¿Suspender las elecciones del seis de junio?

La nota se ha leído 1024 veces

Las elecciones constitucionales están a la vuelta de la esquina, serán en cuatro meses y medio, en medio de la pandemia.

Los jefes partidistas han hablado de todo menos de algún proyecto para enfrentar el posible abstencionismo generado por el Covid-19, que avanza en un rebrote de fatales consecuencias.

En Tamaulipas ha generado contagios en 42 de los 43 municipios. Solo escapa Mainero, área de influencia de la Brigada Cívica Pedro J. Méndez, que han establecido controles para evitar el desplazamiento innecesario de personas.

Por disposición de la autoridad volvió el cierre de negocios no esenciales, reducción de horarios en otros y suspensión de la venta de alcohol los fines de semana.

Los afectados comenzaron a tomar la calle, como los operadores de gimnasios deportivos que este lunes hicieron su protesta en Victoria, liderados por el presidente de su asociación. Al rato serán otros grupos que exigen trabajar.

Hay quienes prefieren “morir de virus a morir de hambre”.

Tendremos elecciones inéditas por la pandemia. Los organizadores, INE e IETAM, ya dieron a conocer las reglas a observar  dentro del proceso, y no son muy alentadoras.

Mientras los partidos se ocupan en designar  a sus candidatos, no han volteado la mirada a los posibles resultados en las urnas ¿concurridas? ¿mosqueadas?. En 2019, por las diputaciones, la participación ciudadana fue del 30 por ciento ¿repetir la historia?.

Cunden opiniones de aplazar las elecciones del seis de junio, si es que el número de contagios no amaina.

La experiencia se dio en Hidalgo y Coahuila en 2019. Se pospusieron varios meses, pero sin afectar las fechas de toma de posesión de alcaldes y diputados ¿será viable esta vez?.

Por lo pronto en Nuevo León –esfera de los gobernadores federalistas- los jefes de Salud avizoran tal posibilidad si, en los siguientes meses, no controlan la pandemia. La mayor parte de México se dirige –otra vez- al llamado “semáforo rojo”.

No podrían hacerlo los estados o sus órganos locales. Es una decisión del INE con facultades de atracción. Son elecciones concurrentes.

En Tamaulipas los partidos no han opinado pero, si le hacemos caso a las tendencias, solo aquellos que consideran perder –los de mayor clientela- estarían dispuestos a que se aplazaran las fechas. Y da la casualidad que, por ahora, PAN y MORENA aseguran que van por el triunfo.

En lo personal creemos que no es viable, pero es tema que dará de que hablar en las siguientes semanas, en tanto el virus crece ante la incapacidad de las autoridades de meter control y obligar a la población a resguardarse.

Volviendo con la afluencia de electores, no se espera un alto porcentaje, y menos si los actores carecen de planes de promoción.

Veamos.

De acuerdo con una evaluación elaborada por el IETAM luego de las elecciones del 2018, la participación más baja se había dado en 2010 con el 43.8 por ciento (alcaldías).

Eventualmente se le atribuye la ausencia en las urnas, en esa época, a  la creciente violencia generada por el crimen organizado.

La más alta desde 2007 fue en 2016 con el 56 por ciento, cuando el PAN y sus “vientos del cambio” ganaron con 721 mil votos.

Otro dato refiere que el segmento que más vota es el comprendido entre 60 y 69 años, que ahora se les considera de alto riesgo para ser víctimas del virus.

En 2013 la participación de ciudadanos en ese rango fue del 68.8 por ciento, y en 2015 (elecciones federales) del 58.5 por ciento.

Para comenzar, en esta ocasión no habrá funcionarios ni representantes de casilla mayores de 60 años y, si las campañas serán principalmente por redes sociales, grupos y plataformas, son ellos los que menos las utilizan.

Un dato más nos dice que el 88 por ciento de los votantes vive en zonas urbanas y el restante 12 en comunidades rurales, con el agregado que son las personas del campo las que más votan, lo cual representa otro factor en contra de la participación.

Aparte, el comentario en el medio político es el nombramiento que acaba de recibir Héctor Martín Garza González, del establo de Morena, como enlace o delegado administrativo de la secretaría de Economía, luego de haber pasado por Gobernación y Educación.

El interés viene porque el paisano mantiene un activismo constante en el proyecto no confesado, de posicionarse rumbo a la candidatura al gobierno del Estado en el 2022.

La tarde de este lunes el propio HMGG público en redes sobre el papelito que recibió de manos del secretario de Hacienda, “por instrucciones del Presidente de todos los mexicanos López Obrador”.

Continuando con el proceso electoral, el PRD estatal que dirige Armando Estrada  presentará este martes a sus precandidatos a diputados federales, diputados locales y alcaldes.

El ayuntamiento de Victoria entregó el Premio Municipal del deporte 2020 que abarca a exponentes de disciplinas, entrenadores y periodistas. En representación de la presidenta Pilar Gómez Leal, los galardones fueron hechos llegar por el director de Bienestar Social, Cultura y Deporte, Javier Mota Vázquez.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here