La mejor noticia… 

La nota se ha leído 826 veces

La mejor noticia de esta semana es que llegaron a nuestra Entidad las vacunas contra el COVID-19 y que inmediatamente se comenzaron a suministrar al personal que está en la primera línea de batalla contra la pandemia, al personal de centros hospitalarios.

Decimos que es la mejor noticia porque se ve una luz al final del túnel, es una excelente noticia que quienes exponen su vida para salvar la de otros lo puedan hacer con más seguridad y así realizar su trabajo con mayor eficiencia y sin el peligro de contagio o contagiar a sus familias.

Pero, ojo, es la primera etapa y la primera dosis, la inmunidad la van a alcanzar hasta dentro de 21 días y, más aún, que llegaran vacunas no significa que se controle inmediatamente la pandemia o que ya debamos relajarnos, al contrario, se deben reforzar las medidas, continuar con los protocolos de salud y aunque se nos dificulte, taparnos la boca, utilizar el cubrebocas, recordemos que en boca tapada no entra virus.

De nada servirá que ya se estén aplicando las vacunas, que a decir verdad son pocas y se requiere refuerzo, si la ciudadanía se relaja y aumentan los contagios, pues eso provocará que el personal de los centros hospitalarios, con todo y que ya estén vacunados, desfallezcan por el cansancio ante la carga de trabajo, además que colapsen definitivamente las clínicas y hospitales y eso sería catastrófico, y no, no es lo peor, lo peor podría ser que en esa necedad de seguir en la fiesta el virus pueda mutar nuevamente y la vacuna que se diseñó ya no sirva, por eso es que debemos seguir con las medidas sanitarias, no dar oportunidad de que la pandemia se vuelva incontrolable.

Así es, tenemos que ir todos en el mismo sentido en la lucha contra el coronavirus, que a la par de las vacunas se atiendan las recomendaciones de quedarse en casa si no es necesario salir a la calle, utilizar cubrebocas, gel antibacterial, cuidar la higiene y la sana distancia, la situación es grave, puede ser peor, razón por la cual no debemos relajemos.

Claro que es para aplaudir que ya se comience a vacunar, pero también es para sancionar a quienes continúen provocando los contagios, a quienes por necedad o irresponsabilidad siguen sin atender a los llamados de la autoridad.

Con la llegada de las vacunas se tiene esperanza de que está por llegar a su fin el problema de salud que tenemos con el coronavirus, la vacunación apenas va en su primera etapa, la del personal de salud, seguirán los mayores de 60, luego la franja de 10 años anteriores y así sucesivamente hasta que la vacuna prácticamente sea universal, pero eso sucederá allá por junio del 2022, es decir, no estamos para bajar la guardia, ni ahorita, ni en muchos meses aunque prácticamente para junio de este año sea relativamente seguro andar en la calle.

No es para alarmar, pero si para reflexionar que debemos cuidarnos y ayudar a los trabajadores de la salud pues el número de contagios aun continua al alza, para ayer al medio día la cifra de contagios era de alrededor de 43 mil y 3,500 defunciones, solo en Tamaulipas, en México ya son más de 140 mil muertos y más de un millón 700 mil contagios.

Por ello es que a parte del personal de salud, también quienes deben recibir la vacuna en carácter prioritario son los que recolectan los desechos, trabajadores de limpieza municipal, tránsitos, policías, personal de Protección Civil y COEPRIS, quienes atienden en ventanillas, como las cajeras y cajeros, incluso a las que tienen tiendas en las colonias, tortillerías, los de los tianguis, esto para evitar la propagación exponencial o propiciar que hagan mejor su trabajo.

En fin, la situación es que una buena noticia, llegó la vacuna, pero hay que entender algo, la misma no servirá de nada si no ponemos algo de nuestra parte, por favor, cuídese para no ser parte de las estadísticas de contagios, a menos que quiera matar a un familiar cercano o a miles de mexicanos más si un maldito virus sin cerebro sigue siendo más inteligente que usted y se adapta antes a sus circunstancias y muta para hacerse imparable y más mortal.

Si aparejada a las vacunas los ciudadanos hacemos lo que nos corresponde para evitar contagios, puede ser que pronto tengamos la mejor noticia, que el virus se contiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here