Pretende PAN acabar con el PRI

La nota se ha leído 938 veces

El PRI podría perder 3 de las 4 alcaldías que ganó en la elección del pasado domingo 6 de junio, puesto que el PAN impugnó los resultados electorales en Abasolo, Güémez y Jiménez ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), sin embargo, hay que esperar sí las pruebas de las supuestas irregularidades cometidas están bien fundamentadas o sólo buscan hacer ruido ante el estrecho margen de votos que hay entre los contendientes de ambos partidos políticos.

          La situación más relevante se registra en el municipio de Jiménez, en donde el contendiente del PRI, Luis Enrique Salazar Sánchez obtuvo 2 mil 196 votos, en tanto que la candidata del PAN, Teresa de Jesús Barrientos Saldívar sacó 2 mil 133 sufragios, por lo que hay una diferencia mínima de 63 votos.

          El equipo de asesores del PRI defenderá el triunfo de ahora alcalde electo, Salazar Sánchez, puesto que no se cometieron las irregularidades denunciadas por el PAN, pero pretende aprovechar el pequeño margen para tratar de ganar la alcaldía de Jiménez en la mesa, señalaron fuentes del tricolor.

          Una situación similar se presenta en el municipio de Abasolo, ya que el candidato del PRI, Rubén Curiel Curiel obtuvo 3 mil 134 votos, en tanto que el contendiente del PAN, Humberto Saldaña Blanco, logró 2 mil 776 sufragios, por lo que hay una diferencia de sólo 358 votos.

          El alcalde electo de Abasolo, Curiel Curiel declaró que no se registraron las irregularidades que denunciaron los seguidores del contendiente panista, por lo que espera que el Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trieltam) deseche la impugnación presentada para poder tomar posesión del cargo el próximo 1° de octubre.

          En Güémez, el candidato del PRI, José Lorenzo Morales Amaro obtuvo 3 mil 506 votos, en tanto que el abanderado del PAN, Javier Grimaldo Torres, logró sacar 2 mil 862 sufragios, por lo que la diferencia es de 644 votos.

Morales Amaro, quien ha gobernado el municipio de Güémez en tres ocasiones y está será la cuarta vez en caso de que no haya cambios en los resultados electorales por parte del Trieltam.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de las impugnaciones presentadas ante el IETAM, llama la atención la queja presentada por la candidata de Fuerza por México (FxM) a la alcaldía de Camargo, Nora Elvia Durán Venegas en contra del triunfo de la abanderada del PAN, María del Carmen Rocha Hernández.

Y llama la atención porque Durán Venegas sólo obtuvo 96 votos, en tanto que la ahora alcaldesa electa de Camargo, Rocha Hernández sacó 2 mil 315 sufragios, cuya diferencia resulta evidente.

Pero resulta que la candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia”, integrada por Morena y PT, Elizabeth Reséndez Delgado, si puede impugnar el resultado luego de obtener 2 mil 304 sufragios, es decir a sólo 11 votos de Rocha Hernández, por lo que no se descarta esta posibilidad en caso de que sus asesores “no se duerman en sus laureles”, como dice el viejo refrán.

Ni siquiera la candidata del PRI a la alcaldía de Camargo, Teófila del Carmen Garza Alanís, quien obtuvo mil 662 votos, impugnó el resultado del pasado domingo 6 de junio.

También el candidato de FxM a la alcaldía de Gustavo Díaz Ordaz, José Luis Romo Arvizu, busca llamar la atención porque sólo obtuvo mil 360 votos, mientras que la contendiente de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Nataly García Díaz logró 2 mil 85 sufragios para ganar la elección.

Ni siquiera la candidata del PAN a la alcaldía de Gustavo Díaz Ordaz, Paola Elizabeth Méndez Domínguez, quien obtuvo mil 499 votos, es decir 139 sufragios más que Romo Arvizu, impugnó el resultado electoral.

En contraste, el PAN podría perder la alcaldía de Burgos luego de que el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Rómulo Martín Flores Aldape, logró obtener mil 981 votos, en tanto que el abanderado panista, Jorge Eleazar Galván García sacó 2 mil 72 sufragios, es decir existe una diferencia de tan sólo 91 votos, cuya ventaja podría revertirse en caso de que las pruebas de las supuestas irregularidades estén bien sustentadas.

Las impugnaciones serán revisadas y evaluadas por las magistradas y magistrados del Trieltam, quienes tienen de plazo hasta agosto para emitir sus sentencias a favor o en contra, pero no hay duda de que el PAN busca acabar con el PRI, en caso de que logre arrebatarle 3 de las 4 alcaldías que ganó en las elecciones del pasado domingo 6 de junio.

Y hablando del PAN, tiene mucha razón el excandidato panista a la presidencia de la república, Ricardo Anaya Cortés, cuando dice que el presidente Andrés Manuel López Obrador “perdió la brújula”, puesto que está tan interesado en lograr la ampliación del mandato del ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, que no le importa insultar y denigrar a ministras y ministros que él mismo propuso para llegar al máximo tribunal del país.

Resulta grotesco la forma en que se ha empeñado que la gestión del ministro Zaldívar Lelo de Larrea concluya hasta el 2014, como ayer mismo sucedió durante la conferencia en Palacio Nacional, en donde afirmó que las ministras Ana Margarita Ríos Ferrer y Yasmín Esquivel Mossa, ni el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, pueden lograr encabezar la reforma del Poder Judicial.

Se espera que la presión de López Obrador no influya en la decisión del pleno de la SCJN, puesto que la ampliación del mandato de Zaldívar Lelo de Larrea atenta contra la independencia del Poder Judicial, sin dejar de mencionar que se trata de una imposición vil y descarada del político tabasqueño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here