Democracia social ave solicita renuncia de Alíto moreno por falta de ética política, pequeñez y ser sumiso a López obrador

La nota se ha leído 5801 veces
CARTA ABIERTA AL PRIISMO DE MÉXICO:
Durante su toma de protesta como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el 18 de agosto de 2019, Alejandro Moreno Cárdenas se propuso “liberar al partido y regresarlo a sus orígenes”, es decir, restablecer los vínculos con los militantes y con la sociedad, escuchar a la gente, democratizar la vida interna de nuestra organización.
A la distancia de aquel discurso, los hechos confirman la terrible paradoja de nuestro partido: ser el gran constructor del México que conocemos y sin embargo, estar condenado al fracaso electoral y abiertamente llevado por la actual dirigencia  rumbo a la autodestrucción.
Los priistas de todo el país nos sentimos traicionados y muy ofendidos por una dirigencia que no sólo incumplió su compromiso de recomponernos hacia el interior para servir a la gente, sino que ha llegado al grado tal de inmoralidad, que se adueñó de las candidaturas plurinominales para la elección de junio próximo.
Esta ambición desmedida y  falta de ética política de la dirigencia, no sólo ha desplazado a militantes con mayores merecimientos, sino que incluso, ha abierto las puertas a futuros tránsfugas y hasta a simpatizantes de otras corrientes políticas, incluido un senador suplente del Partido Verde, políticos convenencieros que no representan el ideal del priismo nacional.
Sin embargo lo verdaderamente grave es la pequeñez  política de quienes prefieren amarrar un cargo para los próximos tres años,  en lugar de impulsar la reconstrucción de un partido que puede aportar algo que no existe en el México actual, y que la gente reclama, experiencia, rumbo y generar contrapesos en el ejercicio del poder público.
Los priistas sabemos que no hay futuro para el PRI si nos alejamos de la gente, si somos una oposición sumisa  e incapaz de alzar la voz ante la intolerancia, el autoritarismo y el populismo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Y la pregunta que nos hacemos los priistas del país:
¿Cómo es posible que un hombre con la pequeñez que ha mostrado  Alejandro Moreno y compañía, permanezcan como dirigentes nacionales de nuestro partido?
¿Por qué el Priismo del país debe conformarse con decisiones que representan un despojo a su militancia?
¿Cómo podemos tener Diputados Federales que nos representen en el H. Congreso de la Unión, si estos no tienen calidad moral para cuestionar la corrupción y el autoritarismo del Presidente Andrés Manuel López Obrador?
Los priistas no podemos, ni debemos conformarnos con tener esta clase de dirigentes, que son capaces de robarnos el futuro y la esperanza de participar en la reconstrucción de un país que se cae a pedazos.
Permanecer callados es ser cómplices y aceptar silenciosamente la debacle de nuestro partido y la destrucción de nuestro país, hoy más que nunca, el país requiere de hombres y mujeres libres que sean capaces de alzar la voz y pelear por lo que creemos, no basta con criticar o inconformarnos, en los chats de WhatsApp o Facebook, México necesita algo más que pasivos ciudadanos
Si no tienes miedo, y estás de acuerdo con el contenido de este documento firma y reenvíalo
Por Tomas López González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here