Odio y terror…

La nota se ha leído 982 veces

La política de los últimos tiempos se ha basado en sembrar terror y en provocar odios más que en difundir propuestas de trabajo o proyectos de partidos políticos, de esto no se salva ni Estados Unidos donde vimos a un candidato prometió un muro en la frontera con México y que ya no les quitaríamos, según él, los empleos y el otro lo mismo, pero en otras palabras.

En México hace muchas elecciones sucede lo mismo, la lucha es entre los transas de izquierda y los transas de derecha, entre los fifís y los chairos, entre los rateros, los más rateros, entre los delincuentes contra los matones, es eso, solo terror y odio es lo que se siembra.

Para dar un ejemplo de lo que me menciono, en el 2017 ganaron elecciones municipales personajes sin ninguna preparación, si proyecto, ahora vemos que muchos son inútiles e incluso incapacitados para la administración pública y, por si ello fuera poco, algunos bien rateros, su éxito consistió en señalar a los del adversarios de corruptos, en vender mentiras en el sentido de que ellos resolverían el problema de la noche a la mañana, los resultados hoy los padecemos y quizá el ejemplo más claro sea aquí en la capital.

¿Por qué triunfa el terror y odio más que la propuesta o por qué ganan personajes de los que tenemos la certeza que carecen de capacidad y experiencia para hacer las cosas diferentes en los municipios, Estados o Naciones?, la razón es sencilla, la política esta desprestigiada, cualquier cosa bonita o propuesta que le quiera hacer y vender un candidato no es creíble por la simple razón de que pocos cumplen su palabra una vez que ganan, ya están instalados en los presupuestos, pero si vende el acusar al adversario, el dividir y asustar.

Obvio que hay políticos más o menos decentes, que tienen intenciones de sacar adelante a sus pueblos, de eso no hay duda, pero, para desgracia nuestra, se pueden contar con los dedos de la mano, son más los que se juntan con las fuerzas del mal, los que prefieren mentir para ganar que quedarse con las ganas de rasguñar presupuestos.

Es muy triste, pero parece que los políticos buenos no tienen cabida en los procesos electorales de la actualidad, da la impresión de que no caen bien o, peor aún, se contaminan y convierten pronto en parte de la escoria de la política por la ambición de ganar.

Hace poco más de dos años en Victoria ganó la alcaldía un hombre que prometió una ciudad sin baches, sin basura, con agua en todos los hogares argumentaba Xico González que conocía la solución y no sería como el anterior alcalde que tenía colonias sin agua por largos periodos, el resultado es que se agudizó la crisis del vital líquido, que hay más colonias sin agua potable y ahora por más tiempo, no solo eso, hoy le agregamos problemas de alumbrado, recolección de basura y de baches, para que dimensione, lo que se ha hecho en esta ciudad viene de dinero estatal ya que del presupuesto municipal nadie sabe cómo se invierte, o mejor dicho, se invierte en otras cosas que todos sabemos pero no son de beneficio colectivo sino de unos cuantos, ahora, ¿cómo ganó Xico la elección si ya lo conocían de sus andares como priísta y director de un hospital?, muy fácil, solo sembró odios, terror, solo eso, le hizo creer a la gente que su antecesor era bien ratero cosa que puede ser cierta pero, por lo que vemos, ellos resultaron peor o por lo menos eso parece.

Así han sido las elecciones de los últimos años y no es un mal nuestro, lo mismo pasa en el resto del mundo, el ciudadano parece estar empeñado en retirar a los buenos de la política y dispuesto a seguir cayendo en el terror y el odio como motivo principal de elección y los políticos lo saben, por eso surgen términos como chairos, como fifís, por eso nos dividen cada día más.

Los resultados son más pobreza, más división, a veces que ni entre la misma familia se puedan hablar, vea Estados Unidos, en todas partes estamos igual.

La tragedia nos debe llevar a poner las barbas a remojar, a entender que la política debe buscar el bien común, los políticos, sobre todo los que están o han estado en el poder, deben comenzar un proceso de reconciliación y unidad nacional antes de que suceda una tragedia peor como son matazones o que se maten los de la izquierda contra la derecha, antes de que alguien quiera acabar con los fifís o los chairos nomás porque sus liderazgos dicen que los odian porque son bien rateros o tontos aunque no muestren prueba de ello o, peor aún, no actúen diferente ni contra quienes gritan son sus enemigos porque en los hechos los tratan muy bien, no los llaman a cuentas.

Si está bien señalar malas administraciones y sería mejor que metieran a la cárcel a cada uno de los rateros o corruptos, lo que está mal es seguir dividiendo, seguir sembrando odio porque es obvio que, en corto plazo, la cosecha no nos va a gustar.

NO HABRA AUMENTO DE IMPUESTOS EN NUEVO LAREDO… La Ley de Ingresos para el 2021 que presentará el gobierno municipal será conservadora y no contempla pedir financiamiento, aseguró el alcalde Enrique Rivas Cuéllar, además no se considera el incremento a impuestos para el próximo año.

El alcalde dio a conocer que la propuesta se presentará esta semana ante el Cabildo, pues los municipios tienen hasta el 10 de noviembre para hacerlo.

Destacó dos puntos muy importantes en esta ley, el primero que no pedirán préstamos, y el segundo, no aumentarán los costos de los impuestos en beneficio de Nuevo Laredo y de los neolaredenses.

“Yo resalto dos cosas, se está presentando un paquete económico muy conservador que en primer lugar no tiene contemplado ni pensado llevar a cabo un financiamiento, tampoco habrá aumentos a los impuestos de los aprovechamientos de los derechos”, subrayó Rivas Cuéllar.

Agregó que de todo lo que concierne y faculta a la autoridad municipal para la recaudación de las contribuciones, no viene incremento ni en base grabable ni en tasa, por lo que es importante que la ciudadanía sepa que el gobierno municipal está siendo muy responsable en ese sentido.

“No hay mucha variación en la Ley de Ingresos en relación con la del año pasado, porque también queremos ser muy conservadores, ya que en esta ocasión no vamos a contar con el Fondo para Seguridad, son 30 millones de pesos que desaparecen por completo además se disminuye en más de un 50 por ciento los recursos de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE)”, informó el munícipe.

Señaló que la disminución del presupuesto de CAPUFE se debe a que este año bajó el número de cruces y esto tiene una repercusión para Nuevo Laredo.

“Recibíamos un poco más de 25 millones de pesos, ahora estaremos recibiendo 12 millones de pesos debido a esta disminución de cruces”, concluyó Enrique Rivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here