El “señorito” embajador de AMLO

La nota se ha leído 1160 veces

Dentro de dos meses, el 19 de abril y no antes, deberán iniciar las campañas políticas pese las ansias de  novilleros de algunos.

Vemos desesperación por arrancar, aunque hay tiempo suficiente para que los candidatos hagan la mejor planeación. Las peticiones de registro ante el IETAM son del 27 al 31 de marzo.

En dos meses pueden suceder muchas cosas que les pudieran quitar la candidatura, hablando de PAN y PRI, por mencionar a dos de los  principales, porque en Morena son más cautelosos, no han designado a sus abanderados.

A veces le da más vergüenza a uno que a los señores candidatos, en sus afanes de acaparar reflectores. La Ley dice que pueden comenzar campaña en determinado día, en este caso será el lunes 19, pero no que a las cero horas como lo han  hecho en los últimos procesos.

Está demostrado que salir a la medianoche no les genera ventaja, como sucedió en el  2018 con Oscar Almaraz Smer, en la  lucha por la reelección en Victoria, quien programó los primemos eventos aquella madrugada del 14 de junio, por la avenida Hidalgo.

Como sabemos, Oscar mordió el polvo. Ahora se hace postular por el  partido que lo derrotó y va como aspirante a diputado federal por el V distrito ¿volverá a iniciar a las doce de la noche? ¿cambiará de  método?.

Hay que recordarle que quien lo tumbó, Xicoténcatl González Uresti, no hizo tanto borlote y se concretó a publicar una fotografía con su esposa, en la cama, en plan de “meditación”, en que le pidió “sabiduría a Dios para tomar las mejores decisiones en beneficio de los victorenses”.

Por lo visto, y a casi tres años de aquella sesión en la recámara de su casa, el Señor no lo iluminó porque cometió cada burrada al frente de la alcaldía, tanto que le pidieron la silla y, en “cambalache”, le otorgaron  una nutritiva beca en la secretaría de Salud.

Otra que  mordió el polvo en ese fatídico 2018 (para el PRI) es Magdalena Peraza Guerra, de Tampico, quien para variar inició el proselitismo en una pachanga de media noche en el centro del pueblo, ante seguidores que asistieron “por voluntad propia”.

En cambio su verdugo, el que la derrotó, “El Arabe” Nader, ni se desveló ni se alborotó. Se fue a dormir temprano y, a las ocho de la mañana, como buen “mocho”, se fue a una misa acompañado de su esposa.

Carlos García González otro de los “difuntitos” en las urnas, salió en la madrugada con su familia –su esposa Ivett es ahora la candidata-  a dar el banderazo del programa de “pegotes”. Perdió en las urnas ¿hará que su conyugue haga lo mismo?.

Está comprobado que no por mucho madrugar amanece más temprano. Lo que podemos recomendar a los todavía precandidatos, es que  no coman ansias, que pongan los pies en la tierra y esperen los tiempos, que no se sientan ya virreyes del pueblo. De la sopa a la boca se puede caer la sopa.

Tema aparte, decir que mientras el Presidente López Obrador mantiene todos los días las mañaneras conferencias de prensa, para informar lo que el pueblo de México quiere saber a través de los periodistas, en Tamaulipas sucede todo lo contrario con su embajador JR Gómez Leal.

Permanece callado, alejado de la prensa, mudo respecto a los programas federales y logros, que son muchos, del gobierno federal. Una de dos: Le tiene miedo a los comunicadores, o siente odio por ellos.

No tiene que poner el huevo sino cacarearlo, pero se muestra apático, solitario, haciendo funciones de pagador por los 43 municipios, cuando es tarea que puede delegar.

En los ya casi tres años de su nombramiento (lo recibió antes que AMLO tomara posesión), en ninguna ocasión ha convocado a la prensa. El gobierno de la 4T en Tamaulipas está alejado de la opinión pública, cuando se entiende que debe ser el primer enlace con la base social.

Hay un vacío informativo en el tema de la aplicación de las vacunas Covid 19. Solo JR sabe qué hace la “Brigada Correcaminos” a la que presuntamente se le encargó la distribución del material por los 43 municipios.

Con eso mudo, para que quiere enemigos AMLO en Tamaulipas.

Por cierto, ese viernes el TRIFE Sala Monterrey definirá un juicio electoral en contra del “señorito” por  presunto uso de recursos públicos y publicidad personalizada, que desplegó en la visita de López Obrador a Nuevo Laredo, para inaugurar el complejo deportivo de beisbol de la colonia Francisco Villa.

Tema aparte, cuando se quieren hacer las cosas bien, con honestidad, se hacen. En  Matamoros el alcalde Mario López Hernández emitió convocatoria para comprar diez mil lámparas LED de 45,120 y 200 watts para el alumbrado público, cuyo contrato deberá firmarse el 22 de marzo.

Recordar que, a mes y medio de entregar la administración, en 2018, Jesús “Chuchín” de la Garza Díaz del Guante, quiso embargar los siguientes cuatro gobiernos mediante un contrato con particulares por mil 700 millones de pesos, que para reponer más de 30  mil lámparas.

El Congreso del Estado le rechazó el proyecto, pero quería empeñar las participaciones federales del Ramo 28, por 144  meses seguidos para entregar a un privado (¿?) 7.3 millones de pesos cada 30 días.

No solo eso, el Proyecto de Chuchín era cobrar el alumbrado a los usuarios vía predial o recibo de agua potable. Afortunadamente perdió la reelección en 2018.

Hoy, López Hernández, en un primer paquete, hará la reposición de una tercera parte de del alumbrado sin pedir prestado, l o cual es una buena noticia para los matamorenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here