EU recortará importaciones de acero de México y Brasil

La nota se ha leído 1942 veces

Con respecto a México, Estados Unidos va a establecer «un estricto régimen de vigilancia para estos productos hasta el 1 de junio de 2021»

El gobierno de Donald Trump anunció este lunes que busca recortar las importaciones de acero de Brasil y de México debido a las difíciles condiciones que enfrenta el mercado local debido a la pandemia.

La oficina del representante comercial estadounidense (USTR), Robert Lighthizer, anunció en un comunicado que va a reducir la cuota remanente para 2020 de 350 mil toneladas métricas a 60 mil toneladas para los productos de acero semiacabados.

«En vista de los recientes deterioros de las condiciones de mercado provocados por la pandemia que afecta a los productores locales de acero, Estados Unidos ha considerado que es necesario reducir las cuotas remanentes para los productos de acero semiacabados», indicó el USTR.

En mayo de 2018 Trump benefició a Brasil de una excepción a los aranceles para los productos de acero importados.

«Esta exención se mantuvo en 2019 como resultado del diálogo constructivo entre los presidentes (Jair) Bolsonaro y Trump», indicó el USTR, que agradeció al canciller Ernesto Araújo.

Brasil representa alrededor del 14% de todas las importaciones de acero de Estados Unidos y es su segundo proveedor detrás de Canadá.

Con respecto a México, Estados Unidos va a establecer «un estricto régimen de vigilancia para estos productos hasta el 1 de junio de 2021».

Los países van a establecer consultas bilaterales en diciembre de 2020 para seguir el tema.

El titular del USTR, Robert Lighthizer, elogió la «cooperación y el compromiso constructivo» de la secretaria de Economía mexicana, Graciela Márquez, para alcanzar este acuerdo «pese al desafío sin precedentes que la pandemia de Covid-19» supone para ambos países.

«Nuestras exitosas consultas sobre el acero demuestran que es posible que trabajemos juntos para hallar soluciones creativas que sirvan a los intereses de los trabajadores y las empresas en ambos países», dijo Lighthizer.

México y Estados Unidos habían entablado negociaciones sobre el incremento de las exportaciones mexicanas de acero tras firmar una declaración conjunta del 17 de mayo de 2019.

En concreto, las diferencias surgieron por el aumento de suministro de tres productos siderúrgicos mexicanos: tubería estándar, tubería mecánica y productos semiacabados.

A raíz del acuerdo, «México establecerá un estricto régimen de monitoreo de exportaciones para estos productos hasta el 1 de junio de 2021 y vigilará de cerca los envíos durante este período», dijo el USTR.

A cambio de ello, Estados Unidos mantendrá la exención de aranceles a las importaciones de estos productos desde México y ambos países se comprometieron a revisar el tema en diciembre próximo «a la luz de las condiciones del mercado en ese entonces».

«Nuestras exitosas consultas sobre el acero prueban que es posible que trabajemos juntos para encontrar una solución creativa que sirva a los intereses de los trabajadores en ambos países», agregó la oficina del representante comercial.

fuente: Vanguardia MX

Deja un comentario