Se les acabó el “juguetito”

La nota se ha leído 1232 veces

Ya le “brincaron” al PAN. Se dieron los primeros desacuerdos en la selección de candidatos.

El otrora sólido grupo de la H. Matamoros, pastoreado por Ramiro Salazar Rodríguez, mostró una primera cuarteadura al registrarse para la alcaldía una segunda candidata, no autorizada, por sobre la decisión oficial a favor de Gloria Ivett Bermea.

La valiente es Ma Teresa Guzmán Rodríguez de la que poco o nada sabemos, solo que fue colaboradora de tercer nivel de Leticia Salazar Vázquez en la alcaldía de aquella esquina, ciclo 2014-2016 ¿quién está detrás de ella?.

Por lo pronto no hay “escurrimientos” hacia otros partidos, se va sola, pero es un aviso de la inconformidad interna. El elemento más importante de Tere es su militancia: Se dio de alta en el partido desde noviembre de 1994.

Ni para qué comentar que será descalificada por la Comisión Electoral.

Una cuarteadura más se dio en Casas con los hermanitos Barrón Perales, herederos de una dinastía de sangre y corrupción, al querer imponer un cacicazgo desde su confort en ciudad Victoria y Monterrey.

Se indignaron porque desde Palacio de Gobierno les cortaron el “juguetito”. Ya no tendrán oportunidad de ir de juerga a la Villa los fines de semana.

La historia de los Barrón es muy larga. Emeterio Barrón Tijerina llegó a la presidencia en la época del gobierno de Manuel A. Ravizé, pero fue destituido al aparecer como autor intelectual del homicidio de Mauro Alemán, residente del ejido San Vicente, por un pleito insignificante.

Junto a Barrón, como homicidas materiales fueron procesados policías municipales enviados por el propio alcalde. Así terminó la funesta historia de ese gobierno.

Casas registra un siguiente alcalde de la dinastía, José Armando Ortiz Barrón, primo los Barrón Tijerina,  Armando y Ascención, este último tesorero en la administración de Benjamín Hernández Avalos.

Armando Ortiz hizo del ayuntamiento un negocio particular y de distinguió en los medios de comunicación, por pagarle al DIF estatal aportaciones con cheques de “hule”.

Los herederos son hijos de “Chon” y sobrinos de Hemeterio.

Todo iba bien. El joven Jesús Arturo Barrón Perales fue héroe del rompimiento del cacicazgo impuesto por Santiago Avalos Medina, tres veces ex edil del pueblo y con la intención de seguir mangoneando a través de la entonces priiísta y hoy morenistas, Nora de los Reyes Vázquez.

Venía de Monterrey donde terminaba su carrera en Administración por una universidad poco conocida, Centro Universitario Valle Continental, donde también cursaba (los mismo) su hermana Karina Marlen, embarcada en el tren de “El Bronco” Rodríguez.

La referencia dice que nunca vivieron en la villa. Es por  eso que poco importa a los líderes de Acción Nacional que Arturito haya renunciado al partido. Se había incorporado en el 2016.

Todo iba bien, eran los salvadores de Casas, hasta que se les ocurrió que la sucesión quedaría muy bien en manos de Janet, la hermana mayor, y desde Palacio de Gobierno les dieron el sí, en los comicios del 2018.

Embarcados en un pleito interno de cabildo, seguían con el respaldo de la secretaría General de Gobierno hasta que a Arturo se le volvió a ocurrir su regreso al poder o la continuidad en familia, sumado a los escándalos, borracheras y golpes a las mujeres.

Firmó su renuncia al PAN el cuatro de enero  pero la publicó hasta el 22 ¿pensando qué?.

En su parte central dice: “Hoy las errantes decisiones del Comité Estatal me colocan en un dilema: Estar de lado del poder o estar de lado de la gente, y sin dudarlo mi decisión siempre será mi gente, mi gente de Casas”.

Sabe muy bien que la decisión no fue del comité estatal del partido sino de la “esquina del poder”, y les tira patadas.

En uno de los párrafos da a entender que seguirá activo ¿en contra del PAN? al escribir: “Nosotros NO dejaremos solos al pueblo de Casas, en lo cual seguiremos junto a mi familia realizando #Acciones Buenas apoyando en lo más que podamos a la gente de nuestro municipio”.

Hay quienes ubican a los Barrón en la precampaña de Morena, para “romper” ahora con la hegemonía de Acción Nacional ¿se lo permitirán desde Palacio?.

Un previo desaguisado se dio con los diputados Javier Garza Faz, Manuel Canales Escamilla y Miguel Gómez Orta, que la semana pasada marcaron votos en contra de la fracción mayoritaria de su partido, en algo muy inusual.

Después de la matamorense Teresa Guzmán, este mismo lunes Melchor Budarth Báez visitó el PAN estatal  para registrarse como precandidato a la presidencia de Ocampo. Lo hizo acompañado de medio centenar de partidarios.

Por Morena se siguen desbordando las pasiones. Circuló la versión de que José Ramón Gómez Leal será el candidato a la presidencia de Reynosa, para lo cual presentó su renuncia a la representación de la 4T en Tamaulipas.

Fuera de temas políticos, el Instituto Científico Pfizer otorgó diploma de Excelencia Académica en Medicina 2020 a la doctora Irtzayana Reyes Zurita, por su alto desempeño como estudiante del Programa Educativo de Médico Cirujano, Facultad de Medicina de la UAT Campus Matamoros.

Esto representa una distinción e impulso a la práctica médica en beneficio de la salud de los mexicanos, dice el Instituto, además de que los premiados tienen oportunidad de vincularse con médicos e instructores para mejorar su ámbito profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here