El Jr. , ¿La oveja negra de la familia morena?

La nota se ha leído 1106 veces

Mientras que el grueso de los aspirantes a la gubernatura tamaulipeca, en MORENA se empeñan en enviar mensajes de unidad, conscientes de que primero es el uno y luego el dos, en lo concerniente a la enconada lucha por el poder que se avecina, ante las huestes panistas, el operador de la política social en la 4T, pareciera que anda en otro planeta. Un cuerpo celeste..¿o  definidamente azul?, 

Por ahora, lo que se sabe, es que uno de los fuertes del JR, no es jugar en equipo.  En cambio sí se le da el narcicismo político. Y el individualismo. 

 A estas alturas del partido, el titular de los programas obradoristas en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, ya se diocuenta que el futuro sucesorio de la gubernatura no viene por su lado. Y ello se debe a que, por más que deshoja la Margarita, los mensajes desde el centro del país le siguen siendo adversos.      

El más reciente desengaño, ocurrió durante el año pasado con aquel famoso procesazo, cuyo contenido, fue interpretado por propios y extraños, como una clara muestra de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene sus dudas, en relación a la honestidad del JR, y de su clan familiar, en la ciudad de Reynosa. 

Para todos quedó muy claro que, el amplio reportaje publicado en Proceso , estuvo avalado por la mirada presidencial. Y que, con ello, prácticamente se estaba cancelando uno de los proyectos políticos personales más ambiciosos del futuro morenista en Tamaulipas. 

Este golpe político devastador contra el JR, ha generado dos consecuencias inmediatas. La primera es que se ha alejado del resto de la manada morena, y se ha enconchado, para lamerse sus heridas. Pero al mismo tiempo, pareciera qué la desilusión política que ahora lo agobia, ha terminado por acercarlo mucho más al sexenio panista, y particularmente al cabecismo.

A partir de esta circunstancia, el papel que está jugando José Ramón, de cara a las elecciones de este año, se avizora complejo, pues ya existen ciertas sospechas, de qué podría, (si no es que ya lo hizo),  entregarles el padrón asistencialista a los adversarios del presidente de la República en Tamaulipas.

 Lo anterior encaja perfectamente en la lógica del desplazamiento político, y de sus consecuencias psicológicas en el ámbito del presumible naufragio personal experimentado por JR.

 Si a lo anterior le agregamos, qué estamos hablando de un caso específico, donde la formación ideológica es inexistente, y donde solamente cuenta el pragmatismo a ultranza, a base de inyectar dinero, para comprar cargos públicos y políticos, entonces la sospecha de la que ya hemos hablado líneas arriba, cobra mayor fuerza.

De comprobarse que el JR está jugando un papel de Caballo de Troya en el partido color magenta, entonces la ciudad donde podría hacer más daño a la unidad de este partido, sería en Reynosa, considerado como el epicentro de lo que será la lucha por el poder en el 2021. Pero además, acreditada como el búnker del poder azul y cabecista en Tamaulipas.

En lo inmediato lo que se observa, es que el JR está torpedeando, y tratando de descarrilar la campaña del empresario Rigoberto Ramos, mismo que es considerado, de acuerdo a las encuestas, como el mejor posicionado de los candidatos de MORENA rumbo a la alcaldía de esa ciudad fronteriza.

Rigo ha hecho un excelente trabajo, y se le considera por propios y extraños, como el enemigo a vencer en Reynosa. Sin embargo, pareciera que su principal adversario no se encuentra en el PAN, sino más bien dentro de las filas de su mismo partido, pues José Ramón tiene su propia candidata, en la persona de la regidora Claudia Hernández, a la cual pretende llevar a la alcaldía. 

Habrá que ver qué es lo que opina de todo esto, el dirigente nacional de MORENA, Mario Delgado, quién tiene la encomienda del presidente de la República, de no ceder un milímetro de terreno político al panismo cabecista en nuestra entidad.

Pregunta compleja la que les dejamos a nuestros lectores, sobre todo cuando se trata de saber, en manos de quién está realmente, la estructura social del morenismo tamaulipeco.

 Es confiable la labor del actual operador de la política social y representante del Gobierno federal en Tamaulipas?

 Le estaremos dando seguimiento al tema.

 —–ZAFRA INFORMATIVA—ZAFRA INFORMATIVA—–

 El reciente registro del empresario y político priísta Enrique Cárdenas del Avellano, como precandidato a la Diputación federal por el quinto distrito electoral, mete ruido y de paso fortalece la contienda democrática, en lo que será la próxima jornada por el voto en el centro político del Estado. Y es que Cárdenas del avellano, es de los pocos priístas qué pueden jactarse de haber cruzado el pantano y no mancharse.

Pero además su discurso y su mensaje en la próxima campaña, promete alejarnos del tedio y de la mansedumbre entreguista y palera, a la que nos tenían acostumbrados los Edgar Melhem. Y alguna tristemente célebre, prófuga política que acaba de abandonar la clandestinidad de prianato, para declarar abiertamente su amor al PAN. Y conste que tenemos autoridad moral para decirlo, pues en su momento fuimos los primeros en denunciarlo, con todo y la represión de que fuimos objeto. Hoy la historia nos da la razón.

 En este mismo contexto, será muy interesante ver en el ruedo político electoral del quinto distrito, a dos políticos experimentados como lo son Cárdenas del avellano, y Felipe Garza Narváez. Todo lo anterior, en caso de que el prestigiado odontólogo, logré hacer realidad su candidatura externa morenista, por una curul en el Congreso de la Unión.

   

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here