Jugada maestra: Guaruras a ex funcionarios

0
1703

– Previendo el peor de los escenarios, empiezan a cubrir espalda y flancos de la retaguardia.

Buena la última jugada panista. Los ex Gobernadores, a partir del que sigue (¿acaso retroactivo?), contarán con seguridad personal  (“guaruras”) por seis años y, si corren riesgo en su vida, por el resto de sus días.

No fue un invento de los cabecistas. Lo elevaron a rango Constitucional para que la siguiente legislatura –sin mayoría calificada-, en manos de sus contrincantes, no den reversa.

Atan las manos y dejan en la indefensión a la primera mayoría simple de Morena en el Congreso. Sus diputados no están en condición de reformar la Carta Estatal.

Antes de irse, el ex Gobernador Eugenio Hernández Flores ordenó reformas a la Ley de Seguridad Pública para garantizar “guaruras” a él y su familia, aparte de ex funcionarios de primer orden.

Un siguiente paso lo dio Egidio Torre cuando, a escasos ocho días de culminar su periodo, septiembre del 2016, acordó ampliar el paraguas para los que se van.

Sin embargo no les valió. A la llegada de los “vientos del cambio”, el gobierno estatal –que traía la bandera del combate a la corrupción- ordenó retirar los guardaespaldas que traían Tomás, Eugenio, Egidio y otros.

Ya con Francisco Javier en el gobierno, el todavía Procurador Irving Barrios logró de los diputados reformas a la Ley Orgánica para comisionar “guarros” a él mismo, sus colaboradores, padres, esposas, hermanos, concubinas o segundos frentes y familiares en riesgo.

Las reformas no dicen si la vigilancia será en tierras cuerudas, el país o el extranjero. Se entiende que en el lugar en que se encuentren.

A los primeros meses del gobierno azul, los jefes de Palacio denunciaron que cuando menos 400 policías estatales tenían comisión de guardaespaldas para los que se fueron. Retiraron vehículos y personal que cobraba excelentes cantidades.

Pero la burra regresó al máiz, como dicen en el rancho. El plan es que los ex de todos los niveles –que vean riesgo en su seguridad personal- reciban comisionados para protegerlos, ahora por mandado de la Constitución de Tamaulipas.

El mandadero para llevar la iniciativa fue Tino Sáenz Cobos y será aprobada en los siguientes días. Lo que no especifica el proyecto es si también los otros ex tendrán la prerrogativa aun cuando se encuentren en el bote, o desterrados en Nuevo León.

Dos pájaros de una pedrada. Doble golpe. La 65 legislatura no podrá reducir el presupuesto para seguridad en el siguiente año, ni en por lo menos otros dos más. Solo pueden aumentar. No vale decir que en aras de la austeridad.

Buena jugada. Si Morena quiere despojarlos de los “guaruras” deberá contar con mayoría calificada en el Congreso, y por lo menos el visto bueno de 22 presidentes municipales, lo cual no llegará antes del 2024 aun cuando los adversarios ganen la gubernatura en el 2022.

¿Qué podría suceder en caso de que un gobierno moreno les quite los guardaespaldas? Demandas, amparos y controversias constitucionales ¿no?.

Otro costado de retirada bien protegido: Modificaciones a la integración del Consejo de Participación Ciudadana para incrementar su número y los años en ejercicio.

Como decíamos en colaboración anterior, los panista se preparan para el peor de los escenarios. Pudieran ganar aun cuando las encuestas no los favorecen. No hay candidatos y las campañas están lejos.

Por lo pronto los que se van, gane o pierda el PAN, gozarán de guardias personales armados y vehículos por los siguientes seis años, con opción a que sea de por vida si corren riesgo, con extensión a sus familias. Es una Dirección de Seguridad Personal completa para cubrir individuos y edificios públicos.

Y mientras esto sucede en Palacio, el Instituto Electoral se dispone a dar el banderazo de arranque del proceso electoral, el domingo.

Bueno, la gente de Don Lupe Ramos Charre no se ha dormido: Integraron comisiones permanentes y especiales, considerando la salida de los consejeros Oscar Becerra Trejo, Nohemí Arguello Sosa y María de los Angeles Quintero; crearon la Comisión del PREP y ratificaron como jefe a José de los Santos González Picazo.

Por la gubernatura participarán menos partidos: Pan, Pri, Pt, Verde, Mc y Morena. Los demás chuparon faros.

El encontronazo será entre dos alianzas: Pri-prd-pan, con posibilidades de que se les una Movimiento Ciudadano, y Pt-verde-morena, aparte del independiente Francisco Chavira Martínez que ya le agarró sabor al caldito.

No sorprendió que también este jueves, dos encuestas, en su trabajo de septiembre, concedan amplia ventaja al partido fundado por AMLO, sobre el azul.

Con último levantamiento al 3 de septiembre, Massive Caller afirma que el 45.1 por ciento contestó que va a votar por Morena, contra el 27.5 de Acción Nacional. Electoralia encontró que el 58 por ciento está dispuesto a emitir voto por los morenos, y el 23 por los celestes.

Hay un dato no curioso pero sí de interés porque nadie le había incluido como tema de investigación demoscópica. El 81 por ciento dice que el próximo ejecutivo debe ser hombre y el 19 que mujer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here