Los que se van y su oficio

La nota se ha leído 1292 veces

No le dieron candidatura del PAN en Reynosa, pero, sí un espacio para que trabaje a sus anchas como operador político en la campaña de quien será candidato a la presidencia municipal, Jesús María Moreno Ibarra, se trata del exdiputado priísta y dirigente del partido que maneja el ríobravense Edgardo Melhem Salinas, Oscar Alexander López.

Además, en un escenario en el cual figuras más notables del acontecer priísta se han ido de la noche a la mañana, aunque resultaron más favorecidos, como es el caso de la exdirigente del comité estatal del PRI, Yahleel Abdala Carmona, quien por el solo hecho de darse de alta en el PAN alcanzó el registro como precandidata a la presidencia municipal de su tierra, Nuevo Laredo y con ello dejó fuera de la jugada a otras y otros panistas que trabajaron la precandidatura con mucho tiempo de anticipación.

El otro caso sonado, es el del contador Oscar Almaraz Smer, quien ahora es candidato del PAN a la Diputación Federal por Victoria, una posición que por el PRI no hubiese alcanzado ya que desde mucho antes de vislumbró la posibilidad de que el candidato fuese el ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano, aunque casi era un hecho de que, el exalcalde que fue derrotado en las elecciones municipales de hace casi tres año, hubiera podido repetir la candidatura para la alcaldía, la cual pudo haber ganado con cierta facilidad.

Sin embargo, de eso se trató su salida del PRI, contender por la Diputación Federal, en virtud de que, el grupo que gobierna en la entidad requiere de legisladores federales con más colmillo en el asunto de presupuestos tarea que Almaraz Smer hará con buenos resultados, sin embargo, hay quienes creen que la garantía de una curul a cambio de no competir por la presidencia municipal fue una buena decisión, no le hace que el que pague los platos rotos, es el partido que dirige Melhem Salinas.

En el caso de Reynosa, la experiencia en el trabajo político de campo y el conocimiento de los grupos en el municipio, convierten a Oscar Alexander López en un colaborador de calidad en el grupo que promocionará a Moreno Ibarra para que gane la elección y deje en al raya a los hombres del Partido Movimiento de Regeneración Nacional que, como dicen en aquella ciudad de la Frontera, no tienen porque ganar no le hace que uno de sus diputaos locales tenga en campaña más de un año, Rigoberto Ramos Ordoñez.

Se supone que el equipo que rescatará la alcaldía del grupo de Maki Ortiz Domínguez, se ha fortalecido en los últimos meses y que su lucha será doble entre panistas, porque muchos de ellos quizá trabajen para el partido del Gobierno Federal, dado que la alcaldesa aparece con vestimenta de otros colores partidarios, aunque para nada habla de cambio de partido.

Alexander López también le sabe al asunto de jugar las contras a los grupos de izquierda, es más, eso hasta le emociona y los ha tenido a raya durante mucho tiempo y eso fue parte de la fortaleza que tenía como manejador del priísmo en Reynosa, por ello, también es de gran conveniencia en el grupo de Moreno Ibarra, quien tiene que ganar de calle a sus adversario, porque hay muchas espinas que sacarse de proceso eleccionarios anteriores y nada mejor que la cuantía de votos a su favor.

Que la política tenga sus rarezas en estos tiempos ya no es novedad, es más cualquiera pensaría que una elección sin que sucedan este tipo de traslados de un partido a otros debido a intereses muy personales, no tiene chiste, porque sucede en todas partes y a todos los niveles, verbigracia, el abandono de la bancada del desaparecido partido Encuentro Social, para formar parte desde esta semana de la bancada del partido gobernante, Regeneración Nacional, de la Diputada Adriana Lozano que representa al Distrito cuatro de Matamoros.

Esa acción podría convertirle en prospecta a la reelección, ya que ganó la elección de hace casi tres años debido a la coalición que hizo el Partido Encuentro Social, con el PMRN y con ya el PES no existe, ahora ella tiene que explorar otras posibilidades para mantenerse como Legisladora, al fin y al cabo puede reelegirse, obvio, la dificultad es que gane, porque competirá con gene conocida, como es el caso de la contadora Mónica González García, quien dejó el PRI para ser candidata del PAN a la Diputación Federal por aquella fronteriza ciudad.

En su época como Legislador local del PRI, el ingeniero Alexander López, pudo colarse hasta la cocina del tricolor, por eso fue uno de los manejadores del sector popular y siempre estuvo en la primera línea de las actividades allá en Reynosa, ya como funcionario municipal, colaborador de campañas o asesor de los alcaldes, cosa que volverá a hacer en cuando Moreno Ibarra se quede con la silla que ocupa la doctora Ortiz Domínguez.

Los otros.

En esta capital, siempre su cuajó la intensión de registro del otro expriísta, Eduardo Gattás Báez como prospecto a la candidatura para la presidencia municipal, a la que, por cierto no fue invitado el Síndico Segundo del Ayuntamiento de Victoria, Luis Torre Aliyán.

El empresario de ascendencia árabe ya fue candidato a la alcaldía y la perdió de calle, por eso se pensó que no debería de repetir y que hubiese sido mejor para Regeneración que el doctor Felipe Garza Narváez fuese el bueno para la candidatura ya que tiene mejor ambiente que Gattás Báez, sin embargo, se mantiene la versión en el sentido de que, la repetición como candidato fue autorizada desde el Palacio Nacional y por lo tanto avalada al cien por cien por la dirigencia regeneracionista que tiene a su cargo Mario Delgado Carrillo.

Esto de la disputa por las alcaldías será interesante, pero, habrá casos que deben seguirse muy de cerca, como el de Nuevo Laredo, ya que, la exdiputada Cristabell Zamora Cabrera, tiene un muy buen capital político para dar la batalla a las otras mujeres y hombres que andarán en campaña y dese luego, lleva la gran ventaja de que su adversaria Yahleel Abala Carmona, estará muy quemada en el escenario de las elecciones, porque hace apenas unos meses andaba en otro partido político y nadie vio con buenos ojos que se cambiara y con esa acción desactivara proyectos políticos municipales que comenzaron a formarse desde hace más de dos años.

En esto de proyectos municipales debe considerarse en grave riesgo el del alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, quien sacó la autorización para la reelección, sin embargo, la competencia es mejor que la que tuvo hace casi tres  años, por tanto, sus colaboradores de la presidencia municipal deben de accionar con todo desde ahora, para que la reelección sea, de lo contrario podrían ser derrotados por una mujer, la Diputada Ivett Bermea de García.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here