Cayó de la gracia

La nota se ha leído 1722 veces

Todo parece indicar que el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, cayó de la gracia del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que no será el encargado de la distribución y la aplicación de la vacuna en contra del coronavirus, como se esperaba, por ser el funcionario estrella de la estrategia implementada por el gobierno de la llamada 4° Transformación.

          Aunque López Obrador aprovecha cualquier oportunidad para destacar el trabajo de López-Gatell Ramírez, resulta sospechoso que lo haga a un lado para que sean los militares, quienes se encarguen de la distribución y aplicación de las vacunas en contra del coronavirus.

          Se habla de que el también llamado “rockstar” de la 4° Transformación todavía no tiene lista la estrategia para la distribución y aplicación de la vacuna a pesar de que desde hace varias semanas el canciller Marcelo Ebrard Casaubón había informado que se había logrado el acuerdo con la farmacéutica Pfizer para la compra de 34 millones de dosis.

          A propósito, puede causar confusión la información que dio ayer por la mañana la Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Martha Delgado Peralta, quien reveló durante una entrevista que sólo llegarían 249 mil 600 vacunas a México en diciembre, sin embargo, se trata de una primera entrega ante la creciente demanda que tiene a nivel mundial.

          De regreso a la llegada de la vacuna en contra del coronavirus, a diferencia del Reino Unido que desde hace meses tiene listo el plan de vacunación de la población que iniciará el próximo lunes 7 de diciembre, en México todavía no hay nada definido porque mientras allá se tienen los nombres de las personas que serán inmunizadas y los lugares en donde se les aplicarán las dosis, aquí ni siquiera se sabe por dónde empezar.

          Desafortunadamente, no es la primera vez en que la sociedad mexicana sufrirá la improvisación que ha caracterizado a los funcionarios del sector salud, como se puede constatar en el hecho de que no se han surtido en forma eficaz los medicamentos para niños o personas con cáncer, entre otras enfermedades que esperan y se desesperan porque no se surten sus recetas.

          Es por eso, que no se puede descartar la posibilidad de que el doctor López-Gatell Ramírez cayó de la gracia del presidente López Obrador, puesto que ahora los militares se encargarán de la distribución y la aplicación de la vacuna en contra del coronavirus cuando llegue a nuestro país.

          Por otra parte, vaya escándalo que se generó ayer cuando salió la noticia de que los diputados federales recibirán la cantidad de 328 mil pesos antes de que se vayan a sus casas para celebrar la navidad y el año nuevo, sobre todo cuando la mayoría de la población carece de lo elemental luego de que muchos perdieron sus empleos a causa de la paralización de actividades decretada por el gobierno federal para evitar la propagación del coronavirus en el país.

          Los diputados federales recibirán 74 mil 672 pesos por su dieta mensual, más 140 mil 504 pesos por sus 40 días de aguinaldo, pero también tendrán ingresos por 45 mil 786 pesos por asistencia legislativa, además de 28 mil 772 pesos de atención ciudadana y 38 mil 363 pesos de atención ciudadana.

          En contraste, más de 3 millones de personas no tendrán para la cena de navidad ni mucho menos para dar regalos de año nuevo luego de que perdieron sus empleos, según la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por el Covid-19 en las Empresas, que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

          La encuesta reveló que más de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas cerraron en forma definitiva sus puertas y por ende se registró el despido de 3 millones de personas, quienes no han recibido ningún apoyo económico por parte del gobierno federal.

          En temas más amables, el presidente López Obrador enviará hoy una terna de mujeres al Senado para la elección de la sucesora del vicegobernador del Banco de México (Banxico), Javier Eduardo Guzmán Calafell, cuya gestión concluye el próximo 31 de diciembre.

          La terna podría estar integrada por Galia Borja Gómez, quien actualmente se desempeña como titular de la Tesorería Nacional; además de Claudia Álvarez Toca, directora general en Banxico y Patricia Armendáriz Guerra, directora general de la Financiera Sustentable.

          Se habla de que la elegida pueda ser la empresaria Armendáriz Guerra, quien acompañó a López Obrador a la reunión que sostuvo con el presidente Donald Trump en Washington para la entrada en vigor del nuevo Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here