La muerte de la española Pilar Garrido sigue siendo una incógnita

Padres del esposo de la desaparecida, afirman que fue un caso plagado de irregularidades, desaseado, sucio e injusto.

José Luis Ávila

CIUDAD VICTORIA, TAM.- Los padres de Jorge Fernández González, acusado de asesinar a su esposa, la española María del Pilar Garrido, pidieron la intervención del gobernador Américo Villarreal Anaya, para esclarecer los hechos.

En rueda de prensa, recordaron las inconsistencias del juicio en el que se condenó a su hijo, por feminicidio, y argumentaron que fue un caso plagado de irregularidades, «desaseado, sucio, injusto».

Entre los datos contundentes mencionaron que María del Pilar no murió por estrangulamiento, sino por ahogamiento, datos que constató la propia perito de la Fiscalía General de Justicia, Silvia Guevara, pero cambió durante el juicio.

Otra prueba que demuestra la inocencia de Fernández González, dijeron, fue la geolocalización del teléfono móvil de la víctima, que fue encendido en un área distinta a donde se encontró la osamenta, justo cuando Jorge estaba rindiendo su declaración.

Jorge Fernández y Adriana González, en compañía del abogado defensor, exigieron a las autoridades que resuelvan el amparo que desde hace un año promovieron y de no ser así, agotarán todas las instancias legales para que absuelvan a Fernández González.

En enero de 2019 Jorge fue condenado a 47 años de prisión por el delito de feminicidio y hoy purga la condena en el Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Ciudad Victoria.

Pero en septiembre de 2021, un Tribunal federal anuló la sentencia condenatoria, por lo que ahora una Sala Colegiada Penal del Estado de Tamaulipas debería revisar el caso «en un breve término», situación que ya se postergó poco más de un año.

Salir de la versión móvil