Dra. Gamboa, gran mentirosa 

La nota se ha leído 639 veces

Cero.- En este momento en que estamos siendo severamente golpeados los victorenses por una enfermedad sumamente contagiosa y mortal ocurre lo que hace unos años era impensable: que Hospital General de Cd. Victoria “Dr. Norberto Treviño Zapata” estuviera hecho queso, derrumbándose en pedazos.

En este momento el “H. G.” está prácticamente cerrado, como si fuera el hospital de una zona de guerra, o algo peor que eso. Pues, hasta donde he sabido los hospitales en tiempos de guerra funcionan, operan. No es el caso.

El “H. G.” en este lunes 11 de enero apenas está funcionando en un 20 por ciento. La energía eléctrica está al 40 por ciento de operación, los elevadores están fallando… pero lo peor es que no están funcionando los quirófanos, no funciona la Sección de Atención a la Mujer por lo que no hay partos, el TAC no funciona… ¿qué es el TAC? Es para decirlo en lenguaje médico una tomografía axial computarizada (TAC)… a la que también se denomina TC, es una prueba diagnóstica para obtener imágenes radiográficas del interior del individuo utilizando para ello los rayos X, y han de saber que el referido TAC es una prueba rápida, sencilla e indolora que puede aportar mucha información importante en el diagnóstico de múltiples enfermedades o en el caso de situaciones de urgencia.

Bueno, pues eso, el im-por-tan-ti-si-mo TAC no sirve, bueno sí sirve, pero como si no porque no hay luz y no puede funcionar. Así también muchos aparatos que necesitan una buena dotación de energía no son utilizados por los doctores ni las enfermeras.

En razón de ello los pacientes que llegan con gravedad son canalizados bien al Hospital Civil o directamente al Hospital Regional de Altas Especialidades, debido a que el H. G. está moribundo, agonizante, por no decir que está muerto, que ya falleció.

¿Y porqué está así el Hospital General? Muy sencillo, porque hace cosa de cuatro años amaneció ahí como Director General un oscuro individuo llamado Dr. Xicoténcatl González Uresti, que llegó para desmantelarlo. Y ocurrió que tras los pocos meses que estuvo como Secretaria de Salud la Lic. Lydia Madero García, llegó a ese importante cargo una doctora nacida en Los Altos de Chiapas, de nombre Gloria de Jesús Molina Gamboa, que  nunca le ha dado mantenimiento al hospital. Nunca, jamás durante todos los gobiernos corruptos del PRI, desde fines de los años 80 en que fue inaugurado el H. G. estuvo jamás en la lona. Hoy está a un paso de la tumba.

Sus sucesivos directores durante el corrupto régimen priista, siempre cumplieron con su chamba, hicieron su tarea para mantener al H. G. en altos niveles de servicio de calidad. Los directores que hicieron bien su chamba son Alejandro Tirado,  Américo Villareal Anaya y Jorge Salinas Treviño. Luego llegó el Gobierno panista y colocaron a Xico González Uresti como director. Hizo un excelente papel… pero para mal, para acabar con el H. G., en contubernio con la chiapaneca de Los Altos, Dra. Gloria de Jesús Molina Gamboa, que en medio de su desfachatez… ¿o locura? acaba de del declarar a la prensa… el día viernes 8 de enero, que el “Hospital General de Ciudad Victoria está funcionado al 100 por ciento”. ¿Por qué está en H. G. en la lona? Muy simple, nunca le dieron mantenimiento a sus equipos eléctricos. Cuando llegaron Xico y la Dra. Gloria Molina empezaron a fallar los elevadores…¿por qué? Dejaron de pagarle a la empresa que les daba mantenimiento. Y poco a poco empezó a deteriorarse todo lo demás. La referida secretaria de Salud, Gloria Molina dijo…. “no hay que darle mantenimiento, al cabo que nosotros nos vamos en el año 2022… ahí que se encarguen los que lleguen al Gobierno del Estado en ese año y que le den mantenimiento”.

¿Qué tristeza? Ni Xico ni Gloria quieren a Ciudad Victoria. El primero nació en Torreón, Coahuila, hijo de maestros y la segunda pues nació allá en Chiapas. La segunda ni siquiera ha de saber donde está San Carlos y menos donde queda Nuevo Morelos, o que significa “vamos a guerrerear” para la gente de Nuevo Laredo, o que es eso del “Rol del 17” para los victorenses. Tenemos a una forastera en el muy importante cargo de Secretaria de Salud de Tamaulipas. ¿Qué su pésimo trabajo le afecte en votos al Partido Acción Nacional? Le vale a la doctora Molina. Ella ni panista es.

Así de triste el panorama. El hospital H. G. fundado por el único galeno, doctor en medicina que hemos tenido como Gobernador en los últimos 40 años, el Dr. Emilio Martínez Manautou simplemente se encuentra  en su peor momento, con el Covid-19 que nos acaba de dejar este fin diez muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here