AMLO-Biden, ¿y ahora qué?

La nota se ha leído 2031 veces

Ante la derrota de DONALD TRUM, el mundo está expectante.

Particularmente México, cuyo presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR apostó a favor de la fallida reelección de su vecino, pues su discurso del 8 de julio, cuando visitó a TRUMP en Washington tras la entrada en vigor del T-MEC, proyectó un voto de confianza a su permanencia en la Casa Blanca.

Ahí, AMLO lo exaltó:

«A usted presidente TRUMP le agradezco su comprensión y ayuda que nos ha ofrecido en comercio, petróleo, así como su apoyo personal para la adquisición de equipos médicos que necesitábamos con urgencia para tratar a nuestros enfermos del COVID-19, pero lo que más aprecio es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía”.

Y TRUMP, retribuyó la cortesía:

Somos amigos contra todo pronóstico”, le dijo a AMLO.

“Presidente (LÓPEZ OBRADOR), estamos conmovidos de saber que esta es su primera visita al extranjero desde que asumió su mandato. Es un honor que su primera visita sea a la Casa Blanca”.

“La relación de Estados Unidos y México nunca ha sido tan estrecha”.

Hoy, cuatro meses después, el escenario luce catastrófico para TRUMP.

Incierto, para AMLO.

[Y con el Canciller EBRARD a la cabeza, Morena parece tener perdida la posibilidad de un gobierno transexenal].

Con JOE BIDEN en la presidencia norteamericana –asume el 20 de enero del 2021–, habrá que reconfigurar la política exterior de México con Estados Unidos, pues los demócratas impondrán otras reglas… sin excluir que se erijan como guardianes de los derechos humanos y la democracia social en el hemisferio.

¿Se refuerza Acción Nacional?… parece evidente.

¿Qué más se espera?: parece inminente el fortalecimiento de los medios de comunicación en México, tras que la prensa norteamericana enfrentó a TRUMP y le apagó el micrófono por interpretar que mentía en sus declaraciones.

Esa acción provoca debate en México y los medios examinan la posibilidad de aplicar la misma restricción a AMLO en las “mañaneras”, dado que esa tribuna está convertida en un paredón de enjuiciamiento público.

La presencia BIDEN en la Casa Blanca da un respiro al planeta y aquieta las aguas del continente, pues el belicismo de TRUMP nos mantenía en el desfiladero de una tercera –última y definitiva— guerra mundial.

Ahora, emulando a sus seguidores, nosotros también diremos: “con BIDEN en la presidencia, el mundo tendrá un nuevo día”.

… Aunque LÓPEZ OBRADOR se niegue a reconocerlo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here