La Brigada Cívica, fuerza política real

La nota se ha leído 867 veces

Sin duda la Brigada Cívica “Pedro J. Méndez” es una realidad social y política en Tamaulipas, como lo demostraron este miércoles en la capital.

Son seis municipios con un peso específico a la hora de los comicios. Pueden ser la diferencia entre ganar o perder de un candidato.

Por primera vez en más de diez años de existencia se “descolgaron” a ciudad Victoria, en plan de protesta contra la Guardia Nacional y la Fiscalía del Estado por falta de acciones que señalaron muy en específico, en un mitin que realizaron.

Definidos como autodefensas en contra de criminales, se habían mantenido en su área de influencia, aunque con gestión constante ante órganos de gobierno. De su grupo es la diputada Nohemí Estrella Leal, con una reelección.

Partidos, candidatos y hasta autoridades estatales parecen “sacarle la vuelta” o al menos es un tema que manejan en lo oscurito, como si no fuera una realidad. Por lo general prefieren no hablar en público cuando se trata de postular candidatos en esa región.

En 2016 el PRI le quitó el registro Reyes Zúñiga Vásquez, Gustavo Estrella Cabrera y Luis Cesáreo Aldape Lerma, de Mainero, que jugaban por las alcaldías. Casualmente los dos primeros están en el poder, por las siglas del PAN.

Habían organizado movilizaciones en la cabecera de Hidalgo con hasta 30 mil almas, una base social bastante firme como para pensar que no tienen estructura.

En lo social y lo político representan una fuerza de presión. Son agricultores y ganaderos, tienen necesidades y urgen demandas, sufren pérdidas en sus cosechas, pagan impuestos y… También votan.

Con datos del 2018 digamos que la lista nominal en los seis municipios era de alrededor de 42 mil ciudadanos, de los cuales votaron casi los 30 mil, el 71 por ciento.

Ganaron los candidatos que ellos registraron, por el PRI San Carlos y San Nicolás y el resto por Acción Nacional y, aunque pudiera pensarse, no fue una votación copiosa sino moderada.

Hace tres años en Hidalgo votaron nueve mil 800, la cifra más alta de los seis, seguido por Padilla con casi ocho mil 850. San Nicolás son 950.

Como segundo ejemplo hablemos de la diputación por el distrito 13, que en el 2019 registró una votación de 33 mil 500 sufragios por el PAN y 14 mil por Morena. Fue a las urnas el 49 por ciento, el más alto después de Xicoténcatl, el distrito 16 donde mandan galleta Los Trucos.

El análisis nos hace ver que no son votos cautivos y hay un libre juego entre los partidos, aunque pudiera ser determinante el apoyo del grupo cívico.

Rumbo a las elecciones del 2021 andan en campaña los diputados federales y, por datos del INE, se sabe que los partidos todos (bueno, coalición Morena-Verde) presentaron candidatos. El V distrito comprende los municipios de Güémez, Hidalgo, Mainero, Padilla, San Carlos, San Nicolás, Victoria y Villagrán.

En lo local oficialmente no hay candidaturas reconocidas por el IETAM, pero también van todos y harán campañas por esa región.

Por primera vez estuvieron en Victoria y amenazaron con regresar, como dijo la diputada Estrella, si en un plazo perentorio no se les resuelven sus demandas.

Hablando de otras cosas, pero sin salirnos de lo electoral vaya que les empezó a llegar “chambita” a los jefes del Tribunal Electoral del Estado. Este miércoles dieron entrada a 94 recursos ciudadanos interpuestos por la gente de “Morena Azul Tamaulipas”, en contra de la selección de candidatos.

Van desde “suspirantes” a diputados, alcaldes, regidores, síndicos y suplentes de todos rumbos, en un “machote” de demanda que debió haber sido elaborado por el mismo abogado. Solo cambiaron los nombres.

Hasta coinciden en la misma dirección para “recibir y oír notificaciones”: 15 Allende No. 302 en el plano de Ciudad Victoria, que son las oficinas del CDE morenista.

Solo falta saber que el pago de los abogados para combatir a Morena sale del presupuesto del mismo Morena.

Es lo que mantiene en desventaja al guinda frente a sus adversarios, y seguirá mientras la dirigencia nacional no tome medidas drásticas. Se devoran entre ellos mismos.

Le dimos una “vueltecita” a la Cartilla para Periodistas elaborada por el Instituto Electoral local y encontramos dos elementos de interés para el día de las elecciones. Para que se enteren los periodistas.

El “acarreo” para votar está permitido según dato de una resolución del Tribunal Electoral: “No todo el transporte de votantes es un delito. Existen casos en que los simpatizantes de un partido, se ponen de acuerdo y van por su voluntad en grupos”.

Les faltó decir que está permitida la “operación almuerzo”, tamales, menudo, carnitas y hasta los micros fuera del domicilio para ir a emitir el sufragio, o el vale de gasolina.

Para que lo sepan los periodistas: “Está prohibido solicitar evidencia respecto al sentido de su voto a través de fotos o con una declaración firmada”. Evidente que va para los burócratas.

Muy abstracto pero ¿prohibir entrada de celulares a las mamparas? No se puede. Ya tocará a los partidos difundir más qué pueden hacer para llevar el video a los jefes y luego votar por el partido de su preferencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here