El Senado mexicano aprueba la reforma que elimina el fuero presidencial

La nota se ha leído 1607 veces

MÉXICO.-El Senado mexicano aprobó el jueves un cambio en la Constitución que permitirá juzgar a presidentes mientras están en el cargo. La medida, que es histórica, elimina el blindaje del que han gozado los mandatarios, ajenos al ecosistema jurídico vigente para el resto de los ciudadanos. Al menos la mitad de los Congresos de los Estados –17– deberán refrendar la decisión de la Cámara Alta para que se haga efectiva.

Este viernes, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha celebrado la noticia. “Quiero agradecer mucho a los legisladores, en este caso a los senadores, porque se aprobó la iniciativa que enviamos de quitar el fuero presidencial. Esto es un hecho verdaderamente histórico. No se podía juzgar al presidente en funciones por cualquier delito, sólo por traición a la patria, y esto significaba un fuero; ahora, con esta iniciativa, con esta reforma a la Constitución, se va a poder juzgar al presidente por cualquier delito como a cualquier ciudadano. Se termina el fuero”, ha dicho el mandatario.

Después de casi dos años de dar vueltas en el Congreso, la iniciativa, que ya había pasado por la Cámara de Diputados, ha sido aprobada por 89 votos a favor. La eliminación del fuero presidencial fue una de las promesas de campaña de López Obrador y una de las primeras iniciativas de su Gobierno. En diciembre de 2018, el Ejecutivo mandó su propuesta a la Cámara, pero la falta de acuerdos entre su partido, Morena, y el resto de las formaciones políticas retrasó su aprobación.

La medida implica modificar la redacción de dos artículos de la Constitución, el 108 y el 111. El primero incorporará la idea de que el presidente podrá ser imputado o juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier persona mientras ocupe su cargo. El segundo, que cualquier acusación contra el jefe del Ejecutivo deberá pasar por el Senado.

Esta segunda parte ha provocado las críticas de parte de la oposición. El senador del conservador PAN, Damián Zepeda ha criticado la reforma y la ha calificado de simulación. “Decir que el presidente se va a quitar el fuero es falso y no se vale engañar a la gente. No es cierto que se le pueda procesar como a cualquier ciudadano”, ha dicho.

La senadora Xóchitl Gálvez, también del PAN, ha criticado igualmente el espíritu de la reforma. “Hoy se quiere quitar el fuero al presidente, pero en realidad no se quita. Este Gobierno usa verdades a medias. Es importante que los mexicanos sepan que hoy se amplían los delitos por los que el presidente puede ser juzgado, pero no le estamos quitando el fuero”.

Por su parte, el senador de Morena Martí Batres ha celebrado la aprobación. “Hoy en día el presidente no podía ser juzgado por más de un centenar de delitos federales y por los cientos de delitos que contienen en su conjunto los códigos penales de los estados. Hoy en día el presidente no puede ser juzgado por robo simple, lesiones, allanamiento de morada, despojo, homicidio culposo. Pero con esta reforma podría ser juzgado por cualquier delito. La inmunidad quedaría eliminada”.

Con información dehttps://elpais.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here