Sí por México

La nota se ha leído 1772 veces

El colectivo “Sí por México” se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el presidente Andrés Manuel López Obrador, puesto que no sólo ha logrado a casi un mes de su creación el respaldo de los dirigentes Marko Cortés Mendoza del PAN, Alejandro Moreno Cárdenas del PRI y Jesús Zambrano Grijalva, sino también el despertar ciudadano ante la crítica situación que se vive por errores u omisiones de la llamada 4° Transformación.

Tan se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza que López Obrador mandó a investigar a las empresas de los fundadores del colectivo “Sí por México”, es decir Gustavo de Hoyos Walther y Claudio X. González Guajardo, quienes señalan que se trata de una maniobra de intimidación, pero que no les preocupa porque tienen todo en orden.

Cuando el tabasqueño se enteró de la creación del colectivo “Sí por México” de inmediato trató de desacreditarlo al señalar durante una de sus conferencias mañaneras de que se trataba de la segunda versión del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA), que mantiene ocupado el zócalo de la Ciudad de México.

Incluso, se mofo de sus creadores, es decir de De Hoyos Walter y de González Guajardo, al afirmar en forma textual: “Me da hasta ternura, sentimiento, me conmueven. Son tan sinceros…”

El colectivo “Sí por México” está integrado por más de 400 organizaciones civiles de todo el país, como es el caso de Observatorio Ciudadano, que preside Luis Antonio García Chávez, mejor conocido como Franky.

En su presentación, la periodista Beatriz Pagés Rebollar dio a conocer los seis ejes de la agenda del colectivo: 1) Una democracia plena; 2) Seguridad, acceso a la justicia y combate a la corrupción; 3) Economía inclusiva que combata la pobreza; 4) Un sistema de salud y educación universal con calidad; 5) Igualdad sustantiva de género y combate a la violencia contra de las mujeres; 6) Un medio ambiente sano y sustentable.

En su elocución, Pagés Rebollar explicó que la prioridad del colectivo es convencer a dirigentes de los partidos políticos que conformar una alianza para quitarle la mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones del 2021, ya que desde el 2018 se perdió el equilibrio de fuerzas que había logrado importantes avances en el sistema político del país.

El primer paso ya está dado, luego de que los dirigentes del PAN, PRI y PRD se comprometieron a establecer una alianza en el 2021, incluso van juntos en las elecciones de gobernador en Michoacán, Nuevo León, Sonora y Zacatecas, sin descartar concretar otros acuerdos en otras entidades federativas.

Por otra parte, la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui, ya no sabe que pretexto poner para tratar de justificar la actitud descortés del presidente López Obrador, quien se niega a reconocer el triunfo electoral Joe Biden con el cuento de la Doctrina Estrada.

Incluso, la embajadora Bárcena Coqui envió un comunicado al equipo del presidente electo Biden con tan mala suerte que se mal interpreto la palabra “prospective” por presunto, cuya confusión agravó aún más la tensión política que hay entre el gobierno de López Obrador y quien será el sucesor del presidente Donald Trump a partir del próximo 20 de enero.

Afortunadamente, el equipo de Joe Biden se ha mostrado respetuoso de la decisión de López Obrador, sin embargo, diversos analistas políticos señalan que la relación bilateral puede sufrir un drástico cambio, sobre todo después de que el mandatario mexicano se negó a sostener una conversación telefónica con el presidente electo de los Estados Unidos.

En otro tema, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, se siente muy seguro de que no se procederá en contra de él ante las inundaciones registradas en Tabasco.

Bartlett Díaz hasta se burló de la acusación que le hizo el gobernador Adán Augusto López Hernández, luego de señalar durante una entrevista saliendo del Palacio Nacional que “le daba risa”, cuyo desdén generó un fuerte descontento entre la población tabasqueña que sufre en carne propia los efectos de las inundaciones por el desfogue de la presa Peñitas.

El respecto, el presidente López Obrador señaló que las acusaciones en contra de Bartlett Díaz son “politiquerías” de quienes se han visto afectados por la supuesta depuración administrativa de la CFE, además de que sin del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), hay recursos necesarios para auxiliar a los damnificados por las inundaciones en Tabasco, Veracruz y Chiapas.

No hay duda de que Bartlett Díaz es uno de los hombres de confianza del presidente López Obrador, sin embargo, conforme pasa el tiempo el director general de la CFE acumula una serie de acusaciones de corrupción, como es el caso de la venta de gas remanente que no ha podido comprobar, entre otras irregularidades cometidas en lo que va de su gestión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here