Queda “basura” por barrer

La nota se ha leído 1210 veces

Sin dinero, porque los que se fueron se llevaron todo, la administración de Victoria empieza a encarrilarse en su función de prestar los servicios básicos. La “barredora” de funcionarios entró duro.

A veces los ciudadanos quisieran las cosas más rápido –lo cual se refleja en la prensa- y exigen resultados urgentes. Todo tiene su tiempo.

La presidenta de Victoria, Pilar Gómez Leal, trae su estilo. Sin bailar zumba ni un ostentoso aparato de seguridad, recorre colonias para entrevistarse con grupos y personas. A veces lo que falta, y ella lo sabe, es que la autoridad baje a terreno, que se maneje a nivel de cancha.

No hay obras porque  el alcalde Xicoténcatl González no justificó ningún proyecto para aterrizar dinero federal en 2019, ni en 2020. Pero la diferencia la puede hacer una palmada en la espalda y saber escuchar a los vecinos.

Lo que se dice es que, “la lleva bien pero le queda basura por barrer”.

Ya se deshizo en el aparato municipal del nefasto lastre pernicioso, pero le falta cerrar con broche de oro poniendo de patitas en la calle a rémoras que siguen incrustados.

Hay otro ambiente en la capital. Las redes sociales le bajaron de tono. Regresó el respeto hacia la figura de la primera autoridad local, que Xico arrastró dentro de sus sesiones etílicas.

Pero queda basura. El caso concreto es en la dirección de Cultura Física y Deporte, a cargo de Juan Torres Sena, quien no hace ni deja hacer trabajo a los deportistas.

Una carta enviada a la alcaldesa Gómez habla de las amenazas e insultos de Sena y su colaborador Rodolfo Blanco, para con los promotores deportivos y dirigentes de ligas y clubes, con no permitirles el uso de los espacios públicos, “si nos reunimos para hacer mejoras a campos”.

Es firmada por Felipe Emmanuel Galván, de la colonia López Portillo, quien dice que le prohibieron –al igual que a todos los grupos y organizaciones deportivas- hacer limpieza las canchas, “que porque estamos trabajando con otros partidos políticos”.

Pistas y campos  lucen enmontados y abandonados porque el señor Sena no hace la tarea, pero les prohíbe a los deportistas limpiarlos porque cree que están al servicio de la competencia electoral.

En ningún espacio municipal se pueden hacer mejoras, ni barrer ni chapolear. Los encargados de hacer cumplir la orden son su gente que llevó a Deportes hace dos años, cuando recibió el nombramiento: Rigoberto García y José Rodolfo Blanco.

La basura también sigue en la Comapa, según la denuncia recibida por esta colaboración. Falta que la presidenta tome el control del organismo para que imponga su estilo de atención y cortesía.

Mencionan los inconformes que gran parte de la mala imagen (rencor social), deficiencias y problemas laborales del organismo son generados por la actuación déspota y desatinada del Gerente Técnico, Antonio Navarro Beltrán, calificado por el personal como un “estomaguito” que ya debe irse.

Hay malestar entre el público por los cortes de servicio, fugas y trato déspota cuando los usuarios reclaman, y malestar sindical por las prepotencias y groserías del aludido.

Dicen que llegó como “iluminado” en noviembre del 2019 junto con el “todólogo” Román Castillo Airola, diciendo que había pasado ya por la gerencia general y presumiendo experiencia. Y lo fue pero en 1983, es decir, hace 37 años.

Regresó por imposición de un Javier Pito que trabaja para la Comisión Estatal del Agua.

El llamado que  hacen propios y extraños es que la presidenta Gómez Leal tome el control de la Comisión, para que imponga su estilo de diálogo y concertación con los trabajadores, y de atención con los usuarios.

Un dato nos dice que Navarro llegó a Ciudad Victoria procedente de Tepezalá, estado de Aguascalientes, a laborar en lo que antes era la Junta de Agua Potable.

Años después de pasar por la gerencia se tituló como ingeniero civil por la Universidad de San Luis Potosí. Se ha especializado en agua y drenaje sanitario a través de su empresa particular. Es proveedor y contratista del Gobierno del Estado y el DIF.

Como presidenta del Consejo de Administración, lo que se haga o deje de hacer en el organismo reflejará en la alcaldesa. Hay varias gerencias en que se necesita su mano: La comercial, financiera, administrativa, técnica y la de vinculación, además de varias subgerencias.

El mismo personal dice que estamos en periodo electoral y se necesita generar imagen, y no acrecentar el  rencor que genera la falta de agua en las llaves de media capital.

Por otro parte, este lunes el IETAM resolvió siete juicios sancionadores en contra de alcaldes, funcionarios y ex funcionarios acusados de generarse propaganda personalizada y actos anticipados de campaña. El único condenado fue Don Ciro Hernández Arteaga, precandidato de Morena a la alcaldía de Altamira, con muchas posibilidades de ganar.

Se le impuso una “amonestación pública” y le ordenaron retirar su propaganda de la “CH”, de Chapulín Colorado, de todos los espacios, incluyendo el cibernético.

Aunque usted no lo crea, y con esas sanciones que no valen la pena, los demás puros inocentes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here