Obligatorio establecer protocolos para proteger y prevenir a la población de la propagación de la nueva cepa de coronavirus.

La nota se ha leído 1820 veces

La nueva variante del coronavirus conocida como linaje B117, de mayor propagación, detectada recientemente en México obliga al Gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, a establecer los protocolos y medidas necesarias de diagnóstico, a fin de identificar, prevenir y contener su expansión.

Así lo planteó la legisladora del PRI, Mariana Rodríguez Mier y Terán, al proponer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión,  que el Poder legislativo haga un llamado al Ejecutivo Federal, para que reconduzca la política nacional de tratamiento del coronavirus y refuerce las medidas de diagnóstico con pruebas rápidas, que permitan un tratamiento oportuno, pero sobre todo, prevengan su dispersión.

La proposición demanda instaurar protocolos y acciones precisas para identificar, prevenir y contener la expansión de la nueva cepa de coronavirus. Asimismo que el Gobierno federal transparente los recursos, contratos y actuaciones para ampliar y garantizar la prestación en los servicios de salud, ante el incremento de ocupación hospitalaria y aumento de casos de COVID-19, incluida la nueva mutación.

A la Secretaría de Salud se solicita un informe detallado de las acciones llevadas a cabo en coordinación con las autoridades de las entidades federativas, en particular con las de Tamaulipas y Nuevo León, para identificar, dar seguimiento y contener casos de la nueva cepa de coronavirus, mejor conocida como variante linaje B117.

La también secretaria de la Comisión de Justicia, Mariana Rodríguez Mier y Terán,  argumentó que ante el desconocimiento que aún prevalece en relación con esta nueva cepa, las autoridades deben aplicar nuevos protocolos técnicos y médicos para  frenar su propagación.

Diversas naciones han tomados medidas emergentes, como evitar conexiones de transporte,  cierre de fronteras, instrumentan protocolos especiales a viajeros, incrementan el confinamiento o debaten nuevos programas de supervisión nacional. Sin embargo, en México a consideración del Gobierno federal no se han llevado a cabo medidas extraordinarias, a pesar de que fue detectado el primer caso el pasado 28 de diciembre en Tamaulipas y exista la sospecha de otro en Nuevo León.

Por último, recordó que el primer caso fue dado a conocer por la Secretaría de Salud de Tamaulipas, se trata de un hombre de 56 años que llegó a la Ciudad de México procedente de Ámsterdam y se trasladó a Matamoros; durante su arribo no presentaba síntomas, no obstante, días después su condición se agravó, fue intubado y conforme al último reporte se encuentra estable, pero lo preocupante es que se desconoce el paradero de personas que viajaron en ese vuelo, su condición de salud y si presentaron síntomas relacionados con la nueva variante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here