¿Estrategia de victimización?

La nota se ha leído 738 veces

La guerra sucia o estrategia política, trae a más de uno de los candidatos a cargos de elección popular preocupados.

La lectura que le darán unos puede ser una, pero otros sabrán entender el mensaje. Y puede ser una u otra, pero la elección de alcaldes empieza a enturbiarse, de tal manera que lo ideal es no gancharse, sobre todo con quienes quieren victimizarse o bien, los que pretenden sacar raja política.

Diremos que la alcaldesa con licencia PILARE GÓMEZ LEAL públicamente denunció la violencia política en razón de género, de que la actual es víctima, al recibir insultos, burlas y comentarios despectivos como persona y no por su desempeño como presidenta municipal de Victoria.

Además de ello, dijo a la opinión pública haber recibido amenazas de muerte, posiblemente como un acto para amedrentarla en su promoción del voto.

De los que se ven afectados con este tipo de “estrategia” si es que así se le puede llamar es el candidato a diputado local por el Partido Acción Nacional ARTURO SOTO ALEMÁN, a quien le cambiaron una letra de su primer apellido, por gente que posiblemente ya sepa de quien se trata.

Lo cierto es que ese tipo de actos, deben denunciarse, porque de una u otra forma, el Instituto Electoral de Tamaulipas poco o nada puede hacer, por investigar y sancionar a los presuntos involucrados. Por cierto, ojala y los candidatos del PAN disminuyan algún grado de la soberbia que se traen, porque lejos de ser humildes, pareciera que no se les mereciera. Y es que, el horno no está para bollos y muchos de los panistas candidatos lo saben en municipios y distritos, donde andan preocupados por el avance que traen los de Movimiento de Regeneración Nacional.

Aun cuando se llegó a pensar que el resultado del proceso de selección de candidatos, que no dejó a todos contentos, ocasionaría una división entre ellos, la realidad es que no es así y los desprendimientos que se han dado, son contados. Sea cierto o no, LUIS RENÉ CANTÚ presidente del PAN bajó de peso y no es precisamente porque esté a dieta, sino por la preocupación que trae, al saber que en varios ayuntamientos se puede perder.

Y decíamos acerca de la soberbia que traen los del PAN como de otros partidos políticos, sobre todo en aquellos candidatos que llegan en camionetas suburban, algunas de ellas hasta blindadas, a colonias humildes, donde ni siquiera hay pavimentación y rodeados de un buen número de guaruras, que lejos de permitir el acercamiento con los electores, ni se les puede arrimar, por aquello de ser sujetos de alguna agresión.

Posiblemente por ello la presidenta del INE en Tamaulipas OLGA ALICIA CASTRO aduce que hasta ahora, ninguno de los candidatos a diputado federal, han solicitado seguridad personal para que puedan realizar sus actos de campaña y promocionarse ante el electorado.

Lo que son las cosas, en caso de que así lo requirieran, la solicitud se llevaría a la Guardia Nacional. ¿Y porque no a la Secretaría de Seguridad Pública? Posiblemente porque no se confía en sus elementos. Lo cierto es que algunos candidatos ya se sienten con desventaja y han recurrido a estrategias para llamar la atención, con la esperanza de recuperar terreno político pero sobretodo, la confianza de un electorado, que ya no cree en tantas promesas y compromisos no cumplidos. En fin.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here