Voraces e indolentes

La nota se ha leído 1965 veces

No hay duda de que los diputados federales resultaron voraces e indolentes porque ignoraron las reglas propuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE) en torno a la reelección que buscarán por primera vez en las elecciones del 2021, ya que no solicitarán licencia ni mucho menos renunciarán a sus ingresos mensuales que ascienden a casi 150 mil pesos.

El acuerdo que concretaron en la reunión del pleno de la Cámara de Diputados de la semana pasada establece que sólo necesitarán notificar que desean buscar la reelección en las elecciones del 2021, cuya decisión fue duramente cuestionada por la presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, Claudia Zavala Pérez.

Como se recordará, el Consejo General del INE había acordado que los diputados federales que deseen buscar la reelección deberían solicitar licencia 60 días de la elección, es decir a partir del 3 de abril, además dejarían de percibir ingresos extras como es el caso de Asistencia Legislativa y para Atención Ciudadana, sin dejar de mencionar que si son diputados de mayoría no podrían buscar ahora una diputación por el principio de representación proporcional, o por un Distrito Electoral distinto al que fueron electos la primera vez.

          Las propuestas del INE de inmediato fueron cuestionadas por los diputados federales, por lo que se abrió un espacio para la discusión y alcanzar un acuerdo para que obtener unas reglas justas y equitativas, pero no quisieron batallar y acordaron por mayoría que buscarían la reelección sin solicitar licencia y con el goce de todos sus ingresos económicos.

          Ante esta abuso descarado y vil, la consejera Zavala Pérez anunció que conforme a las facultades del INE se establecerán las reglas que deberán de cumplir los diputados federales que deseen buscar la reelección en las llamadas elecciones intermedias del 2021.

          Anunció que antes del próximo 4 de diciembre el INE establecerá las reglas de la reelección para los diputados federales, incluso advirtió que en caso de que no les gusten, podrán impugnarlas ante el Tribuna Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que preside el magistrado Felipe Fuentes Acevedo.

          Y en caso de que TEPJF decida apoyar a los diputados federales voraces e indolentes que sólo quieren notificar que buscarán la reelección, entonces el mejor castigó será el voto ciudadano en contra de estos abusos que minan el sistema político de nuestro país.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema de la elección intermedia del 2021, resulta que el presidente Andrés Manuel López Obrador se fue en contra de la alianza electoral que buscan consolidar los dirigentes nacionales Marko Cortés Mendoza del PAN, Alejandro Moreno Cárdenas del PRI y Jesús Zambrano Grijalva del PRD, con el propósito de evitar que Morena siga teniendo mayoría en la Cámara de Diputados.

          López Obrador afirmó que las y los candidatos de Morena y sus aliados ganarán las elecciones intermedias del 2021, puesto que nadie, según él, quiere el regreso de los conservadores.

          De gira por Baja California Norte, el sábado pasado pidió a sus seguidores a cerrar filas en torno a la 4° Transformación para evitar el regreso de regímenes corruptos, luego de destacar la importancia de que Morena y sus aliados conserven la mayoría en la Cámara de Diputados.

          En otro tema, los gobernadores Javier Corral Jurado de Chihuahua, Enrique Alfaro Ramírez de Jalisco, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo de Guanajuato, Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León y Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas, presentaron por separado controversias ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en contra de la desaparición de los 109 fideicomisos para tratar de rescatar poco más de 68 mil millones de pesos que requieren en sus presupuestos del próximo año.

          Se espera que el resto de los integrantes de la llamada Alianza Federalista de Gobernadores (ALFEGO) se sume en los próximos días para que la SCJN intervenga conforme a derecho y logren restituir los recursos que se manejaban a través de los 109 fideicomisos en cada entidad.

La desaparición de los fideicomisos afectará a sectores productivos en el campo y la industria, sin dejar de mencionar el terrible golpe para la ciencia y la investigación, la educación, la cultura, incluso en áreas tan sensibles como la falta de apoyos a las víctimas de la violencia que se vive en el país.

El colmo fue la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) cuando comunidades enteras de Chiapas y Tabasco sufrían los embates de las torrenciales lluvias con el pretexto de que se seguiría prestando la ayuda necesaria, pero resulta que a casi un mes de la tragedia muchas personas no han recibido el apoyo gubernamental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here