Muere niño en parque de Xcaret tras ser succionado por filtro de agua

La nota se ha leído 1932 veces

QUINTANA ROO.-Un menor de 13 años de edad, identificado como Leo Luna Guerrero, murió tras ser succionado por un sistema de filtración de agua en el Xenses, uno de los parques del Grupo Xcaret, en la Riviera Maya.

El accidente que tuvo lugar el 27 de marzo, le dejó graves lesiones al menor, pues a pesar de que lo trasladaron a una clínica en la ciudad de Playa del Carmen, donde lograron estabilizarlo, su estado de salud se complicó y al día siguiente falleció .

No fue hasta este miércoles, que Grupo Xcaret admitió el deceso del pequeño a través de un comunicado y lamentó lo ocurrido asegurando para los demás visitantes, que después del accidente «el área fue asegurada y se han tomado medidas puntuales, como la presencia permanente de un guardavida «.

Expresó sus condolencias a la familia que los visitaba desde Durango y dijo que están investigando los hechos «con el objetivo de llegar hasta las últimas consecuencias».

“En los más de 30 años que el Grupo tiene operando parques, nunca se había suscitado un acontecimiento semejante. Es importante resaltar que desde el momento del accidente el área fue asegurada y se han tomado medidas puntuales, como la presencia permanente de un guardavida (…) Estamos conduciendo las investigaciones pertinentes con el objetivo de llegar hasta las últimas consecuencias. Reiteramos a la familia nuestras más sinceras condolencias ”.

En redes sociales, Miguel Luna Calvo, padre del menor, difundió su propio testimonio en donde acusa que hay irregularidades en la investigación, ya que las autoridades del estado no querían entregarle el cuerpo del pequeño hasta que se firmara un perdón.

EL CUERPO DE SU HIJO, ASÍ LO NARRA EL PADRE.
Momentos de terror vivió una familia de Durango que visitó Quintana Roo.
El menor L. L. G. de 13 años de edad, hijo del médico cardiólogo Miguel Ángel Luna Calvo, perdió la vida en las instalaciones del Parque XENSES el pasado sábado 27 de marzo, mientras disfrutaba de la atracción del río de lodo.
El menor fue succionado por el sistema de filtración, mismo que tenía la tapa principal abierta; aunque su padre intentó rescatarlo, éste igual estaba siendo succionado… él logró salir con ayuda de otras personas, mientras que el menor perdió la vida horas después. La fuerza de la succión de la máquina le habría jalado una de sus extremidades.
«La pierna de mi hijo fue succionada por el sistema de filtración del río, en ese momento lo jalé, quité la rejilla y saqué a mi hijo; cuando llegó el personal del parque a brindar ayuda solicité un respirador al personal, yo soy médico, soy cardiólogo. Mientras llegaba la ambulancia le di respiración boca a boca, minutos después llegó la ambulancia sin oxígeno, el personal no tiene noción de qué son los primeros auxilios. De ahí, llegamos al hospital Amerimed, mi hijo necesitaba un catéter y no se lo pusieron, yo me ofrecí como médico cardiólogo a ponérselo, es mi especialidad, soy experto en eso y no me dejaron, pedí ahí trasladar a mi hijo a la Ciudad de México vía ambulancia aérea y tuve ahí unas diferencias con el personal médico del hospital, no me dejaron, me dio la impresión que no querían que mi hijo saliera de Quintana Roo. Yo ya estaba en contacto con médicos en la Ciudad de México; al siguiente día, el domingo 28 a las 11:50 a.m. mi hijo falleció».
Con la voz entrecortada, el señor Luna Calvo narra los momentos de terror que vivió en el parque XENSES de grupo Xcaret. Cabe destacar que cuando el padre del menor quiso activar su seguro médico de gastos mayores para pagar la cuenta del hospital, no se le permitió, personal administrativo del hospital le señaló que todo ya estaba pagado.
«No sé quién pagó la cuenta, yo quería pagar, yo tengo mi seguro de gastos médicos, lo activé con mi tarjeta American Express y AXA mi Aseguradora, no me dejaron pagar, eso no puede ser, como que me querían comprar, ¡yo quería pagar!. No se imaginan lo que tardaron para darme el cuerpo de mi hijo, no me lo querían entregar, me pidieron firmar antes un perdón a favor del Parque XENSES, el cual fue muy condicionado por los Asesores jurídicos de Grupo Xcaret. Viendo la salud emocional de mi esposa y al no quererla verla sufrir más, firmé el documento, me presionaron mucho, estuve más de seis horas en la Fiscalía de Cancún esperando el cuerpo de mi hijo, pero no me querían aceptar que realizara una declaratoria de los hechos, tuve que hablar con el Fiscal Villarreal para que hiciera esa declaratoria de hechos. Nosotros lo que queríamos en ese momento era ya tener el cuerpo de mi hijo; en ese momento mi esposa y yo no pensamos en pelear nada, ella ya estaba sufriendo mucho, es una mujer muy bondadosa y me pidió no pelear, no queríamos pelear, ya queríamos quitarnos, y por eso les firmé».
En la entrevista otorgada, el señor Miguel Ángel Luna Calvo señaló que la carpeta de investigación 1675/2021 no está abierta como homicidio, está hecha como un caso especial y en el acta de defunción dice que falleció por ahogamiento, nunca se activó el 911 que es obligatorio en esos casos.
«Ayer que estaba ya el cuerpo de mi hijo aquí, lo vi en el féretro y le pedí perdón a mi hijo; esto no puede quedar impune, porque esto le puede suceder a otro niño, es por eso que México no cambia, porque nunca se castigan las injusticias, lo que busco es que haya un responsable, esto no puede estar pasando, mi hijo de 13 años murió por negligencia del Parque; si esto no lo hacemos público, va a seguir pasando».
Este caso fue ocultado por el personal del Parque Xenses, así como del Estado de Quintana Roo, quienes están protegiendo las arbitrariedades del grupo XCARET, el cual es conocido en todo el mundo por sus atracciones; la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo aún no ha emitido información al respecto.
Ya para finalizar la entrevista, el padre del menor L. L. G. de 13 años de edad mencionó que en tiempos de crisis está permitido todo, menos quedarse callado. La abogada del señor Luna Calvo está tratando de investigar los hechos, aunque la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo primeramente les proporcionó un número de carpeta de investigación que no correspondía al caso; ya se tiene el dato correcto mencionado con anterioridad.
Fuentes extraoficiales señalan que, de acuerdo al reporte policiaco, el menor fue internado de urgencia en la Clínica de Servicio Particular Ameried a las cuatro de la tarde el pasado sábado 27 de marzo, por ahogamiento por sumersión, además de tener múltiples heridas en ambas piernas. Aunque se le logró estabilizar, el niño murió al día siguiente poco antes del mediodía por hemorragia pulmonar, producto del ahogamiento.
El menor fue trasladado ese día al Servicio Médico Forense, para la necropsia de ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here