Ola naranja en Tamaulipas

0
844

Difícil, pero no imposible que el ahora precandidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la gubernatura, Arturo Díez-Gutiérrez Navarro, logre ganar la elección del próximo 5 de junio, sobre todo sí ocurre una “guerra de lodo” en contra de sus virtuales adversarios, es decir César Augusto Verástegui Ostos de la coalición “Va por Tamaulipas” y Américo Villarreal Anaya de la coalición “Juntos haremos historia en Tamaulipas”, generada desde adentro de los mismos partidos políticos que los nominaron.

          Las nominaciones de los ahora precandidatos de “Va por Tamaulipas” y de “Juntos haremos historia en Tamaulipas” causaron malestar e inconformidad en varios grupos internos, incluso se habla de que acatarán “a regañadientes”, como se dice popularmente, las decisiones de sus dirigentes nacionales, pero no harán nada para ganar la gubernatura.

          Además, hay claros indicios de que los equipos tanto de Verástegui Ostos como de Villarreal Anaya preparan una serie de denuncias que podrían dañar los proyectos políticos de ambos contendientes, puesto que están dispuestos a delatar supuestas violaciones a las leyes electorales, como podría ser el caso de actos anticipados de campaña o de recibir financiamiento ilegal de empresarios ligados a organizaciones criminales.

          En caso de que se registre esta “guerra sucia”, como se teme entre distintos grupos políticos, se le abriría el camino a Díez-Gutiérrez Navarro a pesar de que carece de una sólida estructura partidista, como ayer mismo lo reconoció durante la conferencia de prensa que ofreció poco antes de arrancar la precampaña para recorrer los 43 municipios de la entidad.

          El también exalcalde de Victoria ofreció atraer inversiones de importantes grupos empresariales del país, como es el caso de mujeres y hombres de negocios de Nuevo León y de Jalisco con quienes se ha reunido para destacar ventajas competitivas de Tamaulipas, además, recordó que durante su gestión municipal se instalaron varias cadenas de supermercados, entre los que se encuentra Sam´s, Walmart y Comercial Mexicana.

          De igual forma, Díez-Gutiérrez Navarro anunció que recibirá el apoyo de los gobernadores surgidos de las filas de MC, como es el caso del joven Samuel García Sepúlveda de Nuevo León, que se comprometió a estar en diversos actos de la campaña para la gubernatura de Tamaulipas.

          Es por eso, que no se debe descartar la posibilidad, aunque muy remota, de la llegada de la “Ola Naranja” a la entidad, puesto que la contienda electoral por la gubernatura estará plagada de denuncias y demandas entre los contendientes de las coaliciones integradas para el 2022.

          En otro tema, el doctor Faustino López Vargas protesto ayer como senador de la república en sustitución de Villarreal Anaya, cuyo evento estuvo encabezado por la presidenta de la cámara alta del Congreso de la Unión, Olga Sánchez-Cordero Dávila, quien le dio la bienvenida al legislador morenista.

          La llegada del doctor López Vargas al Senado fue calificado como un acto de justicia por diversos grupos sociales y políticos, incluso algunos recuerdan que se hizo a un lado para darle oportunidad a Villarreal Anaya a pesar de tener una larga trayectoria en las filas de la izquierda en el país.

          Se habla de que los simpatizantes del ahora senador de la república no están dispuestos a trabajar a favor de la campaña de Villarreal Anaya, debido a que nunca tuvo la amabilidad de reconocer el apoyo brindado por López Vargas, quien fue uno de los fundadores de Morena en Tamaulipas.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema del Senado, el coordinador de la fracción de Morena, Ricardo Monreal Ávila, declaró ayer que nunca se pelearía con López Obrador a pesar de que no le ha reconocido el trabajo político que ha hecho junto con él a lo largo de 25 años, sin embargo, nadie descarta la posibilidad de que está aparente sumisión cambiará radicalmente cuando se inicie el proceso interno para designar a la candidata o al candidato de Morena a la presidencia de la república en el 2024.

          Nadie mejor que el político zacatecano conoce a López Obrador, quien jura y perjura que “la venganza no es su fuerte”, pero nadie descarta la posibilidad de que desde Palacio Nacional surja la instrucción de remover a Monreal Ávila como coordinador de Morena y de la presidencia de la mesa directiva del Senado, especialmente ahora que al tabasqueño no le gusto nada que criticara a “los radicales” de la llamada 4° Transformación.

          El descontento de López Obrador llegó a tal grado que reconoció públicamente que es “radical e intransigente”, pero lógicamente aprovechó esta ocasión para señalar que esta orgulloso de sus raíces y como tal su lucha es contra del sistema corrupto del pasado.

          Y hablando del pasado, el autor de la columna “Serpientes y escaleras”, Salvador García Soto, reveló su colaboración del pasado domingo que el empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz expresó que “no quiero dar a conocer más videos y toda la información que tengo sobre muchos funcionarios actuales del gobierno de México”.

          Aunque el empresario argentino que enfrenta en proceso de extradición solicitada por la Fiscalía General de la República (FGR), no dio nombres de quiénes son los funcionarios que colaboran con López Obrador, se habla de que hay un video que hasta el momento no se ha difundido en donde se escucha la voz de Carlos Imaz Gispert, quien en el 2004 le pidió dinero a Ahumada Kurtz para realizar un viaje a Europa con su esposa, que esa época era nada menos que la actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

          Como se verá, la sucesión presidencial adelantada que propició el mismo López Obrador se pone cada día más interesante, por lo que Monreal Ávila no tiene necesidad de pelearse con el político tabasqueño que ayer andaba afónico y con un posible contagio de ómicron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here