Paréntesis político

0
889

En medio de una preocupación real de Salud Pública mundial, después de que parecía habíamos vencido al COVID-19, todo indica que estamos entrado a una gigantesca preocupación, porque el panorama se agrava con la llegada de una variante del SARS COV2.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó nombrar ‘Omicron’ a la nueva sepa que en un lapso de 72 horas ha reavivado temores que parecían más que olvidados, superados.

Dicen los que saben que la variante ‘Omicron’, ha sido clasificada por los científicos de la OMS como “preocupante”, según un comunicado emitido el viernes pasado por el organismo mundial. La clasificación que se alude, es la más alta que se otorga en relación a la preocupación que genera para el organismo sanitario y su riesgo de propagación.

Según los reportes de los hombres de ciencia, la variante fue detectada por primera ocasión, el pasado 24 de noviembre en Sudáfrica, aunque sus antecedentes se registran con presencia en naciones de Europa, Medio Oriente y Asía como Bélgica, Israel, Hong Kong y su expansión a otros territorios africanos como Botswana.

Las pruebas preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras, puesto que la variante presenta un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes, además que se adiciona la rapidez de su aparente expansión.

Mientras en México el presidente López informa a la población que están dándole seguimiento a la información sobre el tema, “…que no hay razón para preocuparse, porque no hay motivos de riesgo…” de acuerdo a los datos que dice tener.

En contrasentido, 27 estados que conforman la Unión Europea, Reino Unido, Israel, Canadá, Estados Unidos, Brasil y Argentina, decretaron controles fronterizos más estrictos a los vuelos provenientes de África a quienes se les ha cerrado los aeropuertos.

En nuestro México Lindo y Querido, las autoridades federales y algunas locales, como las de la CDMX, están haciendo la reflexión sobre las celebraciones del Gran Premio de la Ciudad de México, el Desfile de la Revolución y de conciertos musicales masivos sin que hubiera más contagios.

Con mucho bombo y platillos anunciaron la celebración del 3er aniversario de la puesta en marcha de la Cuarta Transformación (4ª T) en la Plaza de la Constitución (Zócalo de la CDMX), prácticamente en un reto abierto al cotagio.

Desconozco si la presidencia mexicana esté enterada que la variante sudafricana, recién descubierta, presenta 50 mutaciones y la mayoría de ellas están enfocadas en la proteína de la espiga que permite al virus adherirse a las células humanas.

Según la OMS ha identificado más de 10 diferentes variantes que comenzaron a presentarse desde mediados de 2020 y tan solo cinco de ellas se han clasificado como muy preocupantes.

Las variantes más peligrosas son cinco y de ellas la llamada Delta y Omicron, la más reciente, han sido reconocidas por su alta tasa de contagio, algo que no se observaba en las variantes Alpha, Beta y Gamma.

Fueron innumerables los países que se avocaron al estudio de la enfermedad que azotó al mundo a finales del 2019 en China, aunque fueron pocos quienes alcanzaron el éxito contra el COVID-19 y los laboratorios, seguro ‘hicieron su agosto’, porque vendieron la vacuna condicionada a muy alto precio.

Por desgracia las cepas están limitando la confiabilidad de las vacunas que actualmente se aplican en el mundo y hasta la política de intereses políticos también limita el paso de ciudadanos de un país a otro en la apertura de fronteras a quienes estén vacunados con la marca preferida.

‘Omicron’ es una cepa que está empezando a estudiarse y una de las primeras investigaciones se interesan sobre la utilización de las vacunas que existen en el combate a esta variante.

Las mejores recomendaciones es creer en lo que usted considere es la verdad y tomar, o en su caso retomar, las medidas precautorias de salud. El cubrebocas, el uso constante de gel antibacterial y la sana distancia.

Uno de los problemas del siglo es la incredulidad en los gobiernos y vale la pena no confiar, siga su criterio personal pero no se confíe de lo que pudiera o no suceder y haga caso de su propia experiencia.

Se estima que en este momento hay más de 3 mil 333illones, 599 mil personas en el mundo completamente vacunadas, lo que representa un 40 por ciento de la población global; lo que se traduce en más del 50 % vacunados.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here