Candidatos del PAN con cuentas pendientes

La nota se ha leído 1024 veces

Ya no se sabe si el PAN le va tirando a ganar o perder, cuando registra a precandidatos que tienen cuentas pendientes con la Auditoría Superior del Estado en su paso por administraciones anteriores.

Algunos son auténticos “pájaros de cuenta” como el joven neoleonés Antonio “Toño Láminas” Leija Villarreal, a quien sus amigos presentaron este miércoles como “el bueno” por Tula gracias a los buenos oficios, como lo pregonan, de César Augusto Verástegui.

Ya fue presidente, trienio 2016-2018, y dejó temblando la Tesorería.

Según la página oficial de la ASE tiene por lo menos seis expedientes en investigación, en que podrían resultar responsabilidades para él y sus ex colaboradores, y hasta terminar en la Fiscalía Anticorrupción y no se duda que en el bote.

Es que Tula es una comunidad tan alejada de Dios y también de Ciudad Victoria capital, donde los que llegan se sirven con la cuchara grande.

El también ex alcalde Juan Andrés Díaz Cruz junto con sus amigos Remigio Rodríguez Sánchez, Rigoberto García Vázquez, Hugo Sánchez Guevara y Aseret Lucio Guevara traen “cola” desde el 2015, pero son quienes operarán la campaña de Láminas.

Solo como ejemplo de los juicios por malos manejos de Leija, mencionemos los expedientes ASE/PFR números 159 y 160 del 2018, en que van coludidos  colaboradores como Emigdio Jasso Aguilar, María Elena Zúñiga Zúñiga, y Juan Alonso Vargas Martínez.

En otro expediente se mencionan los nombres de Vanessa Guadalupe Sánchez Sánchez y Marco Antonio Salazar Flores, quienes seguramente encabezarán la jornada de proselitismo.

Para que se entienda mejor, Vanessa fue la tesorera y se hizo “famosa” cuando fue enviada por el alcalde a la República de Chile a un “intercambio”, lo cual le costó a los causantes tultecos y mexicanos la cifra de 138 mil pesillos.

El viaje lo hizo entre el 7 y 11 de mazo del 2018 y la sospecha para los habitantes del sufrido pueblo, es que no fue sola. Es mucho dinero como para una sola persona. Es el razonamiento.

Y los vecinos recuerdan las facturas por cantidades increíbles que circularon de mano en mano con la sospecha de corrupción, como esa de 345 mil pesos por concepto de “servicio de consumo de alimentos para 1,500 personas”, expedida por la Operadora Restaurantera del Altiplano, con domicilio en Loma Verde, S.L.P.

No es el único que el PAN volvió a postular por una presidencia, con antecedentes de investigación por presuntas pillerías.

Registró también el jueves a Doña Beatriz Posada Noriega para el municipio de Guerrero, cuando tiene cuentas negras en la misma Auditoria, esto en la primera ocasión en que fue autoridad  ciclo 2016-2018.

Son por lo menos una docena de investigaciones junto a Víctor Manuel Cano Maldonado, Javier Villarreal González y Rocío Idalia Salinas Villanueva, de la cuentas 2017 y 2018.

Como que Acción Nacional le tira a no ganar o quiere que otros partidos ganen. Está confirmado que el pueblo no olvida.

Uno más que va por su segundo aire es Ramiro Cortez Barrera, de Miguel Alemán, que registra números rojos de su paso por el edificio municipal en el periodo  2013-2016.

Llevan cola además Lilia Gabriela Medina Rodríguez y María Eugenia Salinas Cruz, que fueron Tesorera y Síndica.

Los tres mencionados ya ocuparon las presidencias y no dejaron buen sabor de boca. No hay explicación de por qué los volvieron a postular para los comicios de junio.

María del Carmen Rocha Hernández de Camargo, es repetidora por el   ayuntamiento. Ya fue. Le gustaban tanto los reflectores que en 2013 se mandó conseguir un premio “Tlatoani”, de esos que se compran a cualquier vendedor de espejitos, como la mejor alcaldesa de México.

Está dicho que la Auditoría Superior es un instrumento político para “someter” a los funcionarios locales. Los expedientes pueden borrarse en un rato, lo malo es que el ciudadano común no se traga que de la noche a la mañana salgan inocentes palomitas.

El mismo día y casi a la misma hora acudieron al CDE del partido los esposos Noemy González Márquez, por la presidencia de Xicoténcatl, y Vicente Verástegui Ostos, por la diputación por el VI distrito. Sin duda una ceremonia muy tierna.

Por otra parte, el pleno del Congreso del Estado aprobó el miércoles la licencia de Ivett Bermea Vázquez por el distrito 12 de Matamoros, para ser candidata a la alcaldía, también con amplias posibilidades de perder ante el presidente Mario López Hernández.

La experiencia la tiene y puede contar su marido, Carlos García González, quien siendo diputado pidió licencia y se fue a Matamoros. Regresó derrotado.

Hay nuevo colaborador en Comunicación Social del Gobierno del Estado. Un boletín dice que llega Maximiliano “Max” Cortázar Lara, para hacerse cargo de una Coordinación General de Difusión, Opinión Pública e Imagen.

Dicen que llega con experiencia en medios por haber pasado por Prensa de la Presidencia y le encargaron mejorar la imagen que tienen el gobierno estatal ante los medios y la comunidad en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here