Lógico contagio

La nota se ha leído 921 veces

La información del inicio de semana discurría con cierto aire de normalidad y obvio, con notas que preocupaban para los futuros inmediato o mediato. Pobreza laboral era uno de los temas, lo mismo que la urgencia de unos cinco millones de nuevos empleos para evitar complicaciones en la economía familias, también datos alentadores en el sentido de que, el crecimiento de México en este año podría ser del cuatro por ciento y muchos datos sobre la evolución de la pandemia de COVID-19.

De pronto, a eso de las seis y media de la tarde, un comunicado del presidente de la República, Don Andrés López Obrador irrumpe el escenario de la información para convertirse en la noticia más destacada del inicio de semana. Desde Palacio Nacional a donde llegó tras concluir su recorrido por el estado de San Luis Potosí el titular del poder ejecutivo nacional dijo está contagiado de COVID-19, que tenía síntomas leves y que ya está en tratamiento médico.

También se había dado mucho pesos a información relacionada con la llamada que tiene programada para este día con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para hablar sobre las relaciones de ambos países y desde luego de la vacuna Sputnik V, que aquel país produce y que el estado mexicano puede comprar para inocular a la población.

En menos de cinco minutos infinidad de personas tanto funcionarios de la administración federal, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y representantes de organizaciones sociales, subían a las redes sociales comentarios a favor de la salud del presidente de la República.

Con el anuncio de que tiene COVID-19, López Obrador dijo ser optimista y que saldrá adelante como en todas las cosas y dejó ver que, con motivo de ser positivo al coronavirus, la doctora Olga Sánchez Cordero le representará en las conferencias que da por la mañana, en tanto que, él se mantendrá atento a todos los asuntos públicos desde Palacio Nacional.

Respecto al contagio del político tabasqueño, quien además estuvo este fin de semana en Nuevo León, al lado de gobernador Jaime Rodríguez Calderón y de la precandidata de Regeneración Nacional a la gubernatura de esa entidad, Clara Luz Flores Carrales y una situación similar pasó en San Luis Potosí por que el mandatario nacional convivió de cerca con el Gobernador Juan Manuel Carreras López y la Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana Rosa Icela Rodríguez Velázquez.

En virtud de que esta última es originaria de San Luis Potosí, el presidente dedicó unos minutos de su alocución a destacar las virtudes que su colaboradora tiene y apuntar que el trabajo que lleve a cabo dará resultados positivos a favor de los mexicanos, ya que, la seguridad pública es una de las grandes demandas de la sociedad mexicana.

Decir que el contagio del presidente a COVID-19, es algo lógico, es hablar de que se mantuvo expuesto a ello, porque siempre se rehusó a portar cubrebocas, peor aún jamás quiso colaborar a la promoción para el. Uso de esa mascarilla, actitud que siempre fue muy sancionada por los mexicanos de todos los rumbos del país, sin embargo, nadie jamás le insistió, ni siquiera sus más cercanos colaboradores o su esposa, Beatriz Gutiérrez de López.

Los otros.

El PRI, que perdió los tres últimos proceso electorales debido a malas candidaturas y el hartazgo manifestado por sus simpatizantes y militantes, se repara ahora para dar la pelea en el cuarto proceso con miras a ganar alcaldías y diputaciones tanto locales como federales en la modalidad de mayoría. Edgardo Melhem Salinas, responsable de esa organización política cree que los candidatos bien identificados con las bases producirán votos suficientes para mejorar el desempeño político del PRI.

La militancia ha profesado empatía con el trabajo de selección de las y los candidatos a los cargos de elección popular, situación que le llevó a afirmar que, contra los pronósticos de quienes ven al PRI fuera de competencia se presentarán buenas cartas para la competencia electoral del seis de junio venidero.

Además, consideró que hay ánimo y que la gente está decidida a participar para dar la sorpresa en toda la entidad ya que, miles de ciudadanos quieren ver al PRI de nuevo en el Congreso del Estado y en los Ayuntamientos de la entidad. Al concretarse las precandidaturas, destacan la de Cristabel Zamora Cabrera por Nuevo Laredo, una mujer que fue diputada federal y que tiene más trabajo político que algunas y algunos de los competidores que pueda tener en la elección constitucional.

En tanto, en Victoria dejan la responsabilidad de recuperar la alcaldía al exregidor y exalcalde, Alejandro Montoya Lozano y avalaron la nominación de Jaime García Contreras para la presidencia municipal de Altamira, quien enfrentará al exdiputado José Ciro Hernández Arriaga, quien obtuvo el si del PAN para tratar de quedarse con el cargo que por dos períodos ha desempeñado la señora Alma Laura Amparan Cruz, esposa del exalcalde priísta Juvenal Hernández Llanos.

Otros que se registraron para las alcaldías por el PRI son, Elvira Alemán de la Fuente en Padilla, Irma Martínez Mota de Casas, Macrina de León Huerta por Jaumave, Diana Yáñez Guzmán por Gómez Farías, Andrea Amaro García por Xicoténcatl, Diana Bernal Rodríguez por Hidalgo, Magdalena Zavala Borrero por San Carlos.

Asimismo, América Soto Herrera por Miquihuana, Jesús G. González García por Cruillas, Martha Rivera Zúñiga por Mainero, Luisa Vázquez Córdova por Palmillas, Claudia Álvarez Castillo por Villagrán, Fausto Gómez Balderas por Ocampo, Raquel Stringel Rodríguez por Mier y Blanca Delmas Soto por San Nicolás.

Lanzaron a tres precandidatos a Diputaciones locales, Lorena Esteves Hernández y Griselda Sosa Tapia, por los de Altamira y Zuliana Castillo Cruz por San Fernando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here