¿Habrá Ruta 6?

La nota se ha leído 912 veces

Finalmente el empresario FRANCISCO ARELLANO CONDE regresó a donde nunca debió haber salido. Era cuestión  de tiempo y finalmente fue víctima de las formas y circunstancias que imperan al interior del partido Fuerza por México. Pensó que con el padrinazgo de FRANCISCO CHAVIRA MARTÍNEZ alcanzaría la nominación de FxM como candidato a diputado local por el distrito 14 (Victoria-Norte) y obviamente que no fue así. Le cerraron la puerta, le dijeron no y por ende, lo dejaron fuera de toda posibilidad de participar como candidato en la próxima elección de alcaldes y diputados locales. En su desquite, ARELLANO CONDE se quejó de quien preside el partido FxM en Tamaulipas YADIRA CEPEDA SOSA e incluso, del secretario general HUGO MARIO TORTEYA, a quienes los maneja y manipula el líder nacional GERARDO ISLAS. Lo de ARELLANO CONDE es normal, no obstante a que formó parte de la comparsa de las visitas que ISLAS realizó a la Capital del Estado, en donde dos veces pidió al Instituto Nacional Electoral atraer la elección de alcaldes y diputados locales, misma cantidad que le dijeron que no, por ignorante. Y es que GERARDO desconoce le legislación electoral, donde habrá que decir que tanto el INE como el Ietam han sido tolerantes con el todavía diputado local por el Estado Puebla. Diremos que FRANCISCO ARELLANO militó en el Partido Revolucionario Institucional, donde presidió una organización empresarial, con la que en su momento pretendió acaparar espacios políticos que finalmente nunca se le dio. Pasó elección tras elección y CONDE nunca figuró ni siquiera como suplente en alguna candidatura. Desde hace años trae la espinita de volver a participar en una elección. En el 2016 FRANCISCO ARELLANO se atrevió a jugar a las candidaturas independientes, vía por la que fue prospecto a diputado federal por el Distrito 05 con cabecera en Victoria, donde no alcanzó a recabar las casi seis mil firmas que como parte de los requisitos tenía que cumplir. Un tiempo se desapareció del escenario político-electoral, hasta que conoció a FRANCISCO CHAVIRA, con quien trató la compra-venta del edificio que hoy alberga las instalaciones de la Universidad del Norte de Tamaulipas, que desde su creación a la fecha, no cuenta ni con alumnos. Ambos dieron vida a la organización denominada Ruta 5, desde donde pretendieron ser tomados en cuenta para un cargo de elección popular que sigue sin llegar. Le llaman así (Ruta 5), y poco o nada tiene que ver con transporte público, sino porque en esa cantidad de partidos han militado y simpatizado e ignorado, porque que hasta ahora siguen sin tomarlos en cuenta. Los últimos que les negaron cualquier posibilidad de participar en una elección, como la de este año, fueron Fuerza por México y Movimiento de Regeneración Nacional. Ha como van, todavía les quedan otros cinco partidos, de los diez que actualmente tienen registro. Haber en cuál de todos ellos, finalmente les toman en cuenta el capital político que dicen tener, pero que ha sido insuficiente para ser postulados a un cargo de elección popular. ¿La otra es dar vida a la Ruta 6? En fin.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here