Desde esta Esquina

Democracia transparente.

El valor de la democracia es el voto emitido por los ciudadanos. La cuestión es que, gradualmente, la participación ciudadana ha ido disminuyendo: ¿Por qué no vota el ciudadano? Hace día, el peluquero del rumbo del mercado Arguelles, me confeso: tengo muchos años sin votar. Obvio, no me quede con las ganas, le pregunte: ¿Por qué? Y su respuesta fue: son siempre los mismos, rateros, sinvergüenzas, no cambian… ni en las promesas que hacen”.

Democracia transparente.

Y es que la teoría marca reglas o requisitos. Como la igualdad, la equidad, la transparencia, la legalidad, la objetividad. Y si las aplicaciones, de una en una, al actual proceso electoral, creo que fácilmente se puede afirmar que no hay democracia en el sentido estricto de la definición. Los actores, los partidos y protagonistas, juegan con las reglas, de vez en cuando, las violan.

Con slogan se venden candidatos.

Tomo de referencia a solo dos candidatos porque son, según las encuestas publicadas, los únicos que tienen posibilidades de ganar. Pues bien, la cuestión es: ¿Qué tanto sabemos de la oferta política de cada uno? Sabemos, es cierto, que uno y otro han realizado foros, unos más difundidos que otros. Pero en ellos, la propuesta llega a los asistentes, a los presentes; y llega, si, por los medios al resto de la población, sesgada, minimizada o maximizada… ¿Cuántos tamaulipecos conocen la oferta política de cada candidato?

Políticos secuestran a la sociedad.

Hay una realidad tremenda: el fracaso escolar no puede ser ocultado, negado. Como tampoco puede ser negada la realidad que nos describe Carbonell. ¿Por qué hemos llegado a esta situación? Solo encuentro una: que la sociedad mexicana, en su conjunto, está secuestrada por los político, por los partidos políticos, y son los que de una manera directa ejerce el poder.

Eleccioón inedita.

En redes sociales aparecen, un díasí y otro también, encuestas que tienen todos los visos de ser más publicidad que propaganda. Sin embargo, las dos recientes más significativas, dan escenarios contrapuestos: El Universal en su encuesta le concede al candidato priista Baltazar Hinojosa Ochoa 6 puntos de diferencia; en tanto que la empresa Mitofsky concede 3 puntos de ventaja a Francisco Javier, decretando un empate técnico.

¿Tamaulipas sin transparencia?

Y en contraste, leemos como Gilda Cavazos la Contralora Estatal afirma que ya se está abatiendo el subejercicio: que ya se redujo: que la Auditoria Superior de la Federación había encontrado que en el año 2015 no se habían gastado 1200 millones de pesos; que las dependencias involucradas eran de Educación, Seguridad Pública y Salud, entre otras. Que ya se gastaron 1000 millones, que ya solo faltan por gastar 120 millones de pesos.

Día del comunicologo.

El evento toma relevancia, significación, porque va destinado a consolidar la identidad de quienes estudian dicha licenciatura: que la conozcan más, que tengan certeza en que los conocimientos teóricos como el desarrollo de ciertas habilidades, les darán más confianza en el mundo laboral. Identidad que fortalece y proporciona elementos de pertenencia: saber quiénes son en términos profesionales.

Inequidades electorales.

Estamos inmersos en un proceso electoral y, como siempre sucede, ya están a la orden del día las acusaciones múltiples; unas son a nivel mediático, en los medios sin más pruebas que las palabras; y otras, la que ya se conoce, en los órganos correspondientes. Ya se ventilo que el PRI acusa al PAN, a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de la compra de votos vía tarjetas.

Mas carbón, que guapo.

El hecho real, formal, es que vivimos un proceso electoral inédito: porque ahora los candidatos no se esconden en la propaganda negra para desprestigiar al contrario; y, sin embargo, en teoría, cada candidato debe ofrecer a la ciudadanía un conjunto de ofertas, susceptible de mover la conciencia cívica del elector: para que decida por quien votar al emitir su voto.

Debate: descalificaciones y promesas.

Una forma de calificar el éxito o fracaso del debate está en dos de mis contactos del Facebook: uno lamenta que, por ver el debate, no vio el partido de futbol de las Chivas vs Pachuca; en tanto que otro, afirma, que prefirió ponerse a jugar con su pequeño hijo. De ese tamaño, digamos, fue lo interesante, significativo o relevante el debate.

Debate: Descalificaciones y promesas

La pregunta ¿Qué opinión le merece el debate de los candidatos a gobernador?, tiene varias respuestas: unas son dogmáticas y […]

El PRI y la resistencia al cambio.

Si, el PRI está convencido de que los tiempos no han cambiado. Sigue en sus mismas costumbres, sus vicios y procedimientos, no se dan cuenta que ahí, donde han sido derrotados, es por eso, por no cambiar y entender que la sociedad, su contexto, ha cambiado. Es increíble: saben, por ejemplo, que el mal endémico de los gobiernos es la corrupción y la impunidad… y no dan visos, ni por error, de buscar enmendarlos.

El PRI y la resistencia al cambio

Cuentan que hay hombres (e instituciones) que son mediocres y otras inteligentes. La diferencia es elemental: los mediocres se tropiezan […]

Debate del subdesarrollo político

¿Debate político?, se ve como algo inédito en Tamaulipas. Para este momento el IETAM prácticamente ya tiene todo listo para […]

La confianza mata.

No hay enemigo pequeño y la confianza mata. ¿Por qué ambas expresiones? Porque los priistas, al menos en Tamaulipas, han estado acostumbrados a ganar, que piensan que asi sucederá siempre: no logran asimilar que la alternancia es parte de un escenario electoral y que, hoy por hoy, en Tamaulipas se percibe, se huele, cuando menos, una competencia, una lucha, que no es fácil de ganar.

La confianza mata

Cuando se hace un recuento histórico de la lucha política, sin mucho batallar, la expresión de que no hay enemigo […]

¿Protestar o aguantarse?

Veo, o leo mejor dicho, en las redes sociales un cumulo de expresiones que denotan hartazgo; que no se detienen […]

Memo al rescate.

Hay, sin embargo, otras lecturas que es preciso consignar. La más elemental es que Felipe Garza Narváez, simplemente, ya esta rebasado para esos menesteres; porque hace buen rato que no tiene trato, ni con editores, concesionarios y periodistas. La otra, sencillamente, que es una respuesta a la encuesta que, si bien es cierto que favorece a Baltazar, lo ubica con un ventaja mínima, para unos eso significa un “empate técnico”.

Memo al rescate

Sorprendió a medio mundo que Guillermo Martínez, memo para los amigos, se haya incorporado a la campaña de Baltazar Hinojosa […]

¡Las mujeres ganan la elección!

El obispo de Victoria Antonio González Sánchez se queja: de que hay 8 candidatos a la gubernatura y que solo […]

Siguenos en Facebook