¿Funcionará alianza PAN-PRI?

La nota se ha leído 900 veces

Desde que los dirigentes nacionales del PAN y del PRI, Marko Cortés Mendoza y Alejandro Moreno Cárdenas, respetivamente, acordaron concretar una alianza para cerrarle el paso a Morena y sus aliados en las elecciones intermedias del 2021, surgió la inquietud entre militantes y simpatizantes de ambos partidos políticos acerca de que sí funcionará está estrategia, cuando históricamente han sido rivales acérrimos en las contiendas electorales del país.

          Lógicamente que “el fin justica los medios”, como dice está frase popular, sin embargo, que se requiere para que sea efectiva y logre desplazar a Morena y a sus aliados cuando tienen el respaldo político del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya popularidad sigue por arriba del 50% de las preferencias electorales a pesar de las fallas u omisiones que ha tenido a casi dos años de su gobierno.

          Y ahora que el dirigente estatal del PRI, Edgardo Melhem Salinas, anunció que está dispuesto a formar una alianza con el PAN en Tamaulipas, todo parece indicar que el proyecto va en serio y que ambas dirigencias negociarán las nominaciones en los 9 distritos electorales para lograr obtener todas las diputaciones federales que estarán en juego en las elecciones del 2021.

          No se descarta la posibilidad de que está “alianza sui géneris” se dé también en varias alcaldías, sobre todo en los 10 municipios más grandes de la entidad, es decir en Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo, Matamoros, San Fernando, Victoria, Mante, Altamira, Madero y Tampico,

          La primera condición para que la alianza entre el PAN y el PRI funcione, y se logre arrebatar el control de la Cámara de Diputados a Morena y las 10 alcaldías más importantes de la entidad, será que no nominen a candidatas o candidatos de siempre, es decir aquellos que llegaron a cargos de elección popular por ser familiares, amigos o socios de quienes detentan el poder en ambos partidos políticos, como ha sucedido hasta ahora.

          Deben proyectar que hay un verdadero cambio, que entendieron el mensaje que la ciudadanía expresó en las elecciones federales y locales del 2018, por lo que ahora sería conveniente nominar una candidata o un candidato ciudadano, que goce de prestigio y honorabilidad entre los votantes de los 9 distritos electorales federales y los 10 municipios más grandes de la entidad.

          También podrían nominar a militantes que han “sudado la camiseta” tanto en el PAN como en el PRI, pero que no han tenido una oportunidad de buscar el voto popular porque fueron desplazados por los familiares, amigos y socios de quienes detentan el poder en ambos partidos políticos.

          Hay gente con mucha experiencia y con un fuerte liderazgo que están esperado desde hace tiempo una oportunidad, así como también jóvenes que empiezan a asumir nuevas responsabilidades partidistas y que forman parte de la nueva generación de políticos que tienen ideas vanguardistas para conquistar el voto en las elecciones federales y locales del próximo año.

          En otro tema, la designación del magistrado José Luis Vargas Valdez, como nuevo presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) seguramente cayó como “una cubeta de agua fría” para todos aquellos que buscan un cambio en las elecciones del 2021.

          Vargas Valdez obtuvo este cargo luego de inclinar la balanza a favor de los intereses políticos del presidente López Obrador, como cuando pretendió echar para atrás el triunfo de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo (QEPD), luego de la impugnación que presentó el entonces candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta.

          También Vargas Valdez fue el autor de la resolución que le negó el registro a la asociación política “México Libre” como partido político, como siempre quiso el presidente López Obrador para no tener que enfrentar a una oposición fuerte lidereada por Margarita Zavala Gómez del Campo y por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

En cambio, Vargas Valdez avaló a Redes Sociales Progresistas (RSP) y Fuerza Social por México (FSM) que también tuvieron los mismos problemas en torno a las aportaciones económicas de sus simpatizantes, sin embargo, son organizaciones políticas que apoyan abiertamente a López Obrador.

Por último, el Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Tamaulipas, que preside la maestra Olga Alicia Castro Ramírez, lanzó la convocatoria para la designación de consejeras y consejeros para los 9 Consejos Distritales en la entidad, cuyos interesados deberán de inscribirse en la página electrónica del INE a más tardar el 12 de noviembre, además de cumplir con los requisitos establecidos por las leyes electorales vigentes, entre los que se encuentran ser mexicano, estar en pleno goce de sus derechos políticos y civiles, además de estar inscrito en el Registro Federal de Electores y contar con credencia para votar vigente, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here