Buenas y malas decisiones del PAN

La nota se ha leído 995 veces

– A cuenta gotas comenzaron los registros internos del PAN. Como que la lista completa no está “palomeada” desde la esquina del poder y siguen las negociaciones.

Los operadores tienen tener razón en pensar dos veces las candidaturas. La pelea por el voto no será un paseo por el parque. Se están jugando la continuidad en el Gobierno del Estado. Si se pierde es todo y, si se gana, también.

Según la “ingeniería” electoral, los candidatos a alcaldes son la punta de lanza para sacar la elección. Al caer las presidencias, lo más seguro es que el efecto “dominó” jale escaños locales y distritos federales.

Hay buenas y malas decisiones.

La primera precandidata que recibió el visto bueno de la Comisión Electoral es Gloria Ivett Bermea Vázquez, con raíces en Nuevo Laredo pero avecindada en Matamoros, esposa del ya perdedor Carlos Alberto García González en el 2018.

Carlos era diputado local por minoría con dos escaños federales de mayoría en su haber. Aun así mordió el polvo ¿qué pasó? No hay explicación convincente. Hoy su esposa tratará de lavar los apellidos o quedar en el intento.

Hay quienes le apostaban, le siguen apostando a un Héctor Escobar Salazar, ex secretario de Educación, como el mejor para sacar al buey de la barranca en territorio total morenista.

Ivett es diputada local. Tiene estudios de contabilidad y un doctorado en Liderazgo por la Universidad Anáhuac (de la Ciudad de los Palacios) ¿le servirá ese liderazgo para sacar adelante su candidatura?. La sombra de su marido la perseguirá de aquí al seis de junio.

Es panista muy reciente, desde diciembre del 2018.

J Javier Grimaldo Torres (acta de nacimiento) se inscribió como aspirante por Guémez. Es criollo de la región. Su padre nació en el ejido La Diana y su madre en Guillermo Zúñiga (De Hidalgo). Vino al mundo en El Carmen.

Cursó maestro normalista y ahora dedicado a la construcción. No tiene antecedentes políticos; es la sangre nueva. Surgió espontáneamente de la sociedad civil y el PAN lo tomó como su abanderado.

Por San Fernando será candidata Baybella Lizeth Ramírez Saldívar, hasta hace unos días delegada de Bienestar Social (estatal) en esa zona. Es ingeniera industrial por la Universidad Valle del Bravo. Figura en el padrón panista a partir de mayo del 2019.

Desde la segunda esquina del poder en la antigua Villa de Aguayo, se decidió terminar con el cacicazgo familiar de los Barrón Perales en Villa de Casas. Los hermanitos chuparon faros. Ya no habrá “repetición”, otra carnala ni la madre  ni las tías.

María Olga Hernández Avalos es la precandidata única. Ahora mismo es regidora y encabezó el movimiento para destituir a Janet Barrón, la hoy presidenta, por cometer actos de corrupción.

Jugó en el 2010, siglas azules, cuando probó el sabor de la derrota. Le ganó el priísta Santos Zurita Sánchez. Ingresó al PAN en mayo del 2014.

Aparte de Matamoros, parecen haber tomado malas decisiones en municipios “chicos” como Miquihuana,  donde registraron a Gladis Magalis Vargas Rangel, parte de una familia con negros antecedentes de corrupción en el pasado reciente.

Su hermano (se firma como C.L.A.) Baltasar fue alcalde en el periodo 2014-2016, en cuya conclusión desaparecieron de presidencia hasta los juegos de sala y refrigeradores del DIF.

En esa administración el esposo de la ahora candidata, Roque Sánchez Carrizal, era el Tesorero. Siguen cuentas pendientes de ellos en la Auditoría Superior y dos demandas  por presunto peculado en la Fiscalía (en Jaumave), que presentaron miembros del ayuntamiento y ciudadanos representados por el abogado Marco Antonio Castillo.

Los expedientes involucraron en la rapiña al síndico Uriel Lumbreras Becerra y a Venancio Vargas y Blanca Rangel, padres del jefe edilicio.

Desde antes que arranquen las campañas, en aquel municipio serrano se da como un hecho que perderá el partido azul, a menos que lleguen “refuerzos” económicos de ciudad victoria.

Y se registró por Palmillas María de las Nieves Ramírez Compeán, esposa de Jorge Luis Monita Silva, quien ya fue presidente en el periodo 2011-2013 ¿de qué se trata?. Estilo “juanita”, es como entregarle  a el poder a él.

Para cerrar el tema hay que decir que Acción Nacional concedió hasta el último de enero para que sus candidatos  a diputados y presidentes soliciten registro.

Si cambiamos, vaya que llegó muy filoso el gerente nacional del partido Fuerza México, Gerardo Islas Maldonado, a exigir que el INE atraiga la elección en Tamaulipas porque los funcionarios del órgano encargado de organizar y vigilar, el IETAM, están al servicio y como “empleados del Gobernador”.

Todo fue porque el colegiado les negó el registro de su plataforma electoral que por Ley debieron entregar en tiempo y forma. Se durmieron.

Le contestó puntual el titular del Instituto, Juanjo Ramos Charre, afirmando que “no existe ni jurídica ni fácticamente determinación alguna que restrinja los derechos y prerrogativas que corresponda a dicho partido”.

Llegó tarde Don Gerardo, el proceso está avanzado, ya no es tiempo de atracciones. Debió pedirlo (una cosa es pedir y otra conceder) desde hace meses. Además ¿cuántas diputaciones y alcaldías esperaba ganar?. Desesperación porque perderán su registro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here