El patio trasero… 

La nota se ha leído 1041 veces

El liderazgo de Andrés Manuel López Obrador se ve desde cualquier parte de México, quiérase o no es el presidente más querido de los últimos 50 años o más, pero, aunque no lo admitan sus adoradores, ese cariño lo están tirando al cesto de la basura por su necedad de atender las cosas a capricho, de no reconocer derrotas.

Poco a poco, por ejemplo, se nota un enorme desinterés, quizá abandono, de la mayoría de la clase intelectual, de muchos en la prensa y de gran parte del empresariado al gobierno federal al que acusan de atacarlos, censurarlos, de quitarles recursos, de dejarlos solos en la pandemia, y es un grave problema porque los quejosos creen que de aquella frase de lograr la cuarta transformación de México solo queda el slogan.

Hoy la inseguridad, el desempleo, la pobreza, los asuntos de salud y educación son menos importantes que cualquier programa cómico, ah, y que no sea una novela o el fútbol porque de plano se paraliza el país, más si los juegos son de la liguilla de este mediocre campeonato mexicano y se escucha el grito de gol.

Somos ciudadanos de medio pelo, ciudadanos de lunes a viernes y solo de ocho horas al día que siempre se interrumpen a la hora de las novelas, o cuando en la televisión se exhiben programas grotescos como el de Laura, una serie de narcos o el futbol, pero no todo es culpa del pueblo, lo es más del gobierno que eso inspira.

En todas partes se nota desilusión y, la mayor de las veces, hasta temor a hacer las cosas, los mexicanos abandonamos al país, lo dejamos en manos del gobierno de Andrés Manuel y su equipo qué, está visto, no saben qué hacer, van dando tumbos y todavía creen que nuestro problema tiene origen en la pobreza, el desempleo, la educación mediocre, y el poco trabajo en prevención que se hace en salud cuando lo que nos duele es la impunidad, la corrupción, la mala educación y un gobierno ineficaz que se caracteriza por el desdén y el capricho con el que se manejan las autoridades.

El gobierno federal va por el errático e incierto rumbo que siguió Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa o el del loquito de Vicente Fox Quesada, el expresidente ahora metido a próspero entrevistador y promotor de la legalización de la mariguana.

Obvio, se necesita más interés de la población para recuperar la paz, efectivamente, urge transformar a México pero en buen sentido, enseñarle a la gente a estar pendiente del país las 24 horas del día, los sábados y domingos, haya o no haya partido de fútbol, este o no cachondeándose una actriz escultural o sentimental con cualquiera de sus novios en la televisión.

Nos urge entender que lo que no haga nuestra gente no lo hará el gobierno y, aunque nos cueste, comprender que tampoco vendrán a hacernos las cosas desde el extranjero, que no ganamos nada con dividirnos o pelearnos porque gane Biden o Trump, al final parece que ambos nos trataran igual y ahí esta otro grave problema, ahora nos dividimos hasta por la política de Estados Unidos en lugar de preocuparnos por si ya pasó el camión de la basura, por fin hay agua o han bacheado las calles.

Hace muchos años algún ocurrente dijo que México más que socio era el patio trasero de los Estados Unidos, quizá intentó decir que somos el sitio predilecto para dejar su mugrero, hoy, más que patio trasero este país parece su colonia, un lugar donde, además de poder dejar sus desperdicios, también producen sus esclavos.

Basta que truenen los dedos los del gobierno gringo para que ocurran muchas cosas en México, todas malas, de ahí que se diga que si allá les da una gripita acá padecemos de inmediato una pulmonía, hablando económicamente.

Pero no solo es eso, también les producimos la droga y cada vez más nos hacemos sus consumidores de armas, tal vez, por si a ellos se les antoja jugar a las guerritas urbanas lideradas por narcos, como ocurrió todo el sexenio de Felipe Calderón, continúo con Enrique Peña Nieto y sigue en esta parte de Andrés Manuel donde los asesinatos se dan de todos los tamaños y de todas las formas imaginables o no.

Más triste es que Joe Biden puede no ser diferente a Trump, a Barak Obama, George Bush, Bill Clinton, ni de todos los demás que han ocupado ese puesto, a ellos no les interesa este país, ¿un ejemplo?, antes por lo menos tenían la precaución de frenar la violencia, ahora parece que hasta como laboratorio experimental en el uso de armas, de todos los alcances, somos utilizados.

Eso es en resumen lo que le da Estados Unidos a México, mal trato, abuso, y ya ni siquiera somos su patio trasero porque no cuidan de nuestra seguridad, ahora somos su colonia, quizá, le repito, hasta su laboratorio para medir los daños de las guerrillas urbanas, de la delincuencia, y por supuesto, de la letalidad de sus armas y si, lo muy preocupante es que todavía nos peleamos por su política electoral, como si a ellos les interesara nuestra opinión.

GANA UAT CONCURSOS DE CREATIVIDAD E INNOVACIÓN CIENTIFICA… Alumnos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) obtuvieron el 1er y 3er lugar del 22° Certamen Estatal de Creatividad e Innovación Tecnológica organizado por el Consejo Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología (COTACYT).

Tras pasar favorablemente la etapa regional, los alumnos Alan Jassiel González Lezama y Carlos Arturo Hernández Gómez fueron acreedores del primer y tercer lugar respectivamente en la categoría superior de este certamen, en la cual participaron estudiantes de licenciatura y técnico superior de todo lo estado.

Alan Jassiel González Lezama, de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Rodhe, obtuvo el primer lugar con su proyecto «LISTUAL», una aplicación para secundarias y preparatorias creada con su compañero Edwin Flores Jiménez.

La aplicación consiste en notificar a los padres de familia si sus hijos están entrando a la escuela y a todas sus clases. Esto con el fin de ayudar a disminuir la deserción y ausentismo escolar y al mismo tiempo, a procurar que más gente tenga estudios.

Por su parte, el alumno Carlos Arturo Hernández Gómez, perteneciente a la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo en el campus Sur de la UAT, obtuvo el 3er lugar con su proyecto “Método para el aprendizaje del lenguaje de programación PYTHON (MAPP)”.

Su propuesta es una aplicación móvil para Smartphone con sistema operativo Android, que busca guiar el aprendizaje del lenguaje de programación Python; fomentar el autoaprendizaje y que los estudiantes cuenten con mejor material didáctico para aprender programación.

La ceremonia de premiación del certamen fue realizada a través de Facebook Live desde el Centro de Medios del COTACYT, encabezada por el Director General de este organismo, Dr. Arnoldo de la Garza Guerra.

De esta manera, la UAT propicia la participación de la comunidad universitaria en el diseño de proyectos y la creación de nuevos productos o servicios de interés para la comunidad, el estado y el país; fomentando entre sus estudiantes el aprecio por la ciencia y la tecnología, y una actitud proactiva e innovadora en la solución de problemas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here