Paisanos, bienvenidos o qué

La nota se ha leído 1512 veces

Preocupa el período Guadalupe-Reyes que implica la movilización de personas y familias, tanto al interior de las entidades como de esas al país y desde luego internacional por la llegada de los paisanos que, provenientes de zonas de alto contagio en los Estados Unidos de Norteamérica, deberían considerarse de riesgo a coronavirus.

El horno no está para bollos y no meter controles adecuados que impliquen cuarentena hasta por una semana en ciudades de los dos lados de la frontera, hace pensar en complicaciones que no deberían de existir, por tanto es ya un reto para las autoridades de salud de las entidades norteñas el manejo del arribo de los paisanos que quieren pasar la Navidad y el Año Nuevo con sus familiares en infinidad de entidades.

Son mexicanos y la verdad es que, sus familias están en espera de ellos, aunque también están ciertos de que, por la gravedad de la situación de salud provocada por la pandemia de COVID-19, muchos esperan que sus familiares no crucen la línea fronteriza para internarse en suelo mexicano, sin embargo, nada está escrito y seguro habrá quienes se la jueguen cual aventura de fin de año para llegar a los pueblos de sus familias.

En una acción de prudencia al cien por ciento, debería de pensarse que, por ser este 2020 un año atípico en todos los sentidos, los paisanos se queden a pasar la Navidad y el Año Nuevo entre los gringos, aunque casi nunca lo hayan hecho y que se comprueba porque después del 20 de noviembre de años anteriores comenzaban a llegar para ayudar a sus familiares en la organización de las reuniones familiares y fiestas decembrinas.

El asunto es que ahora podrían ser la causa contagios a sus familiares ya que, en los Estados Unidos de América, tienen un nivel más alto que en México y, debido a que, el sistema de salud del vecino país del norte no implica acciones de salud pública, allá todo es con seguro privado y en hospitales también privados, de ahí que, la probabilidad de que lleguen durante el lapso de Lupe-Reyes personas contagiadas, es alta.

Si el sentido común prevaleciera, las autoridades mexicanas ni deberían de preocuparse por la llegada de paisanos a las entidades del país, en virtud del cierre de las fronteras de aquí para allá y a que, la evolución de la pandemia tiene más complicaciones en el otro lado que en México.

La apuesta de quienes están al frente de las Jurisdicciones Sanitarias de la Frontera de Tamaulipas, es a que, quienes crucen para ver a sus parientes sean cientos y no decenas de miles como en años sin pandemia y mantener una aguda vigilancia epidemiológica para detectar de inmediato cualquier caso que puede desencadenar un rebrote local en las ciudades de esa región.

El período de Lupe-Reyes debe de quedar marcado por la inmovilidad en este 2020, opuesto a aquello que siempre ha sucedido, de ahí que la pregunta se encuentre el aire, son bienvenidos o no los paisanos en este mes de diciembre o bien, como lo han señalado algunas personas, estos es, que deben de quedarse allá, para que cada quien cuide su espacio y escenario a fin de evitar la pandemia

Los otros

Anda el run run de que el dueño de la poco acreditada Universidad del Norte de Tamaulipas, acaba de comprar los derechos del membrete denominado Fuerza Social Por México, un partido de nueva creación que ya está dado de alta en el Instituto Electoral de Tamaulipas, ´para que pueda presentar candidatos a los cargos que se disputan en la elección local que está en desarrollo.

Incluso, a este tipo de negociación con los responsables nacionales de PFSM, se debe que Yadira Cepeda Sosa, quien ha colaborado con él en otras venturas políticas, fuese designada como presidente del comité estatal, en que se había puesto de forma provisional a Alexandra Martínez Uresti, suyo nombre tiene registrado el IETAM y que, de ser cierta le entrega del membrete a los Chavira Martínez, se a sustituida de inmediato.

El Partido Fuerza Social por México, carece de estructura en la entidad, de ahí que, los dirigentes nacionales encontraron en el experredista, exindependencista, efímero panista y aspirante a regeneracionista, a la persona adecuada para que mueva las siglas por la entidad y que los espacios que tiene contratados para la publicidad de la universidad de su propiedad, puedan usarse para la promoción del nuevo partido político.

Desde luego que, se requiere de algo de trabajo y de gente que haga las cosas, pero, los Chavira Martínez, saben como cobrar en política y las curules tanto en la Cámara Federal como en la de los Diputados locales, son espacios de pasión para ellos, así que, pensar en la adjudicación plurinominal de ese tipo de cargos equivaldría al pago perfecto, siempre y cuándo el porcentaje de votación supere al tres por ciento, porque así está previsto en la Legislación electoral del país y de la entidad.

Después de sus andanzas en al capital del país, todo hace pensar que el reynosense excandidato a la gubernatura de la entidad por Regeneración Nacional, Héctor Garza González, comenzará a trabajar en la entidad para hacer política, obvio que generará expectación entre los grupos que pululan en torno al partido del Gobierno Federal, ante la creencia de que tiene muchas puertas abiertas en la grilla nacional.

El desempeño político que el exfuncionario de Gobernación ha tenido le colocan al frente de las luchas que haya en cada región para tratar de posicionar a Regeneración y hacer creíbles los resultados que dicen las encuestas sobre el margen de preferencia que tiene respecto a los partidos políticos tradicionales y aquello que se acaban de incorporar a la talacha electoral.

Por demás esta decir que Garza González amplió su capital político en los últimos dos años, porque recorrió la geografía de la entidad en varias ocasiones tanto como responsable de la administración de la Secretaría de Educación Pública y en la de Gobernación, aunque más en la primera, porque le permitió llegar hasta la sociedad que vota a través de los profesores y funcionarios del área educativa.

Resolvió infinidad de cosas pendientes y siempre puso por delante las demandas y necesidades planteadas por los maestros y padres de familia de la entidad, así que, verle por la campiña política de Tamaulipas debe ser algo muy normal para un aspirante a Regidor, Síndico, Alcalde, Diputado local o Diputado Federal en potencia y que tiene la camiseta bien puesta, porque no es de los arribistas a los que rechazan los regeneracionistas de reciente cuño, como la empresaria Reyna Garza Hinojosa que está resuelta a ser otra vez candidata a Legisladora.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here