Joel Biden Católico y Guadalupano

La nota se ha leído 3320 veces

¿Cuáles serán las consecuencias de que México y el Presidente AMLO, tengan a partir del 20 de enero próximo, a un Presidente católico y guadalupano en la Casa Blanca? Interesante de analizar el escenario, pero antes hagamos un breve recuento, de los antecedentes personales e históricos sobre el tema. 

 Se sabe que Biden trae siempre consigo un rosario de la patrona espiritual de México, la Virgen de Guadalupe. 

 Contra lo que pudiese pensarse del político más afortunado del mundo, por el enorme poder que está a punto de acumular, la historia de Biden está tejida de espinas, de sinsabores e infortunios. Perdió a su esposa e hija en un accidente, y posteriormente uno de sus hijos murió de cáncer. Ello habla de un hombre templado emocionalmente en las tempestades de la vida. 

 Tal vez por ello, porque ha sufrido los rigores existenciales, es que Biden, es dueño de un singular humanismo. Se le conoce por su mesura, y por su responsabilidad, en la manera de ejercer las tareas de Estado. 

   En  USA, un país conducido bajo la tradición protestantista, el catolicismo político, es un garbanzo de a libra. 

  En septiembre de 1953, el demócrata John Fitzgerald Kennedy, quien a la postre se convertiría en uno de los presidentes más jóvenes de Estados Unidos, se casó por la iglesia católica con Jackie Bouvier, (una de las mujeres más hermosas de su tiempo) y se fueron de luna de miel al puerto de Acapulco. 

En 1960, la tradición luterana y protestantista en el mando de la Casa Blanca, se vio interrumpida, por un jefe de Estado, que estrechaba una poderosa relación, no solo política, sino también espiritual con el Vaticano. 

  En 1962, el matrimonio presidencial de los Kennedy estuvo en México, en una visita oficial, y acudieron a escuchar misa, a la Basílica, considerada como el centro religioso más importante de la tradición católica en México. 

  Aunque perezosa, la historia tiende a ser recurrente, y hoy, después de casi sesenta años, vuelve a repetirse, con un Presidente electo de Estados Unidos, que es un católico practicante, como lo es el demócrata Joseph Robinette Biden Jr. Es así como Joe Biden como se le conoce en el ámbito del poder político global, y quien acaba de ser declarado como el Presidente electo, por las instituciones colegiadas de su país, asume las riendas del país más poderoso de mundo, como un Presidente católico y guadalupano. 

 ¿Cuál será la relación de Biden  con un Presidente mexicano como Andrés Manuel Lopez Obrador? Por lo pronto, en Palacio Nacional, podrían hacer alarde de aquel cuadernillo, en el cual AMLO, le dedica al Papa Francisco, grandes palabras de elogio: 

 “Para el Papa Francisco mi líder e inspiración, por su verdadero interes por los pobres y olvidados. En especial, por su atención a los jóvenes. Con todo mi afecto y gratitud: Andrés Manuel López Obrador”.      

  AMLO también es juarista. Pero ante todo ejerce un pragmatismo a ultranza. 

—-LA GIRA DE OSEGUERA, VALDERRAMA Y ERASMO EN MADERO—-UN MENSAJE DE UNIDAD Y PODER– 

  

 En la era de Oseguera, ciudad Madero, está viviendo un verdadero boom en lo político, y en cuanto a las expectativas presupuestales, para completar los siguientes tres años de desarrollo en esta urbe del sur tamaulipeco. 

AOK se observa como uin alcalde acorazado por las circunstancias favorables que lo rodean, y no ha desaprovechado esta situación. Uno de sus más recientes aciertos, es la de hacer equipo con el operador principal del presupuesto en la cámara baja del Congreso federal, Erasmo González Robledo. Y con uno de los tamaulipecos más cercanos al Presidente, como lo es el sociologo Rodolfo González Valderrama. 

 ¿Cómo interpretar la reciente gira de trabajo y de unidad política, del alcalde maderense Adrián Oseguera Kernión, quien estuvo acompañado por el títular de RTC en el país, Rodolfo González Valderrama y por el Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Erasmo González Robledo? 

 Los mencionados hechos tienen una lectura contundente, en el sentido del arropamiento que el Presidente de la república le está brindando al alcalde maderense, no solo en lo político, como ya se observó en días pasados, con la foto en compañía de la Secretaria de Gobernación Olgha Sánchez Cordero, sino también ahora, en lo que se refiere a una disposición para canalizar todas las necesidades sociales, y hacer realidad los proyectos contemplados, en materia turística y de modernización, en Madero.    

 La gira de Adrián, de Rodolfo y de Erasmo, culminó con el mensaje de González Valderrama, un auténtico broche de oro: 

 “Yo veo un ciudad Madero cambiado, aquí está gobernando nuestro amigo Adrián Oseguera, siguiendo el ejemplo del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con honestidad, austeridad y cercano a la gente”. 

  Según se observa,  la luycha por el gobierno de Tamaulipas, en el 2022, va a tener como epicentro, al sur.  No es fortuito que ya desde ahora, desde esta región, el morenismo-obradrismo, esté enviando mensajes de unidad y de poder.

POSDATA: Esta columna se tomará unas breves vacaciones decembrinas. Deseamos a nuestros lectores, una responsable y familiar Navidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here