Segunda de noviembre

La nota se ha leído 720 veces

El título de hoy se refiere a dos temas del pandémico 2020, empezando con El Buen Fin, que se entiende como un evento comercial anual en este país instituido en el 2011, casi al final del gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), a iniciativa de los comerciantes organizados del país y del propio gobierno federal.

Noviembre fue seleccionado para la promoción y distribución de productos y servicios de diversas empresas con la idea de fomentar el comercio, a través de ofertas, descuentos y/o rebajas en precios y créditos bancarios sin intereses.

Este es un Buen Fin es pandémico, quizá único en su versión y por lo mismo, todas las tiendas y los clientes deberemos observar las medidas sanitarias que exigen las autoridades en este renglón.

Zoé Robledo, titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), insiste en las recomendaciones para continuar con la sana distancia, el uso del gel antibacterial, el cubre bocas y mascarilla. Además, recomendó comparar y verificar productos en línea, evitando, acudir a las tiendas o en última instancia, ir a una sola, sin hacer un tour de almacenes.

Lamentable pero real, por el tema de la Pandemia, los mexicanos y la humanidad está dividida en opiniones y acciones, gracias a algunos gobernantes que juegan el papel de multiplicadores conductuales, como en el caso del presidente Donald Trump, Manuel López de México, Bolsonaro de Brasil, y tantos más en el mundo, que no solo menosprecian la amenaza, sino que instan a sus gobernados a seguir su ejemplo, sin decir una palabra.

En el mismo tema, pese a la supuesta incertidumbre de la elección presidencial de los vecinos, el virtual triunfador, Joe Biden, según la proyección de varios medios de comunicación como la BBC y los principales medios de comunicación mundiales, ha dado sus primeras instrucciones para conformar su comité de Salud para enfrentar con mayor energía esta pandemia.

Lamentablemente el todavía presidente, Donald Trump, promovió con su solo ejemplo y algunas declaraciones, que hicieron dudar hasta de la existencia de la enfermedad, medidas contrarias a las dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El virtual triunfo de Joe Biden supone situaciones especiales con el mundo, como China, porque Trump fue el principal azote de ese país al declararle una guerra comercial, imponerle duras sanciones, y de culparlo por la pandemia de coronavirus. Ahora con el triunfo de Biden es otro el reto para el sistema político chino.

Corea del Norte alguna vez describió a Biden como un «perro rabioso», ahora Kim Jong-un, debe de estar haciendo cálculos cuidadosos antes de provocar al nuevo presidente de Estados Unidos. La reunión entre Kim y Trump, supusieron grandes oportunidades para colocar fotos en los libros de historia, aunque dejaron poco contenido sustancial.

Corea del Sur ha advertido al Norte, está a la expectativa, igual que Rusia, por las diferencias entre Putin con Biden, para un gobierno más previsible en Washington puede ser el lado positivo del triunfo de Biden para Rusia

El Kremlin tiene un agudo sentido del oído. Así que cuando Biden identificó recientemente a Rusia como «la mayor amenaza» para Estados Unidos, se oyó alto y claro en Moscú.

Alemania, por su parte, tiene la esperanza del retorno a unas relaciones amistosas con un aliado clave, pero sin sobresaltos, por lo que se interpreta que Alemania respirará aliviada porque las disputas de Trump con China, inquietaron a los exportadores alemanes y es notoria su mala relación con la canciller, Angela Merkel.

El cuestionado presidente venezolano, Nicolás Maduro, espera un alivio de las sanciones con Biden, pero este ya ha dejado claro que lo ve como un «dictador», Nicolás Maduro repite hasta la saciedad que Trump y el «bloqueo» estadounidense son los culpables de la histórica crisis de Venezuela.

Finalmente, México, pudiera ver un nuevo comienzo con Biden, tras unos años de aparente cordialidad y buena sintonía con el presidente Donald Trump, al presidente de México, Manuel López, le tocará empezar una relación casi de cero con Joe Biden, porque fue muy claro apoyo a Trump de cara a las elecciones y haya un claro cambio en temas como migración, seguridad y narcotráfico de la agenda bilateral.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here