Salario mínimo, al rescate del sistema de pensiones

La nota se ha leído 1060 veces

La pos-pandemia, tema en congreso de Medicina.

1.- Al Presidente López Obrador le pareció exageración lo declarado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), cuando la organización empresarial afirmó que el alza de 15 % al salario mínimo en 2021 provocará la quiebra de 700 mil empresas en los primeros tres meses del nuevo año.

La realidad es que el referido incremento suena bonito en los oídos de millones de mexicanos, pero no deja de ser una medida de 1er Mundo para aplicarse en un país, que pese a discursos demagógicos no ha dejado de pertenecer al 3er Mundo. En esa incongruencia no pueden cuadrar los números de una y otra parte.

La urgencia del Gobierno Federal por mejorar los salarios es justificable, porque de ello se deriva en automático un incremento en los recursos que se canalizan al IMSS, y esto a su vez,  tiene que ver con el sistema de pensiones que se encuentra colapsado. Claro que de quebrar las miles de empresas que augura la COPARMEX, no habrá tal inyección económica para la institución de seguridad.

Durante muchos años el sector patronal se escuda en un salario mínimo bajo, aunque de manera extraoficial pagaba otro sueldo o compensación, el trabajador, o no se enteraba o lo aceptaba, porque le daban a elegir entre menos percepción, o registrarlo con la suma real (más alta del mínimo), cuyo pago del Seguro Social e INFONAVIT se le descontaba de su ingreso. Te pago más y te registro con el mínimo, o te pago menos y te registro con más sueldo.

Desde el punto de vista político, la 4ª T gana terreno con la clase trabajadora, uno de los tres sectores que hizo fuerte históricamente al PRI a través de la CTM, principal central obrera, que ya no es estrictamente priistas, incluso su dirigente nacional el actual senador Carlos Aceves del Olmo fue un entusiasta comprador de boletos de la rifa del avión presidencial (o mejor dicho de su equivalente en pesos), adquirió poco más de 40 millones de pesos en “cachitos” o mejor dicho varios enteros.

La circunstancia es que las dos partes, gobierno y sector patronal en este momento tienen razón, uno en querer el 15 % que es alto, si se toma en cuenta que se aplica sobre el incremento aplicado el año pasado, un repunte salarial importante que hipotéticamente le ayudará a enfrentar la crisis pensionaria que tiene el IMSS.

Mientras que el sector patronal, tiene su parte de razón en cuanto a que no es este el mejor momento para aplicar este porcentaje de incremento, que ellos planeaban en un 6 %, quizá un punto medio sería lo ideal, un 10 % por ejemplo.

El propósito que el gobierno pone a la vista es que México va a remontar con ese 15 % ocho posiciones a nivel internacional en cuanto al salario mínimo, colocándose en el lugar 76 de 135 países, y el propósito que ha manifestado el Presidente López Obrador, es alcanzar un lugar entre los primeros 60 países con mayores percepciones salariales.

De acuerdo a lo determinado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), para 2021 el salario mínimo general que hoy es de $ 123.22, subirá a 141.70, en cuanto a la frontera norte, de $ 185.56 se incrementará a $213.39.

Sin duda suena bien, habrá que esperar sus efectos. Algunos especialistas consideran que los nuevos salarios mínimos generará una mayor actividad informal. El panorama es que la pandemia y su impacto en la economía, de todas maneras traerán el cierre de muchas empresas, familias de la clase media pasarán a la pobreza media, y los pobres serán aún más pobres, y el desempleo formal aumentará, es decir habrá menos asalariados pero mejor pagados. El tiempo nos dirá si este reacomodo económico social generará más bienestar que despropósitos, o a la inversa.

El viejo Parián carga sobre sus muros un siglo de historia, abrió sus puertas cuando Victoria tenía 10 mil habitantes, pero además, porque desde hace 3 décadas no le han dado mantenimiento, aseguran los locatarios más antiguos.

En fin, hay mucho por hacer, y Victoria requiere del apoyo del Gobierno del Estado para realizar proyectos de desarrollo que representan inversiones que no están al alcance del presupuesto, sobre todo ahora que los municipios no tendrán acceso a recursos extraordinarios por parte del Gobierno Federal.

En ese marco de circunstancias la alcaldesa Pilar Gómez está haciendo lo que el momento y las circunstancias le demandan como urgente y eso merece reconocimiento.

4.- La Facultad de Medicina de la UAT, “Dr. Alberto Romo Caballero” del campus Tampico, cerró el 2020 con un Congreso de Investigación que reunió los trabajos académicos realizados por los residentes de diferentes especialidades médicas en los diferentes hospitales de la zona sur, los conocimientos adquiridos en: IMSS, Hospital General, PEMEX, Psiquiátrico de Tampico y SSA fueron expuestos para el aprovechamiento de alumnos y docentes del plantel.

En esta 6ª Edición de una serie de Congresos, tuvo lugar la Conferencia Magistral, “La Investigación en tiempo de COVID”, a cargo del Dr. Raúl Izaguirre Ávila.

La jornada académica concluyó con la conferencia magistral: “Donación y Trasplante de órganos y tejidos” a cargo del Dr. Enrique Mario Olivares Durán.

El Dr. Enrique Álvarez Viaña, director del plantel universitario, mencionó la importancia de difundir mediante estos eventos académicos, los resultados de investigación, innovación y transferencia tecnológica en diferentes instancias del área de la salud y sobre todo, en torno a la nueva normalidad.

De esta manera se promueve la actualización frente a circunstancias del momento, como es el caso de la pandemia, con la cual se han transformado todas las actividades del conocimiento y muy particularmente en el campo de la medicina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here