Heber respetado a mujeres, condición para ser candidato

La nota se ha leído 1390 veces

Sí los partidos políticos que postularán candidatos en la llamada elección más grande de todos los tiempos ya saben que el asunto de la paridad de género va en serio, deberán tener presente que está en línea subido por el Instituto Nacional Electoral el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra la Mujeres, deberán de cuidar el 50-50 en las postulaciones de mujeres y hombres.

La hoja que existe en la Internet es una ventana a través de la cual se pueden ventilar observaciones en contra de quienes ejerzan violencia política contra las mujeres y los nombre quedarán expuestos, de tal manera que, como en ninguna otra elección esto de respetar a las mujeres viene más en serio que algunos dirigentes machistas de partidos políticos puedan creer.

Para la Consejera Electoral, Carla Humphrey Jordán se ha avanzado mucho en el asunto de implementar dos reformas, la de paridad total y la de la violencia política debido a género, ambas con éxito, porque a pesar de las observaciones que hicieran los Tribunales Judiciales sobre el acuerdo del INE para que la paridad en la postulación de candidatas y candidatos a las 15 gubernaturas, al final de cuentas quedaron como fue propuesto por el órgano electoral, aunque, con otras palabras.

Incluso, se había pensado ir más allá de la obligatoriedad de la postulación de casi igual cantidad de mujeres que de hombres, es decir, trabajar acuerdos con los partidos políticos para que, en siete u ocho entidades, todos los partidos postularan mujeres, para que quien ganara fuera una mujer, sin embargo, ya no será necesario, porque las mujeres contenderán contra hombres en igualdad de circunstancias.

También existe una acción que abona mucho a esto de evitar la violencia contra las mujeres y consiste en que quienes se postulen como candidatos tienen que firmar un documento en el cual asienten que no han ejercido ni fueron condenados por violencia familiar, doméstica, sexual o contra la intimidad sexual, que si bien no tiene que ver con lo electoral, impacta en forma directa en el combate a la violencia de género, ya que, nadie quiere que alguien que incurrió en ese tipo de delitos ocupe un espacio de elección y se corra el riesgo de que continúen en ese papel, en perjuicio de ellas.

Esto incluye además a los que manifestaron su intención de ser candidatos independientes para las Diputaciones Federales y las gubernaturas, por tanto, se elevará la calidad de la representación en el país y se contará con espacios libres de violencia contra las mujeres.

Pero, como se define la violencia política en ellas, de acuerdo con la versión dada a conocer por la presidenta del Comité que maneja el tema al interior del INE, Humphrey Jordán, negar la participación en actividades políticas, omitir la postulación o bien direccionar las decisiones a favor de los hombres, cuando existen igualdad de posibilidades para ambos.

Hubo mucho ruido en esto del 50-50 en la designación de candidatas y candidatos, porque la paridad aplica para todo en México y por tanto, se define como un principio Constitucional, aunque no se encuentre definido de manera literal, factor que al final de cuentas fue considerado por los Tribunales Judiciales para que prevaleciera ese principio y los partidos entienda que se trata de una obligación, así que el país estará acorde con los acuerdos internacionales que ha firmado para avanzar en que los espacios de decisión pública sean ocupados por mujeres.

La parte legal, su interpretación y la condena pública hacia aquellos que, en su papel de políticos hayan incurrido en violencia contra las mujeres, está bien clara, por ello, nunca como ahora, las condiciones están dadas para que al menos la mitad de los cargos públicos queden en manos de ellas, lo único lamentable es que, en plena época de precampañas, no haya ruido que haga ver la entusiasta participación de las mujeres para buscar se postulada a Diputaciones Federales, en el caso de la elección federal y dentro de poco para el proceso local, de renovación en alcaldías y diputaciones locales.

Alguien diría que mucho se ha hecho para que la paridad de género sea una realidad más allá del cien por ciento y la respuesta de ellas para intervenir en la política debería de alcanzar el mismo nivel, aunque no se aprecia en la dimensión necesaria.

Al ser la elección más grande de la historia, esta del año que viene, dicho por el Consejero Electoral, Ciro Murayama, al estar en juego más de 21 mil cargo de elección popular, quiere decir que más de 10 mil corresponderán a mujeres.

Es la primera vez que concurren las elecciones federales, en este caso para renovar la Cámara de Diputados, con 32 elecciones locales, en 15 de ellos las gubernaturas, 30 Congresos Locales y los Ayuntamientos de 30 entidades.

Obvio, si habrá más de 10 mil mujeres que puedan ser consideradas por los partidos políticos para las candidaturas y en caso de que no existan a nivel de dirigencias nacionales, estatales o municipales, tendrán que sacarlas de la militancia para su postulación, ya que, serán las elecciones de la paridad de género total y serán significativas, porque en el momento que los varones quieran ser candidatos, tienen que firmar por escrito que no han participado en violencia contra las mujeres y que nunca fueron acusados de ello.

Sería ilógico que, en plena defensa de la paridad de género, se colara algún candidatos con ese tipo de antecedentes, incluso, el la hora de Registro que tiene abierta el INE, podría convertirse en la forma de denuncias a quienes actuaron de mala forma contra las mujeres y ahora quieren gobernar en los municipios, las entidades o ser Legisladores, situación que no debe existir.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here