Madero y Matamoros, trompos en el aire…

La nota se ha leído 1831 veces

Hoy revisemos el futuro de la Cuarta Transformación y los espacios que tiene Morena en Tamaulipas. Y aquí, hay que hacer varios grupos como objeto de estudio.

a.- Ex priístas que se convirtieron en «más papistas que el Papa», es decir tricolores y ciudadanos, o de cualquier origen que compraron la narrativa de que AMLO es un mal menor que los generados en el pasado. Gastan sin control y se asumen duros vengativos con el sistema que no les dio  negocio y poder.

b.- Está el grupo dos, el de los que se han transferido a la 4 T pero que están concientes de los errores macro del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y que no tienen empacho en discutirlos en modo » fuera de libreta».

Aceptan en corto, la enorme lista de barrabasadas político administrativas, donde lo que más me aceptan, es lo pernicioso del sistema actual de salud. Los muertos hieden,  no se pueden, ni deben ocultar.

c.- El tercer grupo de Morena, integra a los que ingresaron a la 4T y que consideran, que la boca y tesis del Presidente es palabra sagrada. Adolescentes de todas las edades, estratos y condición económica, jubilados, burócratas y por supuesto legiones de docentes,especialmente de sus asociados de la SNTE, construidos, bajo la currícula del socialismo-nacionalismo trasnochado del tiempos del “echeverrismo”.

Con ellos, cuidado, todo va bien y es perfecto, todo en el pasado fue peor, los ricos lastimaron a los pobres, y la narrativa de polarización es bálsamo para sus facturas contra el sistema «neoliberal» que les empobreció. Para ellos, Cuba, Venezuela o Bolivia son íconos de desarrollo social.

(Hablo de lo que me consta, Cuba es deprimente y explotada por su clase superior «comunista» y pongo aparte a Ecuador que también conozco y dónde el desarrollo pro China y la instalación de franquicias internacionales es un contento).

1.- De eso, a pensar que el Socialismo es lo mío, a menos que sea Francés o Español, todo los demás, es un cuento de propaganda para repartir la riqueza, sin generar más.

2.- Regresemos al territorio de Tamaulipas, dónde prevalece  el siguiente debate. Tienen a Madero con Adrián Oseguera y a Matamoros con Mario López. Los dos tiene alto posicionamiento de la marca Morena.

3.- Sin embargo, tras la revelación de los ajustes de aspirantes, que tuvo el Partido Acción Nacional de Luis “Cachorro” Cantú, en la tierra de Erasmo González, aún diputado federal, la tranquilidad de la 4T, pasó de un  semáforo marrón, “tirando a verde”, a un rojo intenso y de alerta máxima para Morena.

4.- Y es que, quien manda, decidió hacer cambios que los pusieron a pensar. En la papeleta azul, van dos ex alcaldes que ya saben lo que es el control territorial. Jaime Turrubiates, cómo candidato a alcalde,  Joaquín Correa como candidato a diputado federal y el titular de deporte del Estado, Carlos Fernández, para quien, por la edad, llegarán tiempos mejores.

5.- Por meses la conversación fue que el gallo a la presidencia era Carlos Fernández, cuya capacidad nadie pone en duda. Su Currícula le avala y seguramente mucho tiene que aportar a Ciudad Madero.

No obstante, los datos de experiencia territorial, decantó que el mayor peso lo tengan quienes son verdaderos tigres de la política, cada quien, Turrubiates y Joaco, con su estilo pero eficientes.

6.- ¡Warning! La pregunta que dejamos, ahora para Matamoros, es saber, si en el territorio de Mario López ( quien llegó por el PES combo Morena), consolida el éxito ya sin la enorme bujía que significó en 2018 Andrés Manuel, y si AN realiza ajustes como sucedió en Madero.

7.- ¿Es obvio que el jefe de la Comuna, la actual diputada federal Adriana Lozano, Alejandro Mayer, la local Leticia Sánchez y nuevas cartas como el doctor Antonio Alfaro, son cartas fuertes, como para que AN ajuste su maquinaria?

Hoy la avanzada azul incluye, a los diputados Iveth Bermea, Héctor Escobar, Verónica Salazar, César Rendón, pero ya veremos si de pronto, reaparecen apellidos como Ramón Antonio Sampayo, Tomás Reyes, y por qué no, alguien fuera del abanico azul, pero con el suficiente bagaje político.

8.- Lo anterior es especulativo, pero, y si no. No soy pitoniso, clarividente y menos Nostradamus, pero nos queda claro algo. El Jefe Político de la entidad va por todo, cómo advertimos con datos en 2019, cuando en este mismo espacio, en al menos dos veces afirmamos Cabeza Vaca Gana Todo.

Nota: Es lunes para desayunar política, tener una buena  comida, un buen mezcal para «filosofar» de cena, enterrar las  emociones y dar paso a los negocios que cada quien pueda tener.

Nostra Política: Recriminaciones en mi WhatsApp 5544480360… La primer taza de café la pongo yo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here