Protector solar, el mejor aliado de tu piel

0
1341

Dra. Paola Orozco Hernández, ​Directora de Formación Universitaria del área de Ciencias de la Salud de la UAG

¿Desde qué edad debo usar protector solar? ¿Por qué debo usar protector solar todos los días?

Éstas son algunas de las preguntas que constantemente escucho sobre el uso del protector solar, en mi opinión es el paso más importante de una buena rutina de cuidado de piel.
Lo primero a explicar es ¿qué es y cómo funciona el protector solar? El protector solar nos ayuda a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) dañen la piel.

Es importante aclarar que existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB, ambos causan daños y aumentan el riesgo de cáncer de piel. La luz UVB es la principal causa de las quemaduras por el sol, sí; esos rayos que nos dan el aspecto bronceado cuando vamos a la playa,  mientras que los rayos UVA penetran en la piel más profundamente,  se asocian con las arrugas, la pérdida de la elasticidad y otros efectos provocando un envejecimiento prematuro.

Un punto importante en la selección del bloqueador es el factor de protección solar (FPS) este término se le denomina al número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema o enrojecimiento previo a la quemadura solar.

Se debe tener en cuenta que la definición sólo indica la capacidad de protección frente los rayos UVB mas no frente a los otros efectos producidos por la radiación UVA, es por eso que siempre tenemos que elegir un protector solar que especifique que actúa sobre UVB y UVA.

Una vez que entendemos cómo funciona el protector solar, me gustaría explicar el mecanismo por el cual los rayos UV pueden provocar cambios irreversibles en la piel.

Los rayos ultravioletas penetran en la piel en diferentes grados, estos tipos de radiaciones destruyen dos fibras esenciales para la piel: la elastina y el colágeno, las cuales son fundamentales para la estructura y la elasticidad de la piel. Por lo tanto, una exposición prolongada al sol disminuirá el número de estas sustancias y hará que a la larga la piel envejezca de manera prematura.

En ocasiones, después de largas exposiciones a rayos UV, el ADN de las células de la piel es dañado. Estos cambios pueden alterar la información genética celular y producir mutación que influye en la carcinogénesis (formación de células cancerígenas) por lo que a largo plazo puede terminar en cáncer de piel.

Es importante saber que los efectos del sol son acumulativos y que aproximadamente 80 % del daño solar se produce en las personas antes de cumplir los 18 años. Por lo que retomo la primera pregunta, ¿Desde qué edad debo usar protector solar? La respuesta es ¡desde bebés! Es por eso que existen protectores solares diseñados para cada etapa de la vida.
Para concluir me gustaría dar algunas recomendaciones:

  • Elije protector solar con un FPS mayor a 30.
  • Retoca el protector solar cada 4 hrs.
  • En caso de nadar, sudar o ducharse reaplicar el protector solar.
  • Elije un protector solar para el cuerpo y otro diferente para el rostro, ya que las necesidades de la piel son diferentes.
  • Aplica protector solar todos los días, incluso si te quedas en casa.
  • Si trabajas en exteriores protege tu rostro del sol con una cachucha o sombrero.
  • Evita tomar el sol por tiempo prolongado.
  • Hay una amplia gama de protectores solares en el mercado, consulta a tu médico para que te ayude a seleccionar el ideal para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here