Conoce los beneficios nutricionales del huevo

Los huevos no se deben lavar y después guardarse. Sólo si hay suciedad visible se recomienda limpiarlos, pero justo antes de cocinarlos.

El huevo es un alimento muy completo. Se puede cocinar de muchísimas formas y está presente en la gastronomía de diversas y variadas culturas de todo el mundo. No obstante, también se trata de un alimento polémico ya que, a lo largo de la historia se le han atribuido propiedades tanto positivas como negativas. Durante un tiempo se le demonizó y se le culpó del aumento en los índices de colesterol. Los expertos recomendaban limitar su consumo. Y en otras épocas se le han atribuido propiedades casi milagrosas. La investigadora mexicana Marina Idalia Rojo López, del Grupo de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau – IIB Sant Pau, nos aporta un poco de luz sobre este tema con datos y recomendaciones actuales.

Esta experta nos explica que el huevo es un alimento considerado como una excelente fuente de proteína. De hecho, destaca como una de las proteínas más completas disponibles en la alimentación. 

La Dra. Rojo López enfatiza que el huevo contiene todos los aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en una proteína de alta calidad. Aunque se reconoce que la yema del huevo contiene colesterol y grasas saturadas, también contiene grasas poliinsaturadas e insaturadas, que son beneficiosas para la salud. Además, el huevo es rico en vitaminas liposolubles como la D y la A, así como en colina y luteína, que brindan diversos beneficios para la salud.

En cuanto a los diferentes tipos de huevos, la investigadora explica que en términos de macronutrientes (proteínas y lípidos) no debería haber diferencias significativas entre los huevos de granja, ecológicos o de gallinas de libre pastoreo. Sin embargo, mencionó que podría haber una leve variación en el contenido de vitaminas debido a las diferentes fuentes de alimentación de las gallinas.

Beneficios para la salud

Como ya hemos comentado, el huevo es un alimento muy completo, por lo tanto está recomendado en el contexto de una dieta equilibrada, “especialmente para complementar el aporte proteico”, nos detalla la experta que asegura que “el consumo de un huevo al día no representa un riesgo importante para la salud en personas sanas, incluso en relación al colesterol. Sin embargo, en casos de enfermedades cardiovasculares u otros padecimientos, podría ser necesario limitar su consumo a tres o cuatro huevos por semana”.

Respecto al rendimiento deportivo, la investigadora señaló que el huevo es una proteína de alto valor biológico y puede contribuir positivamente a la musculatura y al rendimiento. Aunque existe la creencia de que las claras son más beneficiosas, la Dra. Rojo López aclara que la yema también contiene nutrientes importantes, por lo que no es recomendable eliminarla de la dieta.

¿Hay que mantenerlos en refrigeración?

Otra de las dudas que tiene mucha gente es si los huevos se deben conservar en el refrigerador o nevera o si podemos almacenarlos a temperatura ambiente, tal y como se encuentran normalmente en los supermercados. La respuesta de la experta es que, una vez en casa, se recomienda conservarlos en refrigeración. “Lo importante, una vez están en el refrigerador, es mantener la cadena de frío. Es decir, evitar sacarlos y volver a meterlos, sometiéndolos a cambios de temperatura”.

En relación a lavar los huevos, la investigadora explicó que no es recomendable hacerlo antes de guardarlos, ya que la cáscara es porosa y podría permitir la entrada de microorganismos. Sin embargo, si hay suciedad visible, se sugiere limpiarlos justo antes de cocinarlos.

Por último, la Dra. Rojo López comenta que consumir huevos crudos presenta riesgos, ya que el cuerpo humano no tiene las enzimas necesarias para digerir adecuadamente la proteína del huevo en su forma cruda. Además, existe el peligro de infección por microorganismos como la Salmonella.

Con información de https://www.vidaysalud.com/

Salir de la versión móvil