional, ha fracasado. Ya no tiene el peso que llegó a tener. Esto es una muestra de que la era Osorio en el paí­s, ha llegado a su fin, pero habrá que ver, como se mueve en lo sucesivo.

Convertido en un vicepresidente de la república de facto, el  ex gobernador  de Hidalgo  y  ex secretario  de gobernación, construyó en su tiempo una cofradí­a suigeneris de gobernadores panistas,  a costa de borrar al PRI del mapa polí­tico.

Sin embargo, el rastro más lamentable de su paso por el gabinete federal, es  su tenebroso legado social, condenando  a la inseguridad y al olvido  a varios pueblos, especialmente  al de Tamaulipas.

Hoy, en regiones como la nuestra, si a alguien  hay que recordar, como uno  de los personajes que torció el destino de la entidad, es a este ex ministro de la polí­tica interior que, operó a placer, y  manipuló los grandes hilos  del poder en  estados  como Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, considerados como  un segundo triangulo dorado, del comercio transfronterizo.

Considerado como el operador del trabajo sucio,  Osorio jamás figuró en el cí­rculo  de los afectos presidenciales, que desde un inicio  se inclinaron por favorecer al grupo  del Secretario de Hacienda, el  economista Luis Videgaray Caso.

Sin embargo, a cambio de su distante cercaní­a con el último emperador de Los Pinos el chino  manejó a placer  la polí­tica interior. Este renglón estuvo   abandonado a su suerte  por un Enrique Peña Nieto, que   durante todo el sexenio, se dedicó a pasear su frivolidad por el mundo, olvidándose  del mosaico de pueblos y comunidades mexicanas, que lo vieron siempre como una figura lejana,

Ambos, (Miguel Angel y Luis), como dos prí­ncipes  empoderados de la economí­a y  de la polí­tica, se creyeron dueños de la sucesión, y empezaron una lucha sin cuartel, a la postre fatí­dica, para  la imagen de su jefe, el Presidente. Cuando llegó la hora de los relevos en las gubernaturas, la geografí­a de los dos grandes Océanos que flanquean a nuestra república, se convirtió en  el gran  pastel, objeto de la disputa.

Aprovechando su mayor influencia con el oí­do Presidencial, Videgaray  le ganó  a Osorio Chong, el padrinazgo para decidir la candidatura al gobierno de Colima, un estado clave, en el comercio internacional   y el trasiego proveniente de Sudamérica, utilizando  la franja marí­tima del Pací­fico.

Poco después  le tocó el turno a Tamaulipas, ventana estratégica,en el comercio legal e ilegal con el  mercado  estadounidense, y de nuevo, se impuso  el padrinazgo de Luis  Videgaray. Pero esta vez, Osorio  Chong tení­a  algunos ases bajo la manga.

Conocedor de las peripecias del priismo tamaulipeco y del debilitamiento de gobernadores que el mismo operó desde Bucareli, Osorio tejió el guión perfecto, para vendérselo a la sociedad civil  en Tamaulipas. Les vendió el cambio gatopardista, ese que se sustenta  en la simulación y el engaño para cambiar y  seguir iguales.

Para ello, contó con la complicidad de un gobernador como Egidio Torre  Cantú que siempre  manifestó su odio por el PRI. Y juntos le abrieron las puertas de par en par al PAN cabecista, un grupo azul que  habí­a demostrado consistencia  opositora, y  que con el tiempo, habí­a asimilado las habilidades  de la operación polí­tica tricolor, y las habí­a perfeccionado.

En el fondo, el  neo panismo tamaulipeco, llegó como un priismo reinventado, pero  con una  visión más elitista,  y una estrategia revanchista, que muy pronto se hizo visible, en el sometimiento y represión de la burocracia estatal, considerada como el patito feo, del nuevo régimen.

El más  reciente capitulo de la  polí­tica nacional que se vivió en el 2018, demostró con creces, como  Osorio Chong y Egidio, engañaron con espejitos  y bisuterí­a a los  tamaulipecos. Sin embargo, la elección presidencial,  acaba  de poner de nuevo sobre la mesa  de las urnas tamaulipecas, la urgencia  ciudadana de una  verdadera  transformación.

Ese es el capí­tulo que está  por escribirse, o decidirse en los pueblos y comunidades  de nuestro estado.

¿Se dará  realmente  la transformación social, por la ví­a  del voto, en la lucha por el Congreso local?

De  ser así­, entonces  Tamaulipas  estarí­a viviendo  un nuevo parteaguas polí­tico, con dos gobiernos paralelos, pero diferentes. Un congreso de izquierda MORENA, y un  Ejecutivo estatal, de corte conservador  y neopanista.

Es decir, una saludable democracia, de contrapesos, donde los ciudadanos, serí­an los grandes ganadores.

La pregunta es: ¿La era  Osorio Chong, habrá llegado a su fin?

—-ZAFRA  INFORMATIVA——————-ZAFRA INFORMATIVA—

¿Quiénes  son los que, en dí­as  recientes, han estado tratando de moverle el tapete al alcalde MORENO  en ciudad Madero, sabedores de que, ha hecho un excelente trabajo por la comunidad? Esto desde luego, que  se relaciona estrechamente con la lucha polí­tica que se avecina, donde estará en juego el Congreso local.

Coincidencia  o no, pero también  en Matamoros sucede lo mismo, con  las páginas falsas contra  el ayuntamiento. ¿Será que, los adversarios  de MORENA  en la entidad, ya saben  que la decisión   de la urnas, no les favorecen?

En otro tema, el que  se ha ausentado  de Victoria, o al menos no se le ve por ningún lado,  es el alcalde Xico. Ya se rumora que,  siempre se fue a su viaje a Europa, concretamente  a  Madrid, aunque, se sabe que habrí­a cancelado  su viaje a  las India, que estaba programado para el trece de este mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here