General Gallardo: hay encubrimiento del Gobierno federal en caso de Cienfuegos

La nota se ha leído 1048 veces

CDMX.- Un artículo publicado por The New York Times señala: “México fue tajante: o retiran los cargos al General, o la DEA se va”.

En el Ejército mexicano hay una “cofradía”, a la que pertenece el propio General Salvador Cienfuegos Zepeda y la élite de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), incluidos los actuales mandos, para presionar el retorno del extitular de la Sedena, dijo el General José Francisco Gallardo Rodríguez.

Entrevistado en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en la cadena de televisión La Octava, el también analista y profesor universitario, detalló que los hechos recientes muestran que hay encubrimiento del Gobierno federal a los altos mandos militares, debido precisamente a la existencia de una cofradía.

Una de esas cofradías, dijo Gallardo Rodríguez, se anidaba en el Estado Mayor Presidencial –que ahora ya no opera como tal–; la otra, agregó, está en los Diplomados del Estado Mayor, ese bloque que está ahí es una hermandad dentro del Ejército.Eso, expuso Gallardo, ha perjudicado gravemente porque este grupo de militares no tienen controles institucionales dentro del Ejército y “es un poder fáctico”.
“Ese poder fáctico, ¿quiebra al Presidente de la República?”, le preguntó Delgado Gómez.

A López Obrador, ya como Presidente electo, continuó el General, lo mandaron llamar a la Secretaría de Marina para una reunión con integrantes de las fuerzas armadas.

–¿A esa cofradía pertenece Salvador Cienfuegos?– le preguntó Delgado.

General Gallardo: La tropa está “descontenta y frustrada”, lo de Cienfuegos es “muy delicado”

¿A esa cofradía pertenece el actual Secretario de la Defensa?– inquirió Páez.

“Todos los que están en los mandos altos superiores del Ejército actual, incluyendo al Secretario de la Defensa [el General Luis Cresencio Sandoval González]”. La cofradía la componen los Diplomados del Estado Mayor, insistió.

Eso comenzó, expuso, cuando llegó el General Marcelino García Barragán a la Sedena (en el Gobierno del Presidente Gustavo Díaz Ordaz) hay un rompimiento y llegan los Diplomados.

A partir de ahí “comenzó la corrupción y un desquiciamiento interno del Ejército”. ¿Por qué lo digo?, añadió. “Porque yo estaba ahí, lo viví y lo vi. A mi nadie me lo puede contar”.

UN PACTO DE IMPUNIDAD

El General Gallardo Rodríguez opinó que la decisión de retirar en EU los cargos contra el General Salvador Cienfuegos Zepeda, es evidencia de un “pacto de impunidad”.

“Los hechos que han pasado desde que esta administración llegó al poder, el asunto Lozoya y el de todos los que están involucrados en casos de corrupción, pero este más, porque tiene que ver con aspectos de seguridad, para mí es la confirmación de ese pacto de impunidad”, dijo en entrevista.

“No lo creo, lo concluyo con toda la información que tenemos, es una conclusión de todos los acontecimientos que hemos visto desde que llegó la actual administración a la fecha”, agregó.

Como ejemplo señaló que el argumento de que la investigación contra Cienfuegos afectaría a otros militares no debería frenar las investigaciones, porque eso mejoraría el Ejército mexicano.

El General también opinó que Cienfuegos tiene garantizada la impunidad al llegar a México. “Por el conocimiento que tenemos sí, sí la tiene garantizada (la impunidad). Tan es así que los sistemas de inteligencia mexicanos, civiles y militares, nunca se dieron cuenta que estaba siendo investigado. ¿Cómo? Y luego la justicia militar que es severa”, expuso.

Gallardo Rodríguez fue cuestionado sobre los señalamientos que hizo.

El General dijo que ese malestar “es lógico”, pero llamó a centrar la preocupación en lo que piensa la tropa más que en los altos mandos “porque muchos de ellos están involucrados en los actos de corrupción”, dijo.

“Hay una especie de especulación porque, ‘¿cómo que mi jefe que me manda a hacer una operación en beneficio de mi país está coludido con el narcotráfico?’ Y en esta colisión ha muerto mucha gente”, agregó en la entrevista con Páez Varela y Álvaro Delgado.

Una Jueza de Nueva York accedió el miércoles a que se retiren los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que pesan sobre el exsecretario de la Defensa de México, en una decisión inusual tomada después de que México hiciera amenazas veladas de cortar la cooperación con Estados Unidos, según revelaron hoy el New York Times,VICE News y Associated Press.

La decisión de la Jueza Carol Amon, de la corte del distrito este de Nueva York, abre el camino para que Cienfuegos sea devuelto a su país y enfrente un proceso legal allí. Amon aprobó la petición de la fiscalía de retirar los cargos y dijo que Cienfuegos dejaría entonces “de forma expedita” Estados Unidos para dirigirse a México acompañado por alguaciles estadounidenses.

El martes, en una inédita decisión, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que pediría que se retiraran los cargos. El Gobierno mexicano lo elogió y dijo que el arresto de Cienfuegos el mes pasado lo había tomado por sorpresa y que Estados Unidos no había compartido información sobre la acusación contra él.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here