¿Y ahora qué sigue?

La nota se ha leído 712 veces

Finalmente el Congreso de Tamaulipas recibió la notificación de la Cámara de diputados federales, en torno al desafuero del Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA. Los que trajeron esa encomienda, no hicieron tanto ruido y de manera discreta, llegaron algo así como a las once de la mañana y cumplieron con la formalidad que amerita el caso. Al final de cuentas, sólo son enviados para cumplir una tarea.

¿Cuál es el siguiente paso?, la realidad de las cosas es que mucho se ha dicho, comentado y especulado en torno a la situación por la que atraviesa GARCÍA CABEZA DE VACA. Se comenta que tras la notificación, el Congreso local dispone de un plazo de 48 horas para elegir un sustituto, que de acuerdo a la misma Constitución sería el Secretario General CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS. Sin embargo, el Congreso local analiza otras vías legales, aparte de la Controversia Constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que evite el desafuero del mandatario tamaulipeco.

Si bien era una decisión que se veía venir, el presidente de la Junta de Coordinación Política GERARDO PEÑA no midió bien el impacto y fue cometiendo error tras error, al blindar primero al gobernador y luego desistirse o modificar el acuerdo. Un segundo error lo vino a cometer, al anticiparse el pasado viernes en la sesión, en la que se determinó que el desafuero no procedería en Tamaulipas, cuando ni siquiera tenía la notificación por parte de la Cámara de diputados federales.

Lo cierto es que no debe quedar duda, no sólo de las intenciones del Gobierno de la República sino de las claras intenciones de  meter a la cárcel al gobernador GARCÍA CABEZA DE VACA, aun cuando para ello, se tenga que violentar el proceso y hasta la Constitución se tenga que hacer a un lado.

El objetivo es ese. Ahora bien, la perversidad del Gobierno Federal, Cámara de diputados y Fiscalía General de la República podrá tener una tregua en las próximas semanas o meses, pero tampoco no debe quedar duda, de que si no lograr atestar el golpe político contra el gobernador de Tamaulipas, lo asestarán una vez que concluya el mandato para el que fue elegido. No hay que olvidar que a CABEZA DE VACA se le acaba su periodo en septiembre del 2022 mientras que al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR le van a restar como mínimo dos años de su periodo.

El objetivo es por demás claro, lograr que Morena tenga el poder en Tamaulipas. Desafortunadamente, conforme han ido pasando los días, han surgido múltiples especulaciones que pueden generar, en un momento dado, una inestabilidad en el Estado, cuando aducen que CABEZA DE VACA no está en Tamaulipas. Si bien no ha aparecido públicamente, pudiera decirse que es por la veda electoral, pero también, porque quizá el mandatario considera que más que mediático,   su caso se debe resolver por la vía legal, de ahí que posiblemente, desde la casa Tam, antes casa de Gobierno, debe estarse analizando el tema y preparando la estrategia a seguir.

Por cierto, poco o nada de ayuda tuvo el mandatario tamaulipeco, con la caravana que se organizó en Ciudad Victoria como en los principales municipios de Tamaulipas, porque si bien pudo haber sido en apoyo de GARCÍA CABEZA DE VACA finalmente se politizó por los candidatos a alcalde, diputado local y legislador federal, y lejos de propiciar un respaldo ciudadano, generó malestar entre los que poco o nada tenían que ver con la caravana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here